Según datos entregados por Corfo, entre 2010 y 2015
Radiografía a los fondos públicos para startups: 100 compañías recibieron más de un aporte en seis años

La información dada a conocer por la estatal muestra también que un total de 2.700 emprendedores han logrado algún beneficio. De ellos, 135 lo han hecho en dos o más oportunidades.  

Pablo Tirado 

Un total de 2.816 programas de apoyo a la innovación y al emprendimiento ha entregado el Gobierno, a través de Corfo, desde 2010 hasta 2015. Se trata de iniciativas que incluyen a Start-Up Chile, que entrega $20 millones; The S Factory, que reparte $12 millones; Capital Semilla y fondos PRAE para regiones, que ascienden a $25 millones cada uno, y los fondos SSAF que pueden llegar hasta los $60 millones.

De acuerdo a información entregada por la entidad estatal, durante esos seis años, 2.721 emprendimientos han recibido algún tipo de beneficio público para su funcionamiento, mientras que de ellos un total de 100 han captado dos o más aportes estatales.

Entre esas compañías destaca, por ejemplo, la premiada firma Algramo, que en 2013 fue seleccionada para formar parte del programa Start-Up Chile y que, un año después, recibió un fondo SSAF patrocinado por UDD Ventures. Similar es la situación de LAB4U, emprendimiento liderado por Komal Dadlani, que hace tres años recibió el aporte de Start-Up Chile y en 2014 se hizo acreedora de un SSAF de la mano de la Universidad Técnica Federico Santa María.

Según explica Inti Núñez, gerente de Emprendimiento de Corfo, en el esquema actual que se ha desarrollado en Chile es posible recibir dos o tres financiamientos, siempre que se justifique por la etapa por la que atraviesa la compañía o porque se trata de una iniciativa que ha cambiado su foco y requiere de una segunda inversión. "Hoy en día el sistema está pensado para que a quienes les vaya bien puedan tener hasta tres tipos de inversión, por ejemplo Capital Semilla, SSAF-I, Scale UP/Expansión. La idea es no superar los $150 millones, y esto en términos internacionales es bueno, pero no de lo más alto", explica Núñez.

Emprendedores con más fondos el mismo año

Los datos proporcionados por Corfo también muestran que, al margen de los 100 emprendedores que han recibido dos o más aportes para el mismo proyecto, hay otros 35 que han recibido apoyo para dos o más iniciativas distintas. De ese modo, suman 135 aquellos emprendedores que han sido ganadores de un programa público más de una vez.

Según la información de Corfo, por ejemplo, en 2011 un emprendedor recibió un Start-Up Chile para el proyecto Miro Analytics, mientras que en 2013 logró un Capital Semilla para ese mismo emprendimiento y un nuevo fondo de Start-Up Chile extra para el emprendimiento Agronometrics. "Imaginamos que el primero fue un proyecto que iba creciendo, y en ese año, de SUP se podía pasar a Semilla. La idea es apoyar el crecimiento de los emprendimientos. En la modalidad actual, el recorrido de los emprendedores es a través de SSAF-I. El segundo emprendimiento debe ser una extensión que fue creada como spin off , es decir, otra empresa. Y en ese caso, sí es posible hacer esto", apunta Inti Núñez.

Otro caso llamativo es el de un emprendedor que el año pasado consiguió un Capital Semilla para E-Bike y un PRAE para Easybici. En ambos casos, el proyecto es descrito con características bastantes similares: servicios de bicicletas eléctricas.

En este caso, Núñez explica que un emprendedor puede recibir un aporte a nivel regional, y luego ese mismo emprendedor, con un proyecto similar, puede recibir otro aporte en otra región o a nivel nacional. "De todas maneras, esto es indeseado. No queremos duplicar apoyos, y por esto estamos invirtiendo muy fuerte en seguimiento, y este tipo de casos no se debería dar", enfatiza el ejecutivo.

Los programas que de ningún modo pueden ser adjudicados al mismo emprendimiento el mismo año, según revela el gerente de Emprendimiento de Corfo, son los Capital Semilla y Start-Up Chile, que están en la misma categoría. En ese caso, dice Núñez, deben renunciar a uno de los dos.

Según los datos proporcionados por la estatal, solo el emprendimiento DesRueda se encuentra en esa situación, pues el año pasado resultó ganador en esos concursos.

Asimismo, el año pasado, los emprendimientos Sensication y Vessi recibieron ambos un Capital Semilla y un SSAF. Esto, según el esquema de entregas públicas, no es irregular, puesto que los fondos de Capital Semilla están en una categoría, mientras que los fondos SSAF están en otra. "La idea es que (una persona) nunca esté en más de dos financiamientos Semilla en paralelo, ideal es uno. De hecho, se ha trabajado para limpiar casos donde pueda duplicarse la participación de personas", comenta Inti Núñez, quien comenta que Corfo compró una plataforma informática nueva para mejorar su proceso de seguimiento.

Cuidado con el uso

Una de las organizaciones que tienen experiencia en el efecto de los recursos destinados al apoyo de los emprendimientos es Endeavor. Su directora ejecutiva, Ángeles Romo, comenta que si bien valora los avances de las autoridades, se debe tener cuidado con que los emprendedores vean estos instrumentos como una alternativa para partir más rápido y apalancar financieramente su negocios, en sus inicios, cuando la empresa vale poco y sumar un inversionista puede ser muy caro. "Lo importante es que lo utilicen como una fuente de financiamiento que se complementa con otras, y es visto como un punto de partida en la cadena de financiamiento", explica Romo.

Para ella, el mayor riesgo es que el financiamiento público deje a los emprendedores tempranos en una "zona de confort", y que se mantengan como empresas pequeñas. "Si somos capaces, como ecosistema, de mantener la filosofía de impactar, en producto y empleos, el uso de estos instrumentos de financiamiento solo puede tener un impacto local positivo en la medida que más empresas son creadas e impulsadas a crecer. Si no, será presupuesto mal gastado", afirma.

2.721 compañías fueron apoyadas por algunos de los programas de la Corfo entre 2010 y el año 2015.

534% aumentaron los fondos entregados en seis años. En 2010 sumaron 119, mientras que el año pasado llegaron a los 755.

$60 millones es el máximo que entrega el programa SSAF, uno de los más generosos de la Corfo.

 Proyecto de Alberto Chang recibió aportes en el año 2011

Como un agua ultra premium de la Patagonia. Así era promocionada IceSwan, el emprendimiento liderado por el empresario Alberto Chang que en 2011 recibió un Capital Semilla de Corfo.

Según se puede leer en los informes de la entidad estatal, el dinero fue otorgado a Carolina van Bebber, quien figura como gerente general de IceSwan.

En su momento, el agua fue presentada como una de las más puras y lujosas del planeta, llegando incluso a patrocinar la Necker Cup, uno de los torneos de tenis más exclusivos del mundo, que se realiza en la isla privada del empresario inglés Richard Branson, creador del imperio Virgin, amigo de Chang.

IceSwan, además, estuvo el año pasado en la Expo Milán, plataforma que querían usar para comenzar a exportar a Corea del Sur, para luego seguir con Estados Unidos y Australia.

Si bien, originalmente el agua prometía estar disponible en algunas tiendas boutique de Santiago, hoy solo es posible adquirirla vía telefónica y comprando un mínimo de cuatro cajas de 18 botellas cada una.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<br/>


Foto:Marcelo Duhalde

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales