VENECIA | Ayer se inauguró oficialmente la 15ª Bienal de Arquitectura:
Los desafíos de una arquitectura inclusiva, creativa y pertinente

Las batallas que se están dando en los más diversos rincones del mundo "para mejorar las condiciones de vida de las personas" son el foco del evento internacional -comisariado por el arquitecto chileno Alejandro Aravena- que abrió ayer al público. Son incontables los invitados destacados, entre ellos, una sorpresa por parte de Chile.  

Marilú Ortiz de Rozas Desde Venecia 

Flamea por doquier la bandera del león alado rojo y oro, símbolo de la esplendorosa Venecia, hoy impregnada por el particular espíritu que Alejandro Aravena ha querido otorgar a su curatoría para esta Decimoquinta Bienal Internacional de Arquitectura, que se extiende del 28 de mayo al 27 de noviembre.

Un sello que se respira desde la instalación que concibió -con sus socios de Elemental- su oficina para la sala de acceso a la exposición "Reportando desde el frente", que sirve de obertura para este esperado espectáculo. "Para efectuar esta instalación, no se adquirió material alguno, sino que se reciclaron las toneladas desechadas de la última bienal", explica Aravena. Así, los muros fueron recubiertos con cientos de fragmentadas volcanitas cuidadosamente apiladas, de estético efecto: "lo han llamado el Travertino del Popolo" -bromea Aravena en perfecto italiano e inglés-. Sobre ese revestimiento se adosaron pequeñas pantallas en las que se revelan alcances conceptuales y prácticos del proceso de creación de esta muestra, mientras del techo cuelgan cientos de perfiles de aluminio retorcidos, dramáticamente iluminados.

Aluden tal vez estos a la escala de aluminio a la que se trepaba la arqueóloga alemana Maria Reiche para estudiar las líneas de Nazca, cuya fotografía (de Bruce Chatwin) es la estampa de esta bienal, y también se encuentra impresa en toda Venecia, desde el aeropuerto hasta las paradas de vaporetti . Esta mujer con su escalera, para Aravena demuestra que la creatividad puede ayudar a resolver cualquier meta, por ardua que sea, y que la falta de recursos no es una excusa para no hacer arquitectura. "Asimismo, los simples materiales que usamos en esta instalación, en nuestra sala introductoria, demuestran que si aplicamos un diseño interesante, no necesitamos grandes inversiones para conseguir resultados", destaca.

En esta bienal, el diálogo se va construyendo desde los detalles formales y materiales del oficio, hasta aspectos medulares de su teoría, combinados con las necesidades y características de los usuarios, pasando de lo minimalista a lo monumental, que muchas veces coexisten, tal como lo local se vuelve universal.

Para concebir esta curatoría, durante la entrevista privada que nos otorga, luego del recorrido oficial con la prensa acreditada, Aravena revela que su plan de trabajo no fue diferente del de todos los proyectos que aborda: "El cambio de paradigma es no llegar con la respuesta antes de haber entendido bien la pregunta de qué es lo que se necesita; por eso mismo, sostengo que en la arquitectura es muy importante un equilibrio entre creatividad y pertinencia", expresa. Cuando definió esto, con su equipo se pusieron a investigar qué proyectos, en diversas partes del mundo, estaban contribuyendo a resolver la inequidad, la contaminación, el tráfico o la inseguridad; entre numerosos temas que afectan a poblaciones en situación de vulnerabilidad por muy diferentes causas y circunstancias. La idea no es resolver simplemente sus necesidades básicas, sino "cubrir las dimensiones más intangibles de la condición humana", enfatiza.

Simultáneamente, comenzaron a contactar a arquitectos cuyos proyectos ya conocían, "para invitarlos a compartir las claves de sus obras, aquellas que hicieron la diferencia", agrega. Y, finalmente, se pusieron a revisar los portafolios de una lista de arquitectos "que sistemática y consistentemente han demostrado su capacidad de desarrollar proyectos de envergadura, para chequear qué tenían en los tableros", precisa. La convocatoria incluye a otros profesionales de la construcción, como ingenieros o paisajistas, ONGs y políticos.

Multicultural, local y universal

Justamente, el llamado que hace Aravena ha sido muy bien recibido en el mundo entero, tanto por parte de la prensa como de los arquitectos y el público en general. Un total de 88 invitados extranjeros, de 37 países (de los cuales 50 participan por primera vez y casi un tercio son menores de 40 años), forman parte de la exposición internacional, la que se despliega en el pabellón central de los Jardines de la Bienal y en los edificios de los Arsenales, antiguos astilleros y armeros de Venecia. Entre ellos hay leyendas de la arquitectura contemporánea, como el británico Norman Foster, que exhibe un singular puerto para drones construido en ladrillos: "es altamente sustentable, solamente requiere una inversión en alta tecnología, pero puede resolver problemas de transporte de objetos en lugares remotos de África, donde no hay infraestructura", explica personalmente Foster.

En tanto, el Premio Pritzker chino Wang Shu protagoniza una cruzada para rescatar las antiguas técnicas de construcción populares de su país; mas para él no es un mero acto de resistencia: "el uso de las ancestrales técnicas es sustentable desde el punto de vista social, cultural y medioambiental", precisa. Y de Japón, SANAA, también Premio Pritzker (Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa), conocidos por su sutileza, presentan un delicado proyecto arquitectónico para rescatar a la isla nipona de Inujima del abandono.

Sin embargo, hay decenas de propuestas sorprendentes, como el de la festividad de Kumbh Mela, en India, donde deben levantarse "Siete millones de asentamientos efímeros", como se llama el proyecto. Esta fiesta se hace cada doce años y moviliza a 19 millones de personas por tres meses, investigación que presenta el equipo de Rahul Mehrotra, conocido arquitecto indio, y puede aplicarse para toda población migrante.

También hay propuestas que dignifican barrios periféricos europeos por parte de arquitectos franceses y alemanes; de infraestructura turística en Portugal; de edificios de estético diseño en Rusia y Albania, así como notables rescates de construcciones en ladrillos, adobe y bambú, y también numerosas iniciativas de reciclaje.

Mención aparte merecen dos proyectos: el de una amplia bóveda construida solo en piedra, sin ningún pegamento o elemento unificador, realizado por un equipo de ingenieros del MIT y de la ETH, una universidad suiza; y la espeluznante experiencia de arquitectura forense. "Evidence" se llama la alba muestra que presenta las investigaciones dirigidas por Robert Jan van Pelt, para "interpretar y recrear la arquitectura utilizada en las cámaras de gas que usaron los nazis para exterminar personas", explica.

Asimismo, un total de 65 países presenta sus tradicionales pabellones nacionales, algunos muy sensibles, como el de Sahara Occidental, una nación en exilio que presenta, en conjunto con el arquitecto suizo Manuel Herz, su lucha por el hábitat, que evolucionó de las carpas hasta el adobe. Conmovedores son el de Irlanda, que muestra la experiencia de un grupo de arquitectos que construyó un centro para pacientes afectados por alzhéimer, y el de Tailandia, que aborda la reconstrucción de nueve escuelas tras el terremoto de 2014. En tanto, el de Italia, "Diseñando para el bien común", comisionado por Federica Galloni, muy acorde con la propuesta curatorial de la bienal, presenta interesantes ejemplos de arquitectura social.

 La huella chilena

Una sorpresa chilena para este encuentro es el proyecto " Parque Likandes", que trae a Venecia la oficina de arquitectos Elton-Léniz y que se exhibe en el pabellón central de los Jardines de la Bienal de Venecia. El Parque Likandes es un proyecto educativo desarrollado por Fundación Caserta, que está comenzando a crearse en la precordillera de los Andes, en el Cajón del Maipo, dedicado a niños vulnerables. Con 188 hectáreas de flora y fauna nativa, este parque propone una experiencia educacional inédita, en plena naturaleza, con una metodología propia. "Como fundación estamos comprometidos en la concreción de este parque", manifiesta la presidenta de Fundación Caserta, Francisca Cortés Solari.

El proyecto arquitectónico de Mirene Elton y Mauricio Léniz apunta a ser lo menos invasivo posible, realzando el protagonismo del paisaje, e incluye un total de 19 espacios, uno de ellos ya terminado, un Pabellón de Sombra. "Este es un prototipo y parte de un conjunto, articulado en torno a una aldea central, que considera desde dormitorios, comedores, caballerizas, observatorio astronómico, apiario y diversas otras construcciones que también operan metafóricamente a modo de sombras", explican los arquitectos. Esto, porque pintados de negro y en materiales naturales y ligeros, se difuminan en aquel bello entorno natural.

En Venecia, este proyecto de arquitectura educativa se plasma a través de una artística muestra, "Andes Shadow", concebida por Gonzalo Puga . La instalación audiovisual traslada al espectador, mediante realidad virtual, hasta el Parque Likandes, cuya segunda fase comienza a construirse a fines de año. Un proyecto que sintoniza con las palabras del propio presidente de La Biennale di Venezia, Paolo Baratta, quien señaló que en estas exhibiciones "por lo general se muestran grandes proyectos arquitectónicos ejecutados en el pasado; en cambio, esta invita a mirar hacia el futuro".

Cinco grupos de arquitectos de Chile fueron invitados a la exposición internacional, y cuatro de estos se presentan en los Arsenales: Pezo von Ellrichshaussen, Cecilia Puga, Estudio del Paisaje Teresa Moller & Asociados y un video del Grupo Talca. Este último además ganó el concurso convocado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, CNCA, para crear el pabellón de Chile, donde se exhibe la muestra "A contracorriente", que presenta quince proyectos autogestionados, dedicados a sectores rurales del Valle Central.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Instalación concebida por Elemental, que recicló toneladas de desechos de la última bienal y que abre la muestra Reportando desde el frente.
Instalación concebida por Elemental, que recicló toneladas de desechos de la última bienal y que abre la muestra "Reportando desde el frente".
Foto:ANDREA AVEZZU / GENTILEZA BIENAL DE VENECIA

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales