La renuncia del histórico dirigente Pepe Auth abrió el debate sobre la convivencia interna de la colectividad y su proyección a futuro:
Fundadores del PPD dan sus recetas para superar el ambiente de tensión que se instaló en el partido

En la semana en que el ex Presidente Ricardo Lagos llamó a terminar con el "clientelismo en la política" y a que el partido retome sus principios, figuras que han jugado un rol protagónico desde los inicios se reunieron en "El Mercurio" para analizar el actual escenario. ¿La conclusión? Mayor democracia interna, nuevo ideario y la erradicación de los personalismos.  

Carlos Saldivia y Margaret Valenzuela  Riesgo de seguir la ruta de los radicales y necesidad de "abrir los lotes"

-¿Qué debiera ocurrir con el PPD hacia el futuro?

Vidal : Apegarse estrictamente a la nueva ley de partidos que fiscalizará los procesos electorales internos.

Saa : Tengo una mirada pesimista y optimista. Pesimista es que el PPD, no lo quiero decir peyorativamente, sigue viviendo y llegamos a ser una especie de Partido Radical, que representa a un grupito que va a llevar candidatos. Yo aspiro a un PPD que sea el campeón en términos de democracia, de las mujeres, la igualdad, las libertades individuales, pero cuando no hay una democracia interna, no se deja florecer la discusión. Hay jefes de lotes que deciden en restaurantes. Es el girardismo, es el tercerismo; Harboe también se ha levantado como una fuerza; Lagos, que no está estructurado... Ahora, tú no puedes abrir nuevos espacios si no hay una decisión de hacerlo, porque estos lotes te van achicando el espacio.

Muñoz : Primer principio en política: "Ningún espacio se abre por gracia, tú tienes que construir tu fuerza", y eso, quizás las mujeres lo sabemos más. Desde la marginalidad que somos, tienes que demostrar que eres coherente, que tienes buenas ideas y que puedes ser candidata.

-Lagos ha dicho que uno de los errores fue no haber construido a tiempo el partido socialdemócrata. ¿Lo comparte?

Muñoz : Eso pueden ser parte de los déficits que hemos tenido. Ahora, yo milité 30 años en el PS, y el PPD -comparado con mi militancia socialista- es mucho más abierto. En el PS y otros partidos hay muchos lotes estructurados y el partido es como una coordinación de tendencias. Y la disyuntiva sobre un PPD de izquierda no existe. Yo creo que es un argumento que dio Pepe (Auth) para justificar su salida, que no tiene ningún asidero en la realidad del PPD.

-¿No es que el PPD esté hoy más a la izquierda que el PS?

Muñoz : No, como dijo Sergio Bitar, nosotros hemos seguido lealmente el programa de la Presidenta Bachelet, con diferencias, pero es parte del debate. Yo me he sentido toda la vida socialdemócrata, tanto en el PS como en el PPD. Nuestra colectividad tiene que abrirse a un debate político programático, tiene que masificarse y descentralizarse. Las regiones están muy vivas, quieren debatir.

Saa: Eso es importante, porque para que haya un debate de ideas, tiene que haber una democracia interna, que se deje entrar a gente que no está en el grupo dominante. Al final, la gente se cansa. Y es importante que ninguno de nosotros busque soluciones individuales.

Barrueto : Hay que revitalizar al PPD con ideas y con su conexión con la sociedad actual. Creo que la constitución del consejo de los ex presidentes del PPD va a ayudar a abrir espacios de mayor debate. Después, yo convocaría a unos 200 jóvenes a pensar el proyecto de país para los próximos 20 años, y que eso sea, al mismo tiempo, un proceso de formación de una camada. Lo que ayudaría mucho es tener una visión del tipo de sociedad que queremos construir en los próximos 20 o 30 años, para poder ordenar y que no existan estos maximalismos de lo que quieren hacer todos en el próximo gobierno. Espero que tengamos una claridad para dónde vamos y que eso pueda entusiasmar de nuevo a mucha gente con la política.

Bitar : Tiene que cuidarse que este aporte que hacemos a la sociedad se multiplique y se perfeccione, y para eso no cabe otra que cada uno de nosotros, y los nuevos, asumamos responsabilidades. Por eso, yo no soy partidario de irse, porque irse para reclamar sin contribuir a mejorar, no sirve. Por eso hago un llamado a que todos los militantes del partido se la jueguen por tener un partido mejor, que los que se alejaron se incorporen, que traigamos gente joven y trabajemos juntos. Nos ha faltado la capacidad de traer a nuevos. Por ejemplo, en los últimos años no recuerdo que hayamos hecho algún acto importante para atraer y entregar carnets nuevos. Yo me traería a todos los de Revolución Democrática al partido (sonríe).

De partido instrumental para el plebiscito al "yo te doy, tú me das..." y la falta de ideas

-¿Podrían hacer una comparación entre lo que era el PPD en sus inicios y lo que es hoy?

Saa : La diferencia es mucha. Al igual que los demás partidos de la Nueva Mayoría, el PPD ha sufrido transformaciones a medida que ha cambiado la percepción de la política en la ciudadanía. Teníamos la causa de la dictadura, de la construcción de la democracia y después vino la rutina de la Concertación. ¿Qué nos pasó? Estar en el poder es complejo y se desarrollan en los partidos vocaciones de poder, muchas veces más fuertes que la causa de la política. En ellos, las corrientes tienden a transformarse en espacios de obtención de poder, olvidando las causas. Hay que terminar con esta práctica del "yo te doy, tú me das", que en latín se dice do ut des , donde para tener poder hago favores, y se van construyendo cadenas de favores que llegan a las elecciones internas y a las conformaciones de Gobierno.

Bitar : El PPD le aporta a la izquierda, a la democracia y al progresismo una mirada más abierta, más vinculada a los movimientos ciudadanos. Hemos vaciado un poco las ideas y eso es parte de la situación en que nos encontramos.

Saa : Acá, la lógica ha sido "tú votas por mí en las internas y yo te hago candidato a concejal", o "tú haces esto y yo te nombro candidato a diputado". En los últimos tiempos se anduvo corrigiendo en función de los estatutos, pero se hacen estas reuniones de señores que tienen el poder y se va desvirtuando. ¿Qué posiciones distintas hay entre el girardismo, tercerismo y laguismo?

Barrueto : Cuando yo era presidente de la Cámara en 2000, saqué un opúsculo titulado "Nosotros tenemos que cambiar", donde el corazón de lo planteado era el poder por el poder, o sea, ya a 10 años de Concertación se veían con fuerza los primeros síntomas, no para objetivos mayores, no para transformar la sociedad, sino que toda la acción política se ordena en torno a eso y nos fue haciendo daño. Los partidos se han reducido y si el PPD aprovechara su capital político en un debate amplio y se dieran esos espacios, no afectaría tanto. Se ha ido mucha gente valiosa y tenemos que aprovechar los recursos que nos quedan y formas de conectar con gente que quiere entrar a los partidos.

Vidal : Comparto lo de Víctor y María Antonieta en el contexto. Pero tengo un segundo argumento. Lo que ha habido es una transformación quizás por la transición. El PPD nació como un partido instrumental para combatir a Pinochet, y en ese objetivo cabíamos todos, desde ex miristas a ex derechistas. La primera decisión del PPD es su prolongación, que nos llevó a elegir entre militar en el PPD o en el PS. De los que estamos acá, cuatro tuvimos que tomar esa decisión y Sergio era de la Izquierda Cristiana. El PPD siguió siendo, en los 90 y parte del 2000, un partido que mantenía la esencia de amplia convocatoria. Pero a medida que la transición se consolidó requeríamos ir identificándonos más, y se produjo hace unos años en el Congreso Ideológico y en el Congreso Programático del PPD, que abandonamos la primera declaración de principios del 92, cuyo guaripola fue Eugenio Tironi, porque en el PPD tenemos grandes consensos, pero no habíamos afrontado nuestras grandes diferencias.

-¿Qué consensos y diferencias?

Vidal : Los consensos eran la aspiración democrática, somos liberales en lo valórico y cultural, salvo alguna cosa chica en el aborto terapéutico, pero el 99% del PPD está por divorcio, el aborto terapéutico, incluso el no terapéutico, matrimonio igualitario, en fin. ¿Y dónde está el problema que enfrentamos hoy? En la otra dimensión liberal, que es la económica, y ahí hay dos miradas: la más socialdemócrata, que yo adhiero, y la más liberal en lo económico y social, donde están Ricardo Lagos Weber, Felipe Harboe, José Joaquín Brunner y Javier Etcheberry. Eso se ha ido decantando. La elección de Jaime Quintana, no sé si la primera o la segunda, decía un giro a la izquierda, pero expresaba ese posicionamiento. Y voy a poner un ejemplo en concreto de nuestras contradicciones de hoy solo en esa dimensión económico-social. En la reforma laboral estaban los senadores Quintana, Girardi y Adriana Muñoz en una postura, y en otra, con matices, Eugenio Tuma, Lagos Weber y Harboe, y al final se llegó a un acuerdo salomónico: lo que mande la Presidenta, pero no fuimos capaces de resolverlo entre nosotros. Segundo ejemplo, Tuma, Lagos Weber y Harboe firmaron un acuerdo con Conapyme, que establecía que un sindicato tenía que formarse por 25 trabajadores al menos y dejaba un millón de personas afuera. Tercer ejemplo, hace un año y medio hubo una crisis en el PPD entre Daniel Fernández, que construyó HydroAysén, y Patricio Rodrigo, que quería botar HydroAysén. Ambos eran del PPD. Entonces, la tensión que vivimos hoy día es que ese sector, que es un poco más liberal en lo económico, se encuentra con un PPD que giró hacia una socialdemocracia más dura.

Muñoz : Lo que marcó al PPD en los primeros años fue que congresistas como María Antonieta y yo empezamos a instalar temas que no estaban en la agenda política de los partidos, como el tema de la mujer. Fuimos el canal para aglutinar no solo fuerzas políticas, sino también los movimientos sociales que venían expresándose. Pusimos el tema del aborto, divorcio, el medioambiental y de derechos reproductivos, con una línea transgresora. Fuimos los primeros que dijimos que había que luchar contra el SIDA con el condón. Esos temas los instala el PPD y de eso me siento profundamente orgullosa. Los actores que construimos el PPD venimos todos de experiencias políticas previas, no somos niños que nacimos junto con el partido a la vida política. No he logrado encontrar la forma de quiebre de esa lógica de cómo se construye y se ejerce el poder que es cultural, y la forma como construimos fuerza.

Cómo Girardi construyó su poder... y cómo se saltan las normas

-¿Por qué es tan difícil construir liderazgos en la actualidad?

Bitar : En la medida en que la política se estabiliza y los partidos se normalizan, cuando no hay grandes luchas épicas y se ve que hay prácticas poco aceptables, la gente se distancia. Además, cuando hay pocas ideas se va instalando una estructura de poder vinculada a personas o a intereses de grupos, y no a grandes proyectos nacionales.

-¿Quién ostenta el poder hoy en el PPD?

Saa : Guido Girardi.

Vidal : ¡Girardi!

-¿Por qué Girardi tiene el poder?

Vidal : Porque tiene los votos.

Saa : Porque lo ha construido en ese "yo te doy y tú me das"; y porque tiene una energía digna de elogios. Girardi, de las 24 horas del día, pasará 20 hablando con gente por teléfono. Habla con el dirigente de Iquique, de Punta Arenas...

Vidal : Y eso se traduce en votos.

Saa : Y en el control del partido.

Barrueto : No es bueno crear falsas imágenes. Guido, antes que eso, es uno de los líderes del PPD que más han contribuido a generar esa conexión con la sociedad y las nuevas demandas. Así como Ricardo Lagos está en el ADN del PPD, Girardi también. Él se ha ganado ese liderazgo. Y así como Pepe Auth hace una autocrítica, también nosotros tenemos esa responsabilidad.

Saa : Unos más y otros menos...

Barrueto : Sí, pero tenemos responsabilidad de jugarnos para que las fuerzas que quedan en el PPD se expresen y enriquezcan. La diversidad del PPD es un valor, no un defecto. Cuando ganó Piñera, nos juntamos con Girardi y Pepe Auth, hicimos una evaluación y suscribimos un texto que se llamaba "La oportunidad de reinventarnos en la oposición", que proponía abrir un periodo de reformas y generar una agenda conectada con los movimientos sociales. Y la inquietud ahora es que, equivocadamente, se fue interpretando el respaldo a las reformas de la Presidenta y la necesidad de reconectarnos con ese mundo social, como una mera izquierdización, y el PPD no es eso.

Saa : Si no logramos una democracia interna de verdad, en que los liderazgos no estén sometidos a lo que dice el jefe... Por ejemplo, en la última elección de diputados había una candidata que había cumplido con todas las normas, la Teresa Valdés, y la directiva puso a otro candidato, que si bien tenía trayectoria, no había cumplido con ninguno de los requisitos, y se va a una primaria donde actúan los lotes. Entonces, cuando eso pasó, era presidente Sergio Bitar, y ponen de candidato a Barrueto...

Barrueto (interrumpe) : La exigencia que puse fue que se resolviera a través de una primaria.

Saa : Ahí se pasaron a llevar las normas. Cuando estaba Sergio de presidente teníamos un cupo de vicepresidente para mujeres, y yo salí vicepresidenta, pero un señor tuvo un arrebato de que iba a ir al Tribunal Constitucional, y toda la directiva empezó a tiritar. Ahí, Sergio me invitó a almorzar y (Víctor) Rebolledo a tomar desayuno para que bajara mi cargo, y tuve que renunciar.

Bitar (interrumpe) : No solo quiero mucho a María Antonieta, sino que mientras fui presidente se puso una norma que dejó a las mujeres en a lo menos un 40% de participación.

Saa : Sí, todo mi reconocimiento (a eso), pero lo que me pasó con esa vicepresidencia es que se saltaron esas normas.

Muñoz : Aquí hay un choque permanente con la realidad. Si yo tengo una visión como PPD, debo poner a prueba ese ideario cuando tomo decisiones políticas. Entonces, cómo hacemos que el PPD sea un motor de cambio. Así como a María Antonieta le han pasado cosas, a mí también. Yo, siendo diputada por el distrito 9, supe por la prensa quién era el candidato a diputado que me iba a reemplazar.

-¿Cómo se enfrenta un liderazgo tan fuerte como el de Girardi?

Muñoz : El único más aplicado para construir partido es Girardi; el resto -me incluyo- no da. Quizás nos acomoda que alguien esté haciendo esa pega interna. Hay que aplicarse. Hoy la gente quiere que sus líderes estén conversando con ellos, y Girardi está haciendo partido en el día a día; el resto somos más flojos.

Bitar : Guido ha hecho siempre un aporte importante en términos de trabajar por el partido. Y comparto con Adriana en que, más que andar criticando, hay que competir, trabajar, influir, y los espacios están.

Vidal : Aquí lo importante es que se debe competir democráticamente en las elecciones internas.

Bitar : Una de mis competencias internas fue dura contra una lista en que el jefe de campaña era Girardi, y le ganamos.

-¿Y por qué entonces no compiten en las internas?

Bitar : A mí también me inquieta por qué se llegaron a estos acuerdos y no hay competencia. Pero para que haya, tiene que haber uno que se pare y diga voy a competir. Cuando tú disputas, creas discusión, abres el partido. Le he dicho a Gonzalo Navarrete, que será el nuevo presidente, que tiene que haber un cambio de estilo y no sea un grupúsculo. ¡Eso nos va a reventar!

Muñoz : Yo podría haber sido candidata a presidenta del partido, o vicepresidenta, pero opté por seguir dirigiendo el PPD en la región; también hay que construir partidos regionales fuertes. Y hay un tema de formas que tenemos que erradicar. Creo que Pepe Auth debió haber traído los problemas al seno del partido.

Bitar : Exactamente.

Barrueto : Sin embargo, no deja de ser una señal que un líder del PPD, como Pepe Auth, se vaya.

Saa : El problema es cómo democratizar y superar esa situación.

Muñoz : Aquí no hay blancas palomas; Pepe también es parte de esta cultura, y al irse sin un debate interno nos quita la posibilidad de hacerlo.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p> </p>

 


Foto:josé alvújar

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales