Exposición Las mujeres en el mundo de las historietas
Comix Creatrix: las creadoras que marcan la historia del cómic

Se supone que las mujeres no han estado tan presentes en la creación y evolución de los cómics. Pero nuevas investigaciones sugieren que es posible encontrarlas desde los inicios de este género. La exposición "Comix Creatrix", en Londres, busca desafiar la idea de que no hay artistas femeninas en este ámbito.  

Ana María Álvarez Cox 

El Festival de Angouleme es el mayor del mundo de los cómics, y el Grand Prix que ahí se entrega se considera el premio más importante en la industria. Por eso, el anuncio de los nominados de este año causó impacto entre los aficionados al género. Entre los treinta nombres, no había ninguna mujer. Franck Bondoux, director del evento, señaló en una entrevista a Le Monde que esto se debía a una falta de mujeres calificadas: "Al Festival le gustan las mujeres, pero no podemos reescribir la historia de los cómics".

En respuesta, doce de los nominados exigieron que sus nombres se retiraran de la lista. Algunos incluso sugirieron nombres de artistas femeninas que podían reemplazarlos. No es primera vez que el festival es criticado por sexismo: en 2015, la selección de artistas incluyó solo a una mujer, Marjane Satrapi (autora de "Persépolis", que fue adaptada al cine). Hasta ahora, la única mujer ganadora del premio de Angouleme es Florence Cestac, en 2002.

La controversia sirvió para que el festival incluyera a seis mujeres en su selección, aunque terminaron por deshacerse de la lista por completo y dejar la decisión al libre albedrío de sus jueces, quienes premiaron al belga Hermann Huppen.

Las palabras de Bondoux, criticadas ampliamente, ignoran que la presencia de mujeres en la historia de este medio se remonta hasta sus orígenes. Así lo demuestra una exposición en la galería londinense House of Illustration, que hasta el 15 de mayo está presentando una muestra con 100 mujeres artistas del cómic, que recorre más de 200 años de historia. Desde caricaturistas del siglo XVIII, hasta autoras contemporáneas como Kate Beaton, creadora del cómic web "Hark! A Vagrant!", han sido seleccionadas para ser parte de esta exhibición.

Olivia Ahmad, curadora de la galería, explica que esta exhibición apuesta por demostrar que las mujeres han estado siempre presentes en la creación de cómics, en distintos géneros y estilos: "Una de las cosas que queríamos dejar en claro con Comix Creatrix es que las mujeres hacen y siempre han hecho cómics acerca de una amplia variedad de temas. La exhibición tiene secciones de humor, ciencia-ficción, erótica, por ejemplo, al igual que autobiografía y no ficción. Lo que estos cómics tienen en común es que representan la visión y la imaginación creativa de las mujeres que lo hicieron", explica.

Miss Fury e historietas románticas

Los primeros cómics escritos por mujeres aparecieron en los inicios del siglo XX, cuando el formato se popularizó. Aunque es posible encontrar antecedentes en la caricatura política del siglo XVIII, los paneles secuenciales se consolidaron como formato a principios del siglo pasado. Una de las primeras fue Edwina Dumm, que creó la tira cómica "Cap Stubbs and Tippie", publicada entre 1918 y 1966. La primera superheroína, Miss Fury, fue creada por June Mills (bajo el pseudónimo de Tarpé Mills) en 1941, el mismo año en que apareció la Mujer Maravilla en "All-Star Comics". Durante la época de oro de los cómics (1938-1950), muchas mujeres fueron contratadas en las grandes compañías de historietas. Algunas incluso crearon líneas de historias románticas destinadas al público femenino, las que contaban principalmente con escritoras e ilustradoras.

Paul Gravett, co-curador de la muestra, explica que la invisibilidad de las mujeres en la historia de los cómics debe ser explicada de acuerdo a múltiples factores. "Los editores fueron reacios a contratar mujeres, porque las veían como poco confiables", señala. Sin embargo, destaca que durante la Segunda Guerra Mundial, editores estadounidenses se vieron obligados a incorporar a mujeres para rellenar sus páginas. "Otro factor es que las historias de los cómics, no solo las occidentales, suelen haber sido escritas por hombres. Entonces, la creadora de cómics ha sido usualmente vista como una excepción, el caso especial, o ha sido menospreciada o pasada por alto", señala Gravett.

