ELMERCURIO.COM Volver

Ópera en regiones | La apuesta del teatro de la VI Región por el repertorio barroco:
Rancagua convierte la ópera "Las Indias galantes" en una apuesta familiar

Domingo 29 de mayo de 2016

Detalle de innovadora propuesta visual a cargo de la compañía uruguaya Pampinak, especialista en circo, teatro negro y magia.Foto:PABLO MARDONES

La compañía uruguaya Pampinak trabaja en una original puesta en escena que combinará los efectos del teatro negro, luces led, muñecos, técnicas circenses, acróbatas, cantantes y bailarines. "Es recomendado para personas entre los 0 y los 99 años", advierte Martín López Romanelli, director de este colectivo, sobre este título del compositor Jean-Philippe Rameau y que tendrá tres presentaciones confirmadas: 9, 10 y 11 de junio.
 


Maureen Lennon Zaninovic 

En poco más de un año, el Teatro Regional de Rancagua ha revolucionado la escena operística nacional por sus propuestas poco convencionales.

En 2015 acogió el estreno latinoamericano de "Platée" del compositor francés Jean-Philippe Rameau (1683-1764), un músico cúspide del barroco y que integró una ilustre generación conformada, entre otros creadores, por Jean-Baptiste Lully (1632-1687), Marc-Antoine Charpentier (1643-1704) y André Campra (1660-1744).

"Pablo Maritano montó una fiesta de ideas imaginativas y transgresoras, en un movimiento de flujo constante, siempre sorprendente y nunca reiterativo, con guiños al punk , al kitsch y a la estética de 'Priscilla, la reina del desierto'", escribió Juan Antonio Muñoz, crítico de ópera de "El Mercurio", aludiendo a esta innovadora régie de "Platée" que trasladó el mítico mundo griego hasta nuestros días.

A fines de marzo, el escenario rancagüino abrió su temporada 2016 con un "Don Giovanni" de Mozart bastante actual. La propuesta escénica de Marcelo Lombardero incorporó un elogiado dispositivo y una escenografía virtual creada por Diego Siliano.

"La llegada de la ópera a la VI Región, con puestas en escena originales, ha generado un impacto muy potente, con un gran interés a nivel nacional y una destacada cobertura de la prensa. Hasta hace dos años, era impensado para el rancagüino acceder a este tipo de montajes", comenta satisfecho José Pablo Domínguez, miembro del directorio de la Corporación de la Cultura y las Artes de la Municipalidad de Rancagua, entidad que a su vez administra este escenario con un aforo de 729 butacas.

Nuevamente este coliseo de la Región de O'Higgins decidió apostar por la obra del compositor Jean-Philippe Rameau. Continuando con su temporada lírica 2016, el 9 (gala privada), el 10 y 11 de junio se estrenará en este espacio otro título del creador barroco: "Las Indias galantes".

"Sin duda que la vara quedó alta. Vi un video de 'Platée' y me impactó. No sé cómo esa producción no está girando por toda Europa. ¡Es alucinante! Nuestra propuesta es totalmente diferente. Para nuestro alivio, el público no va a poder encontrar puntos de comparación", advierte Martín López Romanelli, director de la compañía uruguaya Pampinak, reconocida por su empleo de técnicas de magia, marionetas, circo y teatro negro.

Marcelo Vidal, director del Teatro Regional de Rancagua, complementa que en febrero los artistas uruguayos se presentaron en este escenario. "Tras ver su trabajo, quedé muy sorprendido con el resultado estético y de inmediato los convencí para que se incorporaran a nuestra temporada. Me pareció sumamente acertado convocarlos. Que se atrevieran con este monstruo sagrado que es la ópera y con el versátil lenguaje musical de Rameau".

Un trabajo multidisciplinario

Martín López Romanelli advierte que, además de Rancagua, han llevado sus elogiadas creaciones al Teatro Nescafé de las Artes, a Matucana 100 y al Teatro del Lago. "Lo novedoso es que acá -y eso nos tiene con un cosquilleo permanente- tendremos nuestro debut en la ópera. ¡Ha sido todo un desafío! Generalmente estrenamos nuestras obras en el Teatro Solís de Montevideo y, hace poco, Julio Bocca nos encargó un 'Cascanueces' para el Ballet del Sodre, pero nunca antes habíamos incursionado en este género".

El director de la Compañía Pampinak añade que siete integrantes de su colectivo ya llevan casi un mes de residencia en esta ciudad, afinando los detalles de la puesta en escena. "El sello de nuestros espectáculos es que son transversales, desde los 0 a los 99 años. La semana pasada, en la conferencia de prensa de lanzamiento de la ópera, llegaron 800 estudiantes. ¡Meter en un teatro 800 adolescentes es lo más difícil que hay y nosotros lo hicimos!", dice y confiesa que su propuesta "se está transformando, más que en una ópera tradicional, en un espectáculo multidisciplinario. En una misma producción tendremos un coro de 20 personas, un cuerpo de baile con 20 bailarines, una orquesta de 40 músicos, acróbatas, actores, cantantes. Habrá proyecciones en video, trucos auditivos y visuales: en un momento reproduciremos el sonido de una tormenta y la erupción de un volcán con una tela de 16 metros que pasará por encima de la platea. Habrá muchísimos muñecos en escena e infinitas combinaciones: personajes mitad humanos y mitad muñecos; y viceversa. Hay una muñeca, por ejemplo, que saltará hasta el foso de la orquesta. El coro será un coro de luciérnagas. Sus integrantes cantarán y moverán 40 luces led. El efecto visual es bien potente. El gran desafío es poder encantar a toda la familia".

Ecología y cuidado de la naturaleza

Jean-Philippe Rameau, considerado por sus contemporáneos como el "Rey de la Danza", plasmó en "Las Indias galantes" -junto al libretista Louis Fuzelier- un argumento bastante simple. Tras un prólogo, se suceden cuatro actos que, a su vez, dan cuenta de cuatro historias de amor galante que ocurren en "Las Indias": lugar que en el siglo XVIII se asoció con ambientes exóticos y bucólicos. Los actos están ambientados, respectivamente, en Turquía, Perú, Persia y América del Norte. En ese contexto, cuatro jóvenes de cuatro naciones "civilizadas" y aliadas en la época: Francia, Italia, España y Polonia, son arrastrados a la guerra y acaban en "Las Indias".

"Hicimos una adaptación a nuestra realidad latinoamericana", advierte Marcelo Vidal. El director del Teatro Regional de Rancagua agrega que los impactantes marcos naturales en que transcurren cada uno de los actos, "nos resultaron iluminadores para entender la problemática ecológica que afecta hoy a este continente. Las noticias recientes nos dieron material de sobra para reforzar esta idea: los salmones, la marea roja, Chiloé y el león del zoológico. En esta puesta en escena, el público va a poder identificar muchos espacios naturales de nuestro país. Verán una bolsa de plástico gigante, de aproximadamente 10 metros, que se infla sobre el escenario y donde el coro se ahoga como si sus integrantes fueran peces en el fondo del mar. También hay una escena en la Araucanía, donde una indígena provoca atracción, tanto en un extranjero, como en un lonko (Adario); pero ella rechaza los regalos y galanteos, porque prefiere ser fiel a su mundo de paz y salvaje. No queremos construir un discurso ecologista, pero sí hacer reflexionar a los espectadores sobre la importancia del cuidado y el cariño hacia nuestra naturaleza", dice Marcelo Vidal.

La soprano Madelene Vásquez, becada de honor por la Corporación de Amigos del Teatro Municipal de Santiago, dará vida a cuatro mujeres: Hebé, Phani, Zaire y Fatime. Comenta que ha sido un desafío poder abordar "este repertorio donde se mezcla el amor, la naturaleza y los adornos vocales. Mis personajes son muy ricos en términos musicales. Me han permitido encarnar el barroco francés, pero también algunas líneas más italianas".

El barítono Patricio Sabaté (Osman/Adario) aplaude la apuesta del Teatro Regional de Rancagua de abrirse a otros repertorios: "Mucha gente me pregunta, por qué no montamos 'La Bohème' o 'La traviata'. ¡Para qué vamos a dar más de lo mismo! En el mundo musical nacional chileno alguien tiene que rescatar el barroco y Rancagua ha hecho un aporte de calidad".

El elenco de "Las Indias galantes" también lo integran la soprano Patricia Cifuentes (Emilie/Zima/Amour), el tenor Exequiel Sánchez (Valere/Carlos/Damon) y el barítono Ricardo Seguel (Bellone/Ali/Alvar/Huascar).

 Programarse:

"Las Indias galantes"

Compositor: Jean-Philippe Rameau

Lugar: Teatro Regional de Rancagua

Fechas: Jueves 9 (gala cerrada), viernes 10 y sábado 11 de junio, a las 19:00 horas

Entradas: Desde $5.000

Régie: Martín López Romanelli y Marcelo Vidal

Dirección musical: Marcelo Birman

Vestuario: Germán Droghetti

Más información en www.teatrorancagua.cl

El riquísimo aporte musical de esta ópera-ballet francesa

Para los musicólogos, esta obra de Rameau es uno de los títulos más complejos de todo el repertorio barroco. ¿La razón? La partitura requiere variados instrumentos de época como laúdes, flautas y piccolos de madera, varios claves y musettes (similares a las pequeñas gaitas francesas).

"La Orquesta Barroca NuevoMundo ejecutará réplicas históricas de todos esos instrumentos. Como en la zona tenemos luthiers de prestigio, podemos montar una ópera con la misma sonoridad del siglo XVIII", advierte Marcelo Vidal. El director del Teatro Regional de Rancagua adelanta que, gracias al trabajo del luthier Mauricio Puentes, en "Las Indias galantes" también se sumará un clavecín confeccionado completamente en esta ciudad. "Ya lo usamos en un concierto, pero acá este instrumento tendrá su debut en el género lírico", dice Vidal.

El músico argentino Marcelo Birman nuevamente volverá a dirigir la Orquesta Barroca NuevoMundo. Explica que Rameau propone en esta obra el formato de ópera-ballet. "En su época fue muy común el ballet heroico, con grandes héroes, pero acá el compositor francés dio un paso más allá, al plantear un ballet de acción, es decir, un ballet que casi se independiza de la ópera y encarna una acción propia. Eso sí que fue un hito en la época de Luis XV". Birman añade que en este título, a diferencia de las grandes tragedias, "prácticamente no hay aparición de dioses. Los personajes son cercanos y los grandes efectos corresponden a efectos de la naturaleza. Hay una escena preciosa de la tempestad que anticipa 'Iphigénie en Tauride' de Gluck. La escena del volcán, en tanto, es el reflejo de un sinfonismo muy único".

El director musical puntualiza: "Son cuatro historias que buscan lo exótico, la transmisión de la Ilustración a través del contacto con una naturaleza virgen. En la historia del Huascar, por ejemplo, se hace referencia a la sangre indígena derramada por la colonización. Es muy interesante, porque tanto Rameau como su libretista Louis Fuzelier, tomaron partido por los pueblos originarios. Ellos, a través de los escritos de Garcilaso de la Vega, plantean una lectura a favor de los indígenas".

Y advierte que en 2002, en una versión de semiconcierto, "Las Indias galantes" se presentó en el Teatro Colón de Buenos Aires. "En Rancagua - y por primera vez en Latinoamérica- se ofrecerá con una escenografía y régie completas", dice Birman.