Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski están mejor posicionados para el 10 de abril:
En Perú, las elecciones presidenciales de este año se definen hacia la derecha

Los candidatos favoritos y otros abogan por mantener el modelo de libre mercado que ha hecho crecer al país.  

Nicolás García de Val 

De mantenerse en las urnas los resultados de la última encuesta Datum, que da 37% de intención de voto a Keiko Fujimori y 14% a Pedro Pablo Kuczynski, las elecciones presidenciales en Perú serán, probablemente, una definición entre una visión populista y otra liberal, pero ambas con un sello de derecha en esta oportunidad.

Kuczynski, representante de Peruanos por el Kambio, posee una gran trayectoria como tecnócrata exitoso; ha sido ministro varias veces, tiene mucho prestigio internacional y ha formado un muy buen equipo, lo que le ha proporcionado el apoyo de las clases medias y altas. Keiko, en cambio, tiene el respaldo de los sectores populares y ha hecho un trabajo político importante en todo el país, aunque no se tienen muchos datos sobre su futuro equipo de gobierno.

La actual líder de las encuestas, además, tiene por detrás la figura de su padre, el encarcelado ex Presidente Alberto Fujimori, quien, durante los años 90, impulsó programas sociales de corte clientelista que le valieron respaldo popular, mientras aplicaba un fuerte programa de desregulación y liberalización económica.

Este vuelco a a la derecha que empezó en la década de 1990 en Perú está determinado, en gran medida, por la debilidad y dispersión de las agrupaciones de izquierda, que solo han figurado como apoyo a otros proyectos políticos, en calidad de aliados secundarios, según comentó a "El Mercurio" el director del Instituto de Opinión Pública de la Universidad Católica de Perú, David Sulmont.

"La única 'excepción' fue (el actual Presidente Ollanta) Humala, que, entre el 2006 y el 2011, ocupó la izquierda del espectro político, pero que nunca se definió él mismo como de izquierda y, tras entrar al gobierno, dio un giro al centro", explica Sulmont.

Según los especialistas, la dicotomía izquierda-derecha ha sido reemplazada por la de "nuevos-viejos", dejando a un lado las diferencias programáticas o ideológicas y los cuestionamientos al modelo, y centrándose en las capacidades de cada candidato.

Esto fue lo que impulsó la candidatura de Julio Guzmán -quien recientemente fue inhabilitado por la justicia electoral- que se presentó a sí mismo como una alternativa a los políticos tradicionales y alcanzó a estar segundo en los sondeos.

"En esta oportunidad, la gente está votando más por las personas y por la emoción, puesto que, en su mayoría, las propuestas son todas muy parecidas. Cosas como que PPK (Kuczynski) le haya puesto sus siglas a su partido y que la mayoría de la gente no supiera ni siquiera cómo se llamaba el partido de Guzmán son muestra de ello", dijo a este diario Alfredo Torres, director de Ipsos Perú.

El tercer lugar

Los únicos candidatos propiamente de izquierda, en los que sí está presente una diferencia programática, son Alfredo Barnechea de Acción Popular y la representante de Frente Amplio, Verónika Mendoza, quienes tienen un 9% y 8%, respectivamente, según Datum, un alza de 6 puntos porcentuales cada uno con respecto a las cifras anteriores de la encuestadora.

Durante su campaña, Barnechea sí ha cuestionado el modelo, defendiendo la necesidad de darles más valor a las empresas del Estado y poniendo el acento en posiciones más intervencionistas como, por ejemplo, la posibilidad de controlar las tasas de interés. Mientras que Mendoza -quien cuenta con dos magísteres en Ciencias Sociales, uno en la Universidad La Sorbona de París y otro en la Universidad Nacional de Educación a Distancia en Madrid- plantea la necesidad de modificar la Constitución, incrementar el sueldo mínimo y mejorar el sistema de pensiones. Además, es reconocida por la izquierda peruana como una de las suyas debido activismo en conflictos sociales.

El crecimiento que han tenido ellos dos en las encuestas -particularmente la candidata de Frente Amplio- hace que los expertos no descarten totalmente que puedan dar una sorpresa el 10 de abril en un país que carece de partidos sólidos y donde, muchas veces, el voto se define por caudillismos.

"En la medida en que ya no está Guzmán, hoy se abre la posibilidad para que uno de ellos crezca. La segunda vuelta debería ser Keiko-PPK, según los datos que tenemos, pero Barnechea y Mendoza vienen creciendo y podrían pasar, eventualmente, al segundo lugar. Lo que, a su vez, sería prueba del personalismo y la falta de discusiones ideológicas que han marcado la campaña", planteó Torres.

Si Mendoza logra pasar al balotaje el 5 de junio, Perú vería por primera vez en más de 20 años el surgimiento de una agrupación y un liderazgo de alcance nacional que adquiera algo de representación electoral con un programa que se plantean abiertamente de izquierda.

Justo detrás dela representante de Frente Amplio viene el representante del Partido Aprista, Alan García, quien marcó 7% en la encuesta, un alza de 2 puntos porcentuales con respecto al último sondeo.

El ex Presidente se encuentra enfrascado en una disputa con Datum Internacional luego de que asegurara el lunes que el dueño de dicha encuestadora le ofreció ayuda en los sondeos a cambio de 800 mil dólares. En un comunicado, la firma anunció acciones legales con el candidato presidencial socialdemócrata.

Keiko Fujimori aseguró ayer que, pese a su ventaja, no cree que ganará las elecciones en primera vuelta.

 La OEA cuestiona exclusión de Guzmán

La Organización de los Estados Americanos anunció que enviará una misión de observación a Perú y manifestó su preocupación por los tiempos establecidos por la ley para inhabilitar candidaturas, luego de que el máximo tribunal electoral peruano rechazara el miércoles la inscripción del candidato de Todos por el Perú y principal rival de la favorita Keiko Fujimori, Julio Guzmán, y de César Acuña.

Aunque Guzmán aseguró ayer que sigue en campaña, pese a la decisión del Jurado Nacional de Elecciones, y que presentará un recurso extraordinario para revertir el fallo, en Perú se dio por acabada su candidatura.

"La campaña continúa, Todos por el Perú se va a mantener como una opción nueva".

El político fue inhabilitado luego que el JNE validara la impugnación presentada en su contra, que señalaba que su partido violó su reglamento interno, porque no todos los miembros de su tribunal electoral son militantes de la colectividad política.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

Foto:EFE

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales