Investigadores de universidades chilenas y de Alemania:
Un estudio busca en Chile nuevas vías para prevenir y tratar el cáncer de vesícula

Analizando la genética de pacientes y de estos tumores, los investigadores apuestan a reducir los casos y mejorar el tratamiento de una enfermedad que mata a cuatro chilenos al día.  

Paula Leighton N. 

Con la foto del característico huevo azul de gallina mapuche resaltando delante de dos huevos de color tradicionales, un equipo de investigadores de universidades de Alemania y Chile buscó representar una particularidad nacional poco auspiciosa, pero que esperan revertir gracias a un novedoso estudio: somos el país con la tasa más alta de cáncer de vesícula biliar a nivel mundial.

Cada año, cerca de 1.400 chilenos fallecen por esta causa, la mayoría de ellos mujeres, para quienes este es el segundo cáncer más mortal, después del de mama. No es casual que en este escenario la Región de La Araucanía resalte, con las tasas más altas de cáncer de vesícula, seguida por sus vecinas de Los Lagos y del Biobío.

Tras analizar genéticamente y estimar los componentes mapuche y aymara en 2.300 habitantes de todo el país, investigadores de las universidades de Heidelberg (Alemania), de Chile y de Tarapacá determinaron que "por cada 1% más de ancestría mapuche que tenga una persona, aumenta en 3% su riesgo de morir por cáncer de vesícula", destaca el doctor Justo Lorenzo, jefe del grupo de Estadística Genética de la U. de Heidelberg y coordinador del estudio.

El sábado, el investigador junto a sus colaboradores chilenos presentaron en Santiago parte de estas conclusiones en el simposio "Hacia una prevención y tratamiento personalizados del cáncer de vesícula biliar", organizado por las universidades de Heidelberg, de Chile, Católica del Maule, Austral y de Tarapacá.

Mejor pronóstico

"Determinar el efecto del componente mapuche en la mortalidad por cáncer de vesícula es muy importante. Esta información podría utilizarse para personalizar su prevención, intensificando el tamizaje entre las personas con mayor riesgo", señala Lorenzo.

Actualmente, la prevención consiste básicamente en extirpar la vesícula biliar a quienes presentan cálculos, pues este cuadro casi siempre antecede al cáncer de vesícula, aunque no todas las personas que tienen cálculos lo desarrollarán.

Con esta intervención, llamada colecistectomía, se elimina por completo el riesgo de cáncer.

Sin embargo, a menudo el diagnóstico ocurre demasiado tarde y el GES solo cubre la colecistectomía en personas de 35 a 49 años, mientras que el 90% de los tumores aparece después de los 50 años, señala la doctora Katherine Marcelain, académica del Programa de Genética Humana del Instituto de Ciencias Biomédicas de la U. de Chile e investigadora del proyecto.

Por eso, añade, "ahora queremos detectar marcadores genéticos que nos permitan predecir el riesgo de desarrollar este cáncer".

Eso haría posible identificar, a través de un test genético, qué personas tienen altas probabilidades de desarrollar la enfermedad, y así realizarles un seguimiento personalizado a través de exámenes periódicos, incluyendo colecistectomías preventivas, antes de que desarrollen tumores en la vesícula.

Para dar este paso y avanzar también hacia terapias más efectivas, los investigadores necesitan incluir a más pacientes en el estudio, razón por la cual la semana pasada lanzaron una campaña para reclutar voluntarios (ver recuadro). Además, analizarán tumores de vesícula en busca de mutaciones que permitan explorar nuevas alternativas terapéuticas, señala Marcelain.

Lorenzo agrega que al caracterizar genéticamente "unos 300 de estos tumores, esperamos poder predecir si ciertos pacientes responden mejor a algún tipo de quimioterapia alternativa que al tratamiento estándar". De esta forma, sería posible personalizar el tratamiento y la respuesta a la quimioterapia podría mejorar en forma importante.

"El cáncer de vesícula es un problema principalmente chileno, por lo que necesitamos la contribución de los chilenos para entenderlo mejor y así avanzar hacia terapias más efectivas".
DR. JUSTO LORENZO
COORDINADOR DEL ESTUDIO U. DE HEIDELBERG

 Buscando voluntarios

Quienes quieran participar en el estudio deben tener o haber tenido cáncer de vesícula biliar, o ser padres, hijos o hermanos de pacientes con este cáncer. "A los voluntarios se les hace una encuesta y se les pide una muestra de sangre para caracterizarlos genéticamente", especifica la doctora Katherine Marcelain. Por ahora buscan personas que vivan en Santiago, Talca, Valdivia y Coquimbo. Los interesados en colaborar pueden escribir a cancerdevesicula@gmail.com. Más información en: www.cancerdevesicula.cl y facebook/cancerdevesicula.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El huevo azul de gallina araucana simboliza mayor prevalencia de cáncer de vesícula en personas con ancestros mapuches.
El huevo azul de gallina araucana simboliza mayor prevalencia de cáncer de vesícula en personas con ancestros mapuches.
Foto:Héctor Flores

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales