ELMERCURIO.COM Volver

Comprometió también cooperación en inteligencia:
Cameron ofrece a Francia base aérea británica en Chipre para atacar al Estado Islámico en Siria

Martes 24 de noviembre de 2015

Fran ç ois Hollande y David Cameron rindieron un homenaje a las 89 víctimas del teatro Bataclan, en París.Foto:THE ASSOCIATED PRESS

"Apoyo la acción emprendida por Hollande para luchar contra el EI y estoy convencido de que mi país debe efectivamente hacer lo mismo", dijo el Primer Ministro tras reunirse con el Presidente francés en París. Esta semana presentará su estrategia al Parlamento.
 


JAVIER MÉNDEZ ARAYA 

En una firme muestra de apoyo a Francia, el Primer Ministro de Reino Unido, David Cameron, anunció ayer que su país pone a disposición de Francia la base militar británica Akrotiri, en la costa sur de Chipre, para reforzar la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Tras reunirse con el Presidente francés, François Hollande, en el Palacio del Elíseo, Cameron indicó que Reino Unido "hará todo lo posible" para ayudar a Francia, convencido de que la amenaza es "común" y de que su país debe intervenir en Siria.

El compromiso británico incluye reforzar el intercambio de información de inteligencia y asistencia adicional para reabastecer combustible en vuelo a los aviones franceses.

"Apoyo la acción emprendida por Hollande para luchar contra el EI y estoy convencido de que mi país debe efectivamente hacer lo mismo", señaló el Primer Ministro. Cameron destacó que también se puede hacer "más" para luchar contra la amenaza que presentan los combatientes extranjeros cuando vuelven a sus respectivos países, e instó por una mayor protección de las fronteras europeas y control del tráfico de armas para evitar que caigan en manos de terroristas.

La visita de Cameron a Francia se produce diez días después de los ataques yihadistas que sacudieron París y que cobraron la vida de 130 personas. Antes de su reunión en el Elíseo, ambos líderes visitaron la sala de conciertos Bataclan, en el centro de la ciudad y escenario del peor de los atentados, donde los terroristas mataron a 89 asistentes a un concierto de rock.

Hollande reafirmó también su determinación de combatir al grupo yihadista. "Vamos a intensificar nuestras incursiones aéreas, vamos a escoger los objetivos que ocasionen el mayor daño posible a esa organización terrorista", dijo el Mandatario.

Francia lanzó ayer su primera operación desde el portaaviones "Charles de Gaulle" sobre Siria e Irak con bombardeos, según fuentes del Estado Mayor del Ejército francés. Con su llegada a la zona de operaciones en el Mediterráneo oriental, el portaaviones francés -buque insignia de la Armada gala- triplicó la capacidad operativa de Francia, que hasta ahora actuaba desde bases en Jordania y los Emiratos Árabes Unidos.

Nuevos planes

El Jefe de Gobierno británico adelantó que esta semana presentará al Parlamento su estrategia para enfrentar al EI, que incluye bombardeos a objetivos yihadistas en Siria.

Cameron está -según la prensa británica- convencido de que los ataques en París y el voto unánime en el Consejo de Seguridad de la ONU el pasado viernes instando a sus miembros a combatir al EI, se reflejarán en un apoyo parlamentario que hasta ahora ha sido esquivo. En 2013, la Cámara de los Comunes rechazó una intervención militar en Siria, en lo que supuso una derrota para el Primer Ministro. Pero en aquella ocasión el objetivo era el régimen del Presidente Bashar al Assad. En septiembre del año pasado el Parlamento autorizó la participación de Reino Unido en los bombardeos contra el EI en Irak.

"Es necesario forjar nuevos planes de cooperación internacional, porque hoy el escenario ha empeorado y el Estado Islámico se muestra como una importante fuerza militar de movimientos rápidos y muchos recursos económicos. La preocupación inmediata es destruir su infraestructura y evitar que el EI pueda controlar más territorio en Siria e Irak", explica a "El Mercurio" Richard W. Murphy, analista del Middle East Institute, en Washington.

Este jueves Cameron tiene previsto presentar su plan detallado en la Cámara de los Comunes y dar a los diputados una semana para reflexionar antes de someterlo a votación. Así, según los cálculos del gobierno, Reino Unido podría estar bombardeando Siria antes de Navidad.

El Primer Ministro se comprometerá, según el diario español El País, a no invadir Siria ni desplegar tropas terrestres, y detallará los planes para la formación de un gobierno transitorio en Damasco que reemplace a Al Assad. Pero insistirá en que no cree que haya que esperar a que se forme ese gobierno para unirse a los bombardeos contra el EI.

 Intensa agenda

El Presidente francés François Hollande tendrá esta semana una intensa agenda diplomática con el objetivo de conformar una coalición única para luchar contra el EI. También solicitará "mayor apoyo operativo", según fuentes diplomáticas galas.

Martes 24

Se reúne hoy en Washington con el Presidente estadounidense, Barack Obama.

Miércoles 25

Recibe en París a la Canciller de Alemania, Angela Merkel.

Jueves 26

Se reúne en Moscú con el Mandatario de Rusia, Vladimir Putin.

Domingo 29

Recibirá en París al secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el surcoreano Ban Ki-Moon, y al Presidente chino, Xi Jinping.

Según el Palacio del Elíseo, también mantendrá una reunión con el Jefe de Gobierno italiano, Matteo Renzi.

Reino Unido destinará 250.000 millones de euros a Defensa

El Primer Ministro, David Cameron, anunció ayer en el Parlamento un plan para aumentar la capacidad militar y de inteligencia del Reino Unido ante nuevas amenazas como el terrorismo del Estado Islámico y los desafíos planteados por Rusia.

La llamada Revisión de Defensa Estratégica y Seguridad prevé invertir 250.000 millones de euros en la próxima década en equipos militares de última generación y unidades de despliegue rápido.

La propuesta de Cameron es crear dos nuevas brigadas móviles, con 5.000 miembros cada una, dotadas de vehículos blindados Scout y que estarán operativas en 2025.

También se adquirirán nueve aviones de exploración aeromarítima Boeing P-8, equipados con armamento contra embarcaciones y submarinos, así como ocho nuevas fragatas Tipo 26.

El poder aéreo se reforzará con la compra de 42 aviones de combate F-35, 24 de los cuales se destinarán dos nuevos portaaviones.

Mientras los servicios secretos contratarán a 1.900 nuevas personas, unos 10.000 soldados estarán listos para apoyar a la policía en caso de atentados como los de París.