Carolina Goic y la discusión DC por la reforma laboral:
"Hubo tensión y debate durante esta tramitación, eso es innegable"

La jefa de bancada falangista, que marcó diferencias con sus pares Walker y Zaldívar, niega ser la "senadora rebelde" dentro de su partido, pero admite el tono intenso que alcanzó allí la discusión, al tiempo que defiende la mayoría de las disposiciones del proyecto.  

M. Soledad Vial 

"N o es que haya habido un cambio en estos diez años, siempre me he sentido muy transversal". La que habla desde Punta Arenas es Carolina Goic, la "senadora rebelde", como algunos le pusieron a la jefa de bancada DC. Los diez años son los que lleva en el Congreso, primero como diputada y, desde hace dos, en el Senado.

Llegó al Legislativo -como siempre reconoce-, entusiasmada por el fallecido senador Adolfo Zaldívar, antes de que este abandonara la DC tras años de liderar el ala más conservadora del partido. Sin embargo, en la discusión laboral de esta semana, a la joven senadora se la vio a veces más cerca de sus pares socialistas Juan Pablo Letelier e Isabel Allende que de sus camaradas Ignacio Walker y Andrés Zaldívar.

-Se han oído quejas en la bancada DC. Dicen que, como su jefa, usted no los representó a todos y privilegió su propia visión. ¿Fue efectivamente "rebelde"?

-Más que la "senadora rebelde", me siento muy tranquila con mi actuación; defendí una postura que he trabajado desde la Cámara de Diputados. Hace 25 años que teníamos pendiente esta reforma en materia de derechos colectivos. Mi convicción es que lo que aprobamos es bueno para el país.

-¿Le preocupa el efecto que pueda tener la reforma sobre el crecimiento y el empleo, en el delicado momento por el que pasa la economía chilena?

-Con la extensión del posnatal se dijo que sería lapidario para las mujeres; hoy, ¿quién no reconoce que ha favorecido la contratación y ha dado tranquilidad a las familias? El debate laboral también se ha enfrentado desde la desconfianza, y eso no es raro, porque tenemos una legislación desequilibrada en favor del empleador.

-Sin embargo, las cifras no muestran una relación conflictiva entre empleadores y trabajadores. Hablan de que en Chile hay pocas huelgas y que la mayoría de las negociaciones colectivas terminan en acuerdo.

-Efectivamente. Por eso concluimos que tener reglas claras, sindicatos organizados y fortalecidos, también da garantías de estabilidad en la negociación y disminuye la conflictividad. Es un paso muy importante que hoy tengamos titularidad en el sindicato, huelga efectiva sin reemplazo, un consejo superior laboral que representa a trabajadores, empleadores y gobierno. Todo eso ayuda a cambiar el eje hacia una relación más equilibrada de diálogo al interior de la empresa.

-Para algunos se radicalizó el proceso, incluso más allá del programa, con la negociación interempresas, que no estaba contemplada.

-Al contrario, hemos generado acuerdos y despejado temores. Por eso terminamos con todas las indicaciones del Gobierno prácticamente aprobadas.

-Y con división y tensión en la bancada de senadores DC.

-Hubo tensión y debate durante esta tramitación, eso es innegable. No ayudó que aparecieran voces individuales, de camaradas muy respetados y con todo el derecho a opinar distinto, pero que aparecían como la voz de la DC.

-¿Se refiere a ex ministros como René Cortázar?

-Tienen todo el derecho a dar su opinión, pero otra cosa es la opinión de la DC, que reiteradamente, desde distintos espacios internos, respaldó y apoyó la reforma. En lo positivo, hubo aportes que perfeccionaron el proyecto respecto de las pymes, respetando los derechos de los trabajadores.

-Pero las pymes se quejan de que algunos senadores no respetaron el acuerdo al que llegaron con ellos respecto a la negociación interempresas.

-Las pymes se quejan de que no se acogieron todas las indicaciones que presentaron, pero entiendo que es parte del trabajo parlamentario recoger planteamientos de distintos sectores y elaborarlos. Nadie puede decir que dentro del proyecto no se incorporó en forma diferenciada la realidad de la pyme.

-Camaradas suyos como Ignacio Walker y Andrés Zaldívar lo rechazaron. ¿Tiene la DC, efectivamente, una voz en materia laboral?

-Me hubiera encantado que hubiéramos podido tener una postura más unitaria frente a un proyecto que busca defender derechos de los trabajadores. Pero también es legítima la expresión de diferencia.

-¿Y por qué en la comisión usted rechazó la indicación sobre huelga "pacífica", marcando diferencia con otros senadores DC?

-Me parece inadmisible el planteamiento; hay un tema de forma, porque la indicación trata materias de negociación colectiva y la Constitución es clara en que eso es iniciativa del Ejecutivo y no parlamentaria. El fondo está abordado suficientemente: dejamos como práctica desleal el uso de la fuerza tanto por parte del empleador como del trabajador. Nadie defiende la violencia.

-¿Recibió recriminaciones de sus compañeros DC?

-Es una discusión donde tuvimos diferencias, pero es parte del debate democrático.

-También hubo diferencias respecto de lo que significa "adecuaciones necesarias" de la empresa en caso de huelga. ¿Qué entiende usted?

-La ministra (Rincón) explicó el alcance. Es un tema que debatimos largamente, y se perfeccionó una indicación anterior que no nos dejaba del todo tranquilos. Tiene que ver con permitir que los trabajadores que no están involucrados en la huelga sigan cumpliendo con las tareas que están en sus contratos.

-Los ministros Valdés y Eyzaguirre no compartieron la explicación de la ministra Rincón.

-Hay gente interesada en extremar diferencias en el Gobierno. El principio es cómo se garantiza que, dentro de la lógica de la proporcionalidad de la huelga, los trabajadores que no están involucrados puedan seguir cumpliendo sus funciones. El objetivo no es mermar la huelga.

Aborto: "Uno tiene que avanzar"

-¿Tiene definido cómo votará cuando el proyecto de aborto llegue al Senado?

-No quiero anticipar la discusión. Me tocará verlo en la comisión de Salud, donde daremos espacio para escuchar distintas posturas".

-Volviendo a las "voces" DC que mencionó, en el aborto también hay una: Soledad Alvear. ¿Qué piensa del papel que ha jugado en este proyecto?

-Soledad Alvear es una mujer con una trayectoria muy relevante que siempre ha sido un aporte y tiene su visión sobre el proyecto. Disentimos en varias cosas; creo que uno tiene que avanzar en legislar en un marco de excepciones. Los diputados DC han hecho un buen trabajo, aunque no me parece cómo se ha dado el debate cuando, a veces, llega a la descalificación.

-¿De quién se siente más cerca? ¿De Alvear o de Laura Albornoz?

-Esto no es de blanco o negro. Tengo muy claro lo que yo haría si me tocara enfrentarlo o a alguien cercano: evitaría un aborto. Pero también creo que debemos legislar para todo el país y frente a situaciones excepcionales.

-Su tío obispo (Alejandro Goic), ¿le ha hablado del tema?

-Hemos conversado algo. Si hay algo bueno de este debate, es que se ha conversado y me encantaría que sirviera para avanzar en otros temas, como educación de afectividad y sexualidad, donde la trinchera ideológica ha impedido el debate.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p> </p>

 


Foto:JHONATAN MANCILLA


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales