Director ejecutivo de Chile Transparente, Alberto Precht
"Decir que no hay un daño a la reputación, sería mentir"

La renuncia de Gonzalo Delaveau a la presidencia del organismo abrió un flanco de críticas que pretenden dejar atrás con la conformación de un nuevo directorio en las próximas semanas. Hito que la institución utilizará para dar un nuevo impulso a la labor que realiza.  

Fernanda Vallejo 

C hile Transparente comienza a reponerse de un momento "muy doloroso y complejo", como lo define su actual director ejecutivo, Alberto Precht. La renuncia del presidente del organismo, Gonzalo Delaveau, a comienzos de abril, luego de conocerse su vinculación con los llamados "Panama Papers", abrió un escenario de incertidumbre para la institución.

Sin embargo, como precisa Precht, asumieron el episodio como una oportunidad para dar "un nuevo aire" a la labor que realizan. "Hemos llamado a un proceso de elecciones de un nuevo directorio donde se va a renovar la mayoría de los miembros. De hecho, cinco de nueve directores -Raúl Urrutia, José Miguel Insulza, Marcos Lima, Juan Carlos Délano y el propio Delaveau- se van a renovar en la próxima elección que se realizará el lunes 16 de mayo". Tras ese proceso, se elegirá al nuevo presidente del organismo, cargo que hoy ocupa de forma interina Manuel Marfán.

-¿Cómo vivieron la renuncia de Delaveau?

-Lamentablemente nosotros no tuvimos información previa, pero claramente con lo publicado no se daba una situación de compatibilidad que permitiera la continuidad del director dentro de la institución. No porque haya cometido un delito o una falta ética, sino porque los paraísos fiscales son lugares que se prestan para la opacidad. Y al prestarse para eso, independiente de que tú realices actividades lícitas ahí, eso nos genera, como Transparencia Internacional y como Chile Transparente, un problema de contradicción. Afortunadamente el director Delaveau entendió esto de manera bastante temprana, y cuidando la institución, de una manera bastante generosa, presentó su renuncia. Nos comunicamos con Transparencia Internacional durante todo el día.

-¿El episodio lesionó de alguna manera la reputación de la institución?

-Decir que no hay un daño a la reputación, sería mentir. Que no lo genera necesariamente el hecho, sino que las reacciones a él. Se ha instalado en Chile que la primera idea que se lanza es la verdad y es muy difícil defenderse. Nos estamos acostumbrando a no escuchar a las dos partes. Aquí lamentablemente ni siquiera tuvimos la posibilidad de poder hacer ese enfrentamiento.

-¿Cómo se financia Chile Transparente? ¿Cuál es la relación con las empresas?

-En nuestra página web tenemos una sección que se llama Nuestra Transparencia donde se puede conocer a qué se dedica cada peso del capítulo. Primero, no recibimos ningún tipo de donaciones y no damos ningún beneficio tributario. Segundo, no recibimos montos que no tengan ninguna justificación. Es decir, o son proyectos o son iniciativas con planes de trabajo con empresas privadas o directamente prestaciones de servicio que se pueden ver en la página. Este es un capítulo que está en 350 mil a 400 mil dólares al año. También tenemos aportes menores de socios, y los ingresos por las clases que yo hago, por ejemplo, y las entrego al capítulo como persona natural.

-¿Cuáles son las prioridades de trabajo para esta nueva etapa?

-Estamos bastante preocupados con esa creencia de que cumpliendo y promulgando un cierto número de leyes vamos a solucionar los problemas de corrupción. Tal como se dice que esto de la lucha de la delincuencia, si alguien te dice que va a terminar con la delincuencia, eso no es veraz. Lo mismo ocurre con la corrupción y nosotros queremos enfocarnos en esos nuevos peligros. La creación de servicios que ocupan aplicaciones, como por ejemplo Uber o las de hoteles, son muy buenas iniciativas, pero son carne fresca para el lavado de activos. En el caso de las nuevas leyes de financiamiento de la política, estamos preocupados de cómo se va a rendir cuentas, cuáles son las trampas.

-¿Buscarán un reposicionamiento de la marca? En otros países ponen mayor énfasis en denunciar situaciones.

-Sí. En Chile no existe un buen sistema de denunciantes, tenemos pocas protecciones. Hay países, como en EE.UU., donde incluso se paga parte de lo que recupera el Estado, quizás puede ser un buen modelo. Queremos alentar muchísimo más que el ciudadano sea denunciante. Si se cree que la lucha contra la corrupción depende solamente de las instituciones vamos a fracasar. Depende de las personas.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p> </p>

 


Foto:esteban fuentes


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales