ELMERCURIO.COM Volver

Déficit habitacional en la capital de la II Región llega a las 21 mil viviendas:
Aprueban mayor altura para edificaciones en el 80% de la ciudad de Antofagasta

Martes 24 de noviembre de 2015

Los proyectos inmobiliarios en Antofagasta se han desarrollado hacia el sur (cerca de las Ruinas de Huanchaca), donde son escasas las ofertas por menos de 2.000 UF.
Foto:CARLOS SANTANA F.

Cambios a plan regulador son provisorios y apuntan a destrabar proyectos de inversión por US$ 34 millones, que están paralizados desde marzo.
 


CARLOS SANTANA FLORES 

Edificios de hasta 24 pisos de altura en algunos sectores céntricos de gran plusvalía y alta densidad habitacional en la ciudad de Antofagasta podrán construirse a partir de 2016.

Se trata de una modificación al plan regulador comunal a través de más de 100 enmiendas que cambian normas de edificación en el 80% del territorio de la capital minera, unas 2.400 hectáreas en total.

La medida, según el municipio nortino, se efectuó para aumentar el coeficiente de constructibilidad, lo que implica que un proyecto inmobiliario podrá contar con un mayor número de pisos y, por ende, se edificarán más unidades habitacionales, hecho que aumenta la factibilidad de este tipo de iniciativas.

En la capital minera, de acuerdo a la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), el déficit habitacional es de 21.000 viviendas. Además, proyecciones de la OCDE estiman que al año 2035 se necesitarán 50.000 nuevas viviendas, de las cuales 14.000 son para sectores vulnerables.

Los cambios, además, permitirán reactivar parte de 40 proyectos inmobiliarios detenidos a inicios de este año por las restricciones que existían para construir en altura y por la derogación de una norma de 2014 (frente predial mínimo), lo que generaba una menor rentabilidad de los proyectos. Cerca de US$ 34 millones de inversión están congelados desde marzo.

El plan regulador de Antofagasta, que aún está vigente, data de 2002 y estaba pensando para 350 mil habitantes al año 2022. Sin embargo, en la última década, el crecimiento poblacional fue del 20%, y ya superó esa cantidad de personas en la urbe.

Thomas Muller, presidente de la CChC en Antofagasta, sostuvo que "ahora, cada empresa tendrá que hacer su análisis y definir qué proyectos podrá materializar. Lo que hay que destacar es que con las enmiendas no es volver a la normalidad, es decir, a las mismas condiciones que había hasta antes de tener problemas con el coeficiente de constructibilidad y altura de los proyectos, sino que son solo una pequeña ayuda, y ya hemos observado que algunas empresas han decidido descartar sus proyectos a raíz de este problema, vendiendo el suelo o destinándolo a otro tipo de iniciativas".

Jorge Honores, asesor urbanista del municipio, apuntó que "se está trabajando en un nuevo plan regulador para la ciudad, el cual podría tardar unos tres años. El antiguo plan no consideraba, por ejemplo, el tema de la densidad (población por m {+2} )".

Con las enmiendas se aumentó en un 30% más el coeficiente de constructibilidad y el porcentaje de ocupación de suelo.

Además, se disminuyó en 30% la exigencia de estacionamientos para edificios residenciales, entre otras medidas provisorias.

1.400
viviendas se vendieron en Antofagasta en 2014, mientras que en 2013 la cifra alcanzó las 2.700 unidades.

50.000
nuevas viviendas se necesitarán al año 2035, según la OCDE, para solucionar el déficit habitacional de la capital minera.

$400
millones destinó el municipio de Antofagasta para desarrollar el nuevo plan regulador de la ciudad en 2016.

297.000
personas, aproximadamente, viven en la capital regional, con una densidad poblacional de 9,8 habitantes/km²