Tradicionalmente, los cómics parecían estar dirigidos a un público masculino. Pero en el último tiempo, el género ha despertado el interés femenino, lo que ha llevado a más mujeres jóvenes a leerlos y coleccionarlos. Paul Gravett señala que esta nueva tendencia puede verse en el desarrollo del cómic "underground" a fines de los años sesenta: "Desde la contracultura hippie al punk y post punk, cuando cómics orientados a los adultos, o "comix", con X, permitieron a una nueva generación de escritores y artistas estirar las capacidades del medio, romper tabúes y presentar los problemas personales y políticos a lectores adultos jóvenes. Esto trajo un cambio radical en cuanto al contenido, que incluía disidencia anti-autoritaria, franqueza sexual, psicodelia, y autobiografía brutalmente honesta", explica. Estos cambios atrajeron a grupos de mujeres, que al no verse incorporadas en los proyectos de sus colegas masculinos, crearon sus propios grupos.

Actualmente, el boom de la lectura de cómics por parte de las mujeres jóvenes está obligando a la industria a cambiar sus estrategias de márketing para acercarse a este nuevo público. Incluso personajes masculinos han entregado sus capas a mujeres, como fue el caso de Thor. Asimismo, el año pasado, Marvel anunció que su nueva Ms. Marvel sería Kamala Khan, una adolescente de ascendencia paquistaní, creada por la artista Gwendolyn Willow Wilson. Kamala tuvo éxito inmediato tanto con la crítica como con la audiencia.

Superheroínas y estereotipos

Este nuevo público ha presentado críticas sobre la forma en que las mujeres son retratadas en este mundo. Se ha señalado que las proporciones de los personajes femeninos son anatómicamente incorrectas y fomentan una imagen corporal distorsionada para las mujeres. Lo mismo sucede con las poses en las que estas heroínas son dibujadas y con los vestuarios reveladores. En internet circulan diversos rediseños de vestuarios como el de la Mujer Maravilla y otras superheroínas icónicas, con trajes que las protegerían mejor en batalla.

"La superheroína como objeto sexual es parte de una larga tradición de buscar la atención masculina, y no parece que esté por desaparecer", dice Paul Gravett. "Pero hay ilustradoras talentosas que están añadiendo sus versiones sobre estas representaciones. Nosotros exhibimos un interesante ejemplo con el equipo de británicas Rhianna Pratchett y Nanniebim, que ingeniosamente explican por qué Red Sonja usa una armadura reveladora para distraer a sus enemigos", añade. Y agrega que los estereotipos sexistas presentes en el mundo del cómic están siendo desafiados por las nuevas creadoras que han incorporado distintos tipos de cuerpos y profesiones.

A pesar de que las mujeres en la industria del cómic occidental aún son una minoría, en Japón y China, la tendencia es al contrario. Muchas de las grandes artistas de manga (o mangakas , en japonés) han sido mujeres, como Chiho Saito, ("Revolutionary Girl Utena"), Naoko Takeuchi ("Sailor Moon") y Riyoko Ikeda ("La rosa de Versalles"). De acuerdo a Paul Gravett, la industria del manga japonés es la que tiene mayor porcentaje de mujeres participantes.

Cómics web

Hoy, internet ha demostrado jugar un papel importante. Es posible encontrar a artistas del cómic femeninas que crean sus propios medios para exponer sus dibujos, como es el caso con Noelle Stevenson ("Nimona") y Sarah Andersen. Productos que iniciaron su vida en internet han sido compilados en libros exitosos. Para Paul Gravett, esta tendencia muestra una revitalización en la industria: "Los cómics web han reinventado completamente el modelo tradicional de publicación y siguen jugando un papel vital, al mismo tiempo que remueven las barreras que pueden obstruir a la conexión entre creadores y consumidores y ofrecen un 'lienzo infinito' para la innovación", dice.

En América Latina, artistas como la ecuatoriana-colombiana Power Paola y la chilena Catalina Bu han irrumpido en la escena, con novelas gráficas que se han transformado en éxitos de crítica y de público. Poco a poco, las mujeres artistas del cómic se han hecho más visibles.

Para Paul Gravett, es importante que las mujeres sean conscientes de la historia que las precede en el mundo del cómic. "Más mujeres necesitan ser incentivadas a ver la creación de cómics como una carrera viable y un campo de expresión. Comix Creatrix es más que una exposición en Londres, es un concepto y una misión que ojalá pueda ser replicada y adaptada en todo el mundo".

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p>La pemiada novelista Audrey Niffenegger (La mujer del viajero en el tiempo) se ha aventurado en la novela gráfica con The Night Bookmobile, expuesta en Comix Creatrix.</p>

La pemiada novelista Audrey Niffenegger ("La mujer del viajero en el tiempo") se ha aventurado en la novela gráfica con "The Night Bookmobile, expuesta en "Comix Creatrix".


Foto:Audrey Niffenegger/House of Illustration Audrey Niffenegger/

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales