La noble guitarra

Jaime Donoso A. 

El martes, en el Salón de Honor de la Universidad Católica, se realizó un concierto de tríos y sextetos para guitarra. Los tríos estuvieron a cargo de Luis Orlandini, Luis Castro y Sebastián Montes, los tres profesores de las cátedras de guitarra del Instituto de Música de esa universidad. Para los sextetos, se incorporaron tres estudiantes: Francisco Valenzuela, Elías Pino y Francisco Muñoz, cada uno alumno de las distintas cátedras.

En comparación con otros instrumentos, la guitarra tiene un repertorio limitado y si se trata de obras para conjuntos de guitarra, es aún más escaso. Por ello es frecuente que deba recurrirse a transcripciones o "arreglos", y de inmediato surge la pregunta: ¿cuánto "sufre" la obra original al cambiar de medio sonoro aun cuando se respeten escrupulosamente las estructuras melódicas y rítmicas?

En el programa se demostraron las diferencias entre las obras originales para guitarra y los arreglos. Los tríos, de Chobanian, Manuel Ponce y Agustín Barrios, evidenciaron su origen guitarrístico, pero el "Huapango" del mexicano José Pablo Moncayo se resintió al pretender reemplazar la sonoridad de una gran orquesta sinfónica, con abundante participación de bronces y variadas percusiones, por la intimidad de un trío de guitarras. El referente sinfónico está demasiado presente y la comparación se hace ineludible. A pesar de ello, el trío de intérpretes realizó una labor excepcional, con impecable dominio técnico y musicalidad superior.

Pensamientos semejantes surgieron en algunos de los sextetos. Aunque nadie lo hubiera imaginado, el Concierto Op. 4 Nº 6 de Haendel surgió hermoso y estilístico, lo que no es tan extraño pues la esencia de esa obra no está en los colores, sino en sus claras estructuras. Lo mismo podría decirse de "Rêverie", de Debussy, obra pianística, en que la diáfana textura original -una melodía acompañada- emergió sin que nada se echara de menos.

La Obertura de "Carmen", de Bizet, pareció prescindible y no fue un aporte al programa. En cambio, el tour de force que significó abordar "Un americano en París", de Gershwin, aunque se le pueden aplicar las mismas consideraciones hechas para el "Huapango" en cuanto a la pérdida de la suntuosidad orquestal, fue entregado con tal maestría que ocasionalmente hacía olvidar el referente sinfónico.

Profesores y estudiantes, hermanadamente, hicieron una entrega magnífica, y la incorporación de los tres excelentes alumnos habla muy bien del nivel de la enseñanza de la guitarra en nuestro país.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Vista parcial del sexteto, el martes durante el concierto.
Vista parcial del sexteto, el martes durante el concierto.
Foto:CARLOS ARRIAGADA


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales