ELMERCURIO.COM Volver

Se acerca la paz, tras 50 años de guerra interna:
Gobierno colombiano y guerrilla de las FARC acuerdan cese del fuego bilateral y definitivo

Jueves 23 de junio de 2016

En virtud de los acuerdos, unos siete mil guerrilleros de las FARC deberán concentrarse en zonas especiales, para que una vez firmado el acuerdo definitivo de paz comiencen a desarmarse. En la foto, un contingente de la guerrilla durante un entrenamiento militar en la selva.Foto:EL TIEMPO/GDA EL TIEMPO/GDA

Hoy se firmará el pacto en La Habana, acto al cual asistirán la Presidenta Bachelet y el secretario general de la ONU.
 


EL TIEMPO/ Agencias 

"Las delegaciones del Gobierno Nacional y de las FARC informamos a la opinión pública que hemos llegado con éxito al Acuerdo para el Cese el Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo; la Dejación de las armas". Con esas palabras los equipos negociadores de las partes anunciaron ayer en un comunicado conjunto el histórico pacto que pondrá fin a la guerra de más de 50 años en Colombia.

Ambas delegaciones indicaron que lo acordado "se dará a conocer" hoy en un acto en La Habana encabezado por el Presidente Juan Manuel Santos y el jefe máximo de las FARC, Timoleón Jiménez, alias "Timochenko", así como por representantes de los países garantes y facilitadores: Los presidentes de Cuba, Raúl Castro; de Chile, Michelle Bachelet; de Venezuela, Nicolás Maduro; y el canciller de Noruega, Borge Brende.

También asistirán los mandatarios de El Salvador, Salvador Sánchez; y República Dominicana, Danilo Medina, así como el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon y el delegado especial de Estados Unidos para el proceso de paz, Bernie Aronson.

"Trabajamos por una Colombia en paz, un sueño que comienza a ser realidad", celebró en Twitter Santos al ver más cerca el final de un conflicto que involucró a guerrilleros, paramilitares y agentes del Estado, con un saldo de 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados.

No se precisó cuándo entrará en vigencia el cese del fuego bilateral. Aunque la guerrilla marxista-leninista surgida en 1964 mantiene un alto al fuego unilateral desde julio del año pasado, mientras que el gobierno de Santos suspendió los bombardeos aéreos en su contra.

Para la desmovilización final de las FARC, los negociadores discuten la creación de zonas de concentración de unos 7.000 rebeldes, cuyo desarme se hará bajo supervisión de la ONU.

El anuncio de Santos y la guerrilla despertó un amplio respaldo de los partidos Liberal, Conservador, Alianza Verde y el oficialista De la U. Pero también críticas.

Para el procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez, el cese al fuego solo podría darse una vez la insurgencia entregue las armas y se desmovilice.

"El cese bilateral sería procedente una vez se firme el acuerdo final y lo es para desmovilizar y desarmar a la guerrilla con términos definidos. Si no es así, estaríamos ante el instrumento más apropiado para hacer proselitismo político armado", dijo Ordoñez a la prensa.

Álvaro Uribe, ex Presidente y senador del Centro Democrático, dijo que esperará conocer lo acordado en La Habana antes de dar su opinión, pese a que está haciendo campaña para boicotear un pacto de paz una vez se someta a plebiscito.

En el comunicado revelado ayer, se incluyó la creación del Tribunal Especial para la Paz, que será el encargado de juzgar a guerrilleros, políticos, militares y policías por delitos relacionados con el conflicto armado. Aún no se ha determinado quienes serán los integrantes de ese organismo transitorio.

El acuerdo alcanzado es trascendental según El Tiempo, porque incluirá la definición de las zonas de ubicación de las tropas guerrilleras para la verificación del cese bilateral del fuego; el cronograma de la dejación de armas, y las garantías de seguridad para los combatientes. Resuelto esto, la firma definitiva de la paz se daría en dos meses, según los cronogramas conocidos.

El miércoles en la mañana, el jefe guerrillero "Carlos Antonio Lozada", quien hace parte del grupo negociador en la isla, escribió en Twitter: "Subcomisión técnica entregó a la mesa propuesta de Acuerdo de Cese al Fuego y Hostilidades y Dejación de Armas. #ElÚltimoDíaDeLaGuerra".

El pulso en el punto del fin del conflicto, que es la esencia del proceso de paz, venía desde marzo pasado, cuando el gobierno y las FARC no lograron ponerse de acuerdo sobre el número de zonas de ubicación y sobre las restricciones que tendrían los guerrilleros en esas zonas.

 "Es un buen pacto, pero también genera desconfianza"Gustavo Duncan:

Gustavo Duncan es una de las voces más autorizadas en cuanto a conocimiento del conflicto interno colombiano. El profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Eafit de Medellín, columnista de El Tiempo de Bogotá y autor de libros como "Más que plata o plomo" y "Los señores de la guerra" sostiene que este, en la medida de lo posible, es "un buen acuerdo", que ha generado una celebración por la paz, pero al mismo tiempo ha causado cierta indignación y repudio porque "genera desconfianza".

-¿Por qué provoca suspicacia?

-"Hay rechazo mayoritario a las FARC por todos los crímenes que han cometido. Y cuando se comiencen a dar las concesiones a los guerrilleros, en ese momento aumentará la ira ciudadana".

-¿Cómo se va a verificar este acuerdo?

"Va a existir toda una verificación internacional por parte de Naciones Unidas en los territorios donde se concentrarán los guerrilleros de las FARC".

-¿Dónde se van a concentrar los efectivos de las FARC?

"Son 26 zonas, en las cuales las FARC han tenido presencia histórica, sobre todo en la fronteras. La idea es que en estas haya la menor presencia de civiles".

-¿Qué pasará con las armas de las FARC?

"Ha habido una discusión sobre esto, pero no está claro aún qué se va a hacer con esas armas, si las van a fundir para construir un monumento, si las entregarán a un tercero o se las guardará en contenedores".

Lo que viene

Plebiscito Una vez firmado un acuerdo final con las FARC, se convocará el plebiscito para refrendar lo pactado.

Concentración Se prevé la reunión de los distintos frentes de las FARC en zonas rurales donde las instituciones del Estado puedan funcionar con normalidad. Ahí se empezará a gestionar el desarme y desmovilización de los rebeldes.

Justicia transicional Este sistema de justicia requerirá normas especiales para impartir castigos a los guerrilleros y reparar a las vícitimas, de modo que las partes queden conformes y no se vulneren estándares en materia de impunidad.