ELMERCURIO.COM Volver

Trescientos jóvenes estudian en el plantel:
Cámaras de seguridad captan a sujeto que habría provocado un incendio en el único liceo existente en comuna de Ercilla

Lunes 14 de marzo de 2016

Registro.- Las cámaras captan justo cuando el sujeto ingresa (en la foto) con un objeto en su mano y huye algunos minutos después.Foto:EL MERCURIO

Un 30% del establecimiento quedó destruido. La secuencia en video registró a una persona que ingresó minutos antes de que se desatara el fuego.
 


NICOLÁS GUTIÉRREZ 

Un 30% del único establecimiento para la enseñanza media existente en la comuna de Ercilla fue destruido por un incendio ocurrido ayer. El fuego habría sido provocado por un sujeto que aparece en las imágenes captadas por una cámara de seguridad del recinto.

Ayer de madrugada se dio la alerta del siniestro en el Liceo Alonso de Ercilla y Zúñiga, al que concurrieron bomberos de Victoria y Collipulli para lograr su control.

En principio ni Bomberos ni la policía hablaron de intervención de terceros en el hecho. Sin embargo, tras la revisión de las cámaras de seguridad del establecimiento se advirtió a un sujeto que ingresa caminando por uno de los pasillos con un objeto en la mano (que podría ser algo similar a una antorcha) y luego se arrastra para avanzar.

En la secuencia, captada a las 3:38 de la madrugada, se ve además que el individuo abandona el lugar y minutos después se desata el fuego.

El subprefecto de Carabineros de Malleco, comandante Darío Sandoval, evitó referirse a los posibles escenarios respecto del origen del siniestro. "Estamos investigando qué fue lo que ocurrió. El Labocar determinará si hubo o no alguna connotación particular", indicó.

Una de las hipótesis sobre la cual trabaja la fiscalía es que el autor podría ser un ex alumno o ex trabajador del establecimiento, dado que las imágenes demuestran que conocía bien las instalaciones.

En las horas posteriores al siniestro, Carabineros realizó un empadronamiento en toda la comuna en busca de algún sospechoso. Hubo cuatro detenidos, ninguno de ellos por causas relacionadas con el incendio.

Fuerte impacto

El Liceo Alonso de Ercilla y Zúñiga tiene una matrícula de 300 estudiantes y cuenta con un internado que no resultó con daños. Durante el fin de semana no hubo estudiantes alojando en el recinto.

El establecimiento es el único para estudiantes de educación media en la comuna, con una población de 8 mil personas que viven mayoritariamente en zonas rurales. Las familias que desean tener otra opción para sus hijos (como la educación técnico-profesional) deben matricularlos en comunas cercanas: Angol, Collipulli o Victoria.

En los últimos años Ercilla ha sido escenario recurrente de diversos hechos relacionados con el llamado conflicto mapuche. Históricamente, entre 60% y 70% de los atentados se registran dentro de la comuna.

En 2013, el Ministerio de Desarrollo Social declaró a Ercilla la comuna más pobre del país, con un 48,8% de sus habitantes viviendo en esa condición.

Los alumnos del liceo Alonso de Ercilla y Zúñiga no tendrán clases hasta nuevo aviso. El seremi de Educación, Marcelo Segura, llegó ayer hasta la comuna junto a personal de la comisión de infraestructura de dicha cartera para avaluar los daños y ver soluciones provisorias.

Hipótesis
La policía desestimó que sea un hecho ligado al conflicto. Se indaga a personas que han tenido vínculo con el liceo.
 Rechazan permiso

Ayer fue sepultada en el cementerio de Chequenco, al interior de Ercilla, Mónica Levinao Melinao, madre de Cristián Levinao, quien cumple una condena de 10 años de presidio por el delito de robo con intimidación.

Levinao, quien el año pasado se fugó del Centro de Estudio y Trabajo de Angol y fue recapturado meses después, solicitó poder asistir al sepelio de su madre, lo que no fue autorizado por Gendarmería dado que no posee un informe conductual favorable.

Mónica Melinao fue hallada muerta el jueves en su casa de Ercilla. Pese a que se sospechó de un suicidio, aún se investiga la causa de su muerte.

Cristián Levinao fue condenado en 2014 y comenzó a cumplir su pena en la cárcel de Angol. Luego fue beneficiado en dos ocasiones -junto a otros reos mapuches- con el traslado al Centro de Estudio y Trabajo de Angol. Desde septiembre regresó al sistema cerrado en esa ciudad.