Ex jefe del gabinete presentó el martes su renuncia a la Presidenta Michelle Bachelet
Jorge Burgos cierra un ciclo en Interior: "Estoy cansado físicamente y eso me pasó la cuenta"

El ex secretario de Estado venía conversando su salida del cargo desde marzo con la Mandataria. Hoy parte a Londres, donde permanecerá dos semanas. En su reemplazo asumió el ex embajador Mario Fernández (DC).  

María José Ahumada 

Dos reuniones privadas sostuvieron el martes la Presidenta Michelle Bachelet y el entonces ministro del Interior, Jorge Burgos. La primera fue temprano en la mañana, y la segunda, por la tarde.

El objetivo de ambos encuentros fue concretar la renuncia de Burgos a su cargo como jefe del gabinete. Una decisión que el militante DC venía abordando desde marzo con la Mandataria y que finalmente se oficializó ayer por medio de un comunicado de prensa, entregado a las 11:15 horas. El documento, además, informaba la decisión de la Jefa del Estado de nominar en su reemplazo al embajador de Chile en Uruguay, el DC Mario Fernández Baeza (ver C 3).

Con la Presidenta

El ex jefe del gabinete había llegado a las 7:20 horas hasta Palacio. Se dirigió a su oficina, y luego de media hora, a las 7:50, cruzó, con una carpeta en sus manos, hasta el despacho de la Mandataria.

Según aseguraron en el Gobierno, en la cita -que se prolongó por 50 minutos- se coordinó que la ceremonia de juramento de Fernández sería a las 13:00 horas. La Jefa de Estado, por su parte, no suspendería su actividad de las 10:30 horas, en La Florida, donde entregó un conjunto de viviendas.

El nuevo ministro se encontraba de vacaciones en Chile, y tenía agendada una reunión para este viernes con la Jefa de Estado en su calidad de embajador. Sin embargo, el martes recibió un llamado desde La Moneda, donde se le citó a una reunión con la Mandataria para el día de ayer.

Fernández llegó a Palacio antes de las 9:00 horas, donde se le oficializó su nuevo cargo. En la instancia también se dio un espacio para tener una reunión en conjunto con la Presidenta y su antecesor, quien por lo demás lo había sugerido para el cargo en una de las variadas conversaciones que tuvo con la Jefa del Estado con respecto a su renuncia.

Acto en La Moneda

Finalmente, pasado el mediodía, comenzaron a llegar parte de los secretarios de Estado para participar de la ceremonia de juramento, que se llevó a cabo en el Salón Montt-Varas de La Moneda.

"Quiero agradecer muy sinceramente al ex ministro Jorge Burgos Varela, la dedicación y entrega que tuvo primero como ministro de Defensa. Yo sé que él hizo un tremendo sacrificio para venir desde el Ministerio de Defensa -que le encantaba- al Ministerio del Interior y Seguridad Pública. Así que, muchas gracias, Jorge, por eso, pero también gracias por la confianza, por el afecto y el cariño que hemos desarrollado y que -tal como tú me dijiste- va a perdurar más allá de los roles institucionales que nos ha tocado llevar adelante", dijo con voz entrecortada la Presidenta durante la ceremonia.

Luego del acto, Burgos atribuyó su decisión a un agotamiento físico. "Como es ya un hecho público, yo le presenté a la señora Presidenta mi renuncia. La razón fundamental de mi renuncia es que estoy cansado, con harta honestidad, estoy cansado físicamente y me pasó la cuenta un poco más de dos años el trabajo ministerial", dijo el ex ministro, destacando que se trata de una "decisión personal".

Se trataba del mismo mensaje que entregó a su equipo de asesores cerca de las 11:00 horas, cuando los reunió para informales de su decisión.

Burgos había renunciado a su cargo a fines del año pasado, cuando la Jefa de Estado realizó un viaje a La Araucanía sin avisarle y luego logró frenar su salida. Desde entonces que en el oficialismo eran un comentario obligado las diferencias de opinión -en ocasiones públicas- entre el jefe de gabinete y la Mandataria. La semana pasada, por ejemplo, transmitió su desacuerdo con la decisión de interponer una querella en contra de revista Qué Pasa (ver recuadro).

Viaje a Londres

Al finalizar la ceremonia de juramento, Burgos y Fernández sostuvieron un almuerzo acompañados de sus respectivas familias en el comedor de Interior. Durante la tarde realizaron en conjunto el traspaso de funciones, momento en que el nuevo ministro confirmó a todo su equipo de Interior.

El ex secretario de Estado, en tanto, parte hoy a Londres a ver a su hijo y a su nieta, que residen en la capital inglesa. Los pasajes los había comprado hace siete meses.

"La razón fundamental de mi renuncia es que estoy cansado físicamente y me pasó la cuenta un poco más de dos años el trabajo ministerial. Hubo alguna repercusión en mi salud".

"Aquí no le puedo echar la culpa a nadie porque es una decisión personal".

"Estoy profundamente agradecido de la Presidenta, que haya confiado en mí en dos ministerios".

"Con la Presidenta yo siempre tuve de parte de ella mucho respeto. Siempre me escuchó, tuvimos diferencias. Yo sé ubicarme, quien manda en un régimen presidencial es la Presidenta. Yo tenía de antes una amistad, la conservo y creo que la acrecenté".

"La verdad es que nosotros como gobierno creíamos que era buena esta agenda corta de seguridad ciudadana (...). Hubo ciertos sinsabores, pero mi ida no tiene que ver con ese tema, ni con la actitud de algunos diputados de la Nueva Mayoría".

"Le di mi opinión a la Presidenta en su minuto (por la querella contra Qué Pasa). Yo resguardo las opiniones que le di a la Presidenta en reuniones privadas".

 La Araucanía y Agenda Corta Antidelincuencia: Los énfasis que marcaron la gestión del ex jefe de Gabinete

Su gestión en La Araucanía y la agenda corta antidelincuencia fueron algunos aspectos que más se destacaron en el mundo político respecto a la gestión de Jorge Burgos.

En innumerables oportunidades el ex ministro visitó La Araucanía, donde participó de reuniones con las policías para evaluar el trabajo que desempeñan para frenar los focos de conflicto de la zona. Desde La Moneda aseguraron que precisamente los hechos de violencia ocurridos en la región fueron una de las prioridades en la agenda del ex jefe de Gabinete. En una de sus últimas declaraciones respecto a los hechos de violencia suscitados en la región, el ex ministro dijo: "Luchamos con las armas del Estado de Derecho contra delincuentes organizados. Habrá triunfos y derrotas; pero, en definitiva, no habrá impunidad. Se equivocan los que creen que claudicaremos".

Otro de los asuntos que ocuparon al ex titular de Interior fue el proyecto de ley de Agenda Corta Antidelincuencia, donde se encontró con más de una dificultad. Las normas sobre el control preventivo de identidad y las sanciones por filtraciones -más conocida como "ley mordaza"- generaron rechazo entre algunas de las bancadas de la Nueva Mayoría, como el PS y el PC.

El ex ministro, sin embargo, defendió en repetidas ocasiones la iniciativa. "El Gobierno considera que el proyecto es bueno y va a intentar tener los votos. En Chile tenemos control de identidad hace casi 20 años, y se está agregando la posibilidad de un control preventivo con fines absoluta y exclusivamente identificatorios", dijo antes de que el proyecto fuera sometido a votación.

Y a pesar de que la iniciativa fue aprobada -sin contar con votos oficialistas en la norma sobre control preventivo-, luego los diputados del PS anunciaron que recurrirían al Tribunal Constitucional (TC) para objetar dicha indicación, acción que finalmente no concretaron debido a la falta de firmas para la presentación del escrito. No obstante, tras ello, el PC indicó que acudirán a tribunales internacionales para evitar la arbitrariedad del control preventivo.

Diferencias y matices con la Presidenta

Querella contra Qué Pasa

El ex ministro no fue partidario de que la Presidenta interpusiera una querella en contra de revista Qué Pasa. Así se lo habría manifestado personalmente antes del viernes 27 de mayo, cuando el semanario publicó en su edición escrita parte de una escucha telefónica en la que el gestor inmobiliario e imputado por el caso Caval, Juan Díaz, señalaba que supuestamente la Jefa de Estado recibió beneficios económicos por la venta de terrenos en Machalí. El solo abrir un debate por las restricciones a la libertad de expresión, e incluso la viabilidad jurídica de una acción judicial de ese tipo, no le hacían sentido. El jefe de gabinete, que ni siquiera apoyaba querellarse en contra de Díaz, nunca se refirió públicamente a la decisión de la Jefa de Estado.

Testimonio judicial de Dávalos

"Son declaraciones, por mi lectura, bastante poco atingentes al tema que se investiga. Son, parece ser, más bien, una discusión subjetiva, de carácter político, que pareciera no aportan mucho al tema que se investiga", señaló Burgos el 23 de diciembre pasado. El entonces ministro se refirió así al testimonio judicial de Sebastián Dávalos ante la fiscalía, donde aseveró que el caso Caval fue una operación política de la denominada G-90 del PPD -liderado por Rodrigo Peñailillo- para bajar el perfil al caso SQM. La en esos días vocera (s) de Gobierno, Javiera Blanco, dijo que el Ejecutivo no comentaba situaciones relacionadas con investigaciones judiciales. Los dichos de Blanco eran los que interpretaban al segundo piso de Palacio.

Inhibición de Carabineros

A propósito de los graves incidentes en las afueras del Congreso durante el pasado 21 de mayo, la Presidenta dijo que la situación del estudiante Rodrigo Avilés, que fue golpeado por un chorro de agua de un carro de Carabineros en 2015, pudo haber incidido en el actuar de la policía. "Debe haber pesado la experiencia del año anterior, pueden haber quedado algunos complicados con lo que pasó con Rodrigo Avilés. A lo mejor eso inhibió a algunas personas", señaló la Mandataria. Burgos no compartió lo que en La Moneda se bautizó como la "tesis de la inhibición" y salió a respaldar con fuerza a Carabineros al día siquiente. "Mi labor como ministro del Interior es que las policías no se sientan inhibidas y en eso trabajo todos los días", afirmó.

Reforma laboral

Las disímiles posturas en el gabinete por la reforma laboral se acrecentaron luego de que el TC impugnara las normas sobre titularidad sindical y extensión de beneficios vía afiliación. En ese momento se expresaron diferentes preferencias para hacer frente al fallo del TC. Burgos no estuvo de acuerdo con presentar un veto presidencial supresivo en materia de pactos de adaptabilidad y los quórums para negociar, una iniciativa respaldada por la CUT y que terminó imponiéndose en La Moneda. En el caso de la reforma constitucional para reponer la titularidad sindical no fue distinto: el ex ministro habría insistido en la inviabilidad de este camino, debido a que la Nueva Mayoría no cuenta con los votos para aquello. Su opción no prosperó.

La Araucanía

Con su renuncia escrita y fundamentada ingresó el 30 de diciembre a la oficina de la Presidenta. La dimisión a su cargo en Interior, en esa ocasión, tuvo que ver con un viaje de la Mandataria a La Araucanía, del cual no fue informado el entonces jefe de Gabinete. Tras una extensa conversación, la Mandataria logró frenar su salida. "Le dije (a la Presidenta) que esta situación no se podía repetir de ninguna manera", señaló más tarde Burgos. La situación tensionó a la Nueva Mayoría. En la DC volcaron sus críticas a la jefa de gabinete de la Mandataria, Ana Lya Uriarte, y en el PC cuestionaron al ex ministro, al punto de que la diputada Camila Vallejo señaló que "si hubiera estado en el lugar de la Presidenta, habría aceptado su renuncia".

Realismo sin renuncia

Fue en el consejo de gabinete del 10 de julio del año pasado cuando la Presidenta acuñó la frase "realismo sin renuncia". Pasaron los días y el concepto fue reforzado por lo que se denominó la "dupla Burgos-Valdés", en relación al titular de Interior y Hacienda. Ambos ministros eran partidarios de dar "prioridad y gradualidad" al programa de gobierno, en medio de la compleja situación económica. Sin embargo, la Mandataria señaló días después que "algunos leyeron solo la palabra realismo, no escucharon el 'sin renuncia'". Burgos se reunió entonces con la directiva de la DC y los ministros de ese partido, y luego con el ex Presidente Ricardo Lagos en La Moneda. Los democratacristianos lo respaldaron ampliamente en ese episodio.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El ministro Burgos se despidió de buen ánimo luego de la ceremonia de juramento en el Salón Montt-Varas de La Moneda, donde la Presidenta le agradeció la labor. Por la tarde abandonó Palacio por la puerta de Morandé 80, donde salió con una bandera chilena y lo aplaudieron sus colaboradores.
El ministro Burgos se despidió de buen ánimo luego de la ceremonia de juramento en el Salón Montt-Varas de La Moneda, donde la Presidenta le agradeció la labor. Por la tarde abandonó Palacio por la puerta de Morandé 80, donde salió con una bandera chilena y lo aplaudieron sus colaboradores.
Foto:héctor aravena

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales