Ministro de Hacienda reveló que el gasto en todas las leyes del sector equivaldrá, en régimen, al 3,5% del PIB:
Valdés admite que reformas de educación costarán 1,5 puntos del PIB más de lo previsto

Rodrigo Valdés describió un complejo escenario por la baja del cobre y la desaceleración económica. En medio del descontento de diputados, Giorgio Jackson sugirió avanzar por etapas.  

Javiera Herrera y Carlos Said 

A una semana de que La Moneda enviara al Congreso la reforma a la educación superior, el financiamiento de las universidades y cómo llegar a la gratuidad universal siguen siendo los temas más controvertidos.

Para aclarar esos puntos, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, se presentó ayer ante los diputados de la comisión de Educación. Allí recalcó que el proyecto "es, por lejos, la mayor reforma que se haya hecho en Chile en cuanto a educación".

Pero también entregó una "cuota de realismo", según algunos asistentes. "Esta reforma se presenta en un momento complejo económicamente", advirtió. "Los recursos que hoy tenemos son escasos", añadió.

Según detalló, si bien la reforma tributaria buscaba recaudar tres puntos del PIB, la baja del precio del cobre le restó un punto al crecimiento del producto, tal como lo haría, a su vez, el menor crecimiento de la economía.

Así, argumentó, "ya hemos gastado bastante más de lo proyectado en las reformas educacionales". En leyes como Inclusión o Carrera Docente, detalló, se contemplan recursos por 1,9 puntos del PIB (en régimen), mientras que la reforma a la educación superior reserva otros 1,6 puntos del PIB, cuando el gasto proyectado en educación era de máximo dos puntos del PIB.

"Hay que ser cuidadosos con la plata, no podemos prometer cosas que no podemos financiar, y los dineros públicos deben alcanzar también para otras necesidades. Por lo tanto, hicimos una ruta de la gratuidad que es compatible con ir financiando otras necesidades", planteó.

Según Valdés, el avance de la gratuidad será "más gradual" que lo planteado por el programa de gobierno, que prometía gratuidad para todos a 2020.

Cuando los diputados le pidieron precisar cuándo se podría alcanzar la gratuidad universal, el ministro evitó responder. Por ahora, la reforma establece que ello ocurrirá cuando los ingresos fiscales estructurales representen por dos años seguidos al menos un 29,5% del PIB tendencial.

Esto motivó críticas de parlamentarios. Para el diputado Giorgio Jackson (RD), "el mecanismo de transición parte por mantener un precio por estudiante, y ese es el voucher que también vemos en el sistema escolar. Hemos denunciado que eso no permite contener los costos del sistema". Para que la gratuidad universal llegue más rápido, agregó, "no tienen por qué ingresar todas las instituciones al mismo tiempo. Podríamos partir por las regiones, por los centro de formación técnica, o por las (Ues) estatales".

Camila Vallejo (PC) dijo entender la necesidad de un equilibrio entre ingresos y gastos, "pero hay otras posibilidades para discutir, como una redistribución del gasto que tiene el Estado, por ejemplo, de los US$ 850 millones que van a parar a las Fuerzas Armadas".

Según Jaime Bellolio (UDI), Valdés "no quiere decir cuánto tiempo se va a demorar para que haya gratuidad (...) Y hay una sola razón: esto es un gran engaño. El Gobierno hizo campaña diciendo que había gratuidad en seis años (...), y hoy no alcanzaría antes de 40 o 50 años".

Una de las estimaciones que sí mostró el titular de Hacienda es la de alumnos que tendrán gratuidad. Se espera que si entran todos los planteles que deberían, al término del gobierno unos 400 mil jóvenes estudien sin costo. Este año son 137 mil.

En 2019, el número subiría a unos 500 mil, y por primera vez los alumnos de planteles técnicos superarían a los universitarios.

Segunda parte
El ministro de Hacienda volverá a la comisión el próximo martes para completar su exposición.

1.249.414
estudiantes es el total de potenciales beneficiados con gratuidad universal, según la proyección de Hacienda.

630.514
de esos alumnos (50,4%) serán estudiantes de institutos profesionales y centros de formación técnica. Otros 618.900 (49,6%) lo harán en universidades.

1.161.222
alumnos estudian efectivamente este año en esos tres tipos de planteles, de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Educación.

"(Lo riesgoso es ) terminar haciendo una gran reforma que sustituya plata que hoy ponen las familias por plata que va a poner el Estado, pero que no tenga un impacto real en calidad".
RODRIGO VALDÉS
Ministro de Hacienda

"Según mis cálculos, y a menos que se produzca un milagro que nos haga crecer mucho, falta mucho tiempo (para la gratuidad universal)".
MARIO VENEGAS
Diputado DC

"No es posible que todos los recursos del país del futuro tengan que ocuparse para financiar la universidad de los más ricos, y el ministro (Valdés) lo sabe".
JAIME BELLOLIO
Diputado UDI

"Hay un horizonte, que puede ser muy largo, para la gratuidad universal. Y también es claro que Chile está haciendo un enorme esfuerzo en educación y esperamos que se mantenga".
ALBERTO ROBLES
Diputado PR

"No tienen por qué ingresar a la gratuidad todas las instituciones al mismo tiempo. Podríamos partir por las regiones, por los CFT o por las estatales".
GIORGIO JACKSON
Diputado RD
 Rosanna Costa: "No hay espacio para comprometer esa cantidad de recursos por ahora"

El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, presentó ayer una tabla en su exposición en el Congreso donde dio a conocer la magnitud del mayor gasto fiscal comprometido para los próximos años en los proyectos de educación parvularia, escolar y superior, que totalizarían 3,5 puntos del PIB en régimen. La ex directora de Presupuestos y actual subdirectora de Libertad y Desarrollo, Rosanna Costa, afirma que la cifra es de mayor magnitud y señala que no hay espacio para comprometer algo así por ahora.

-¿Es factible gastar 3,5% del PIB en estas reformas educacionales, considerando que la reforma tributaria recaudaría tres puntos del PIB?

"Recuerdo que lo que se planteaba era que con tres puntos del PIB alcanzaba para recuperar el equilibrio estructural, se invertiría en salud y en las reformas educacionales, lo que evidentemente no fue así. Como nosotros tenemos una regla de balance estructural, cada año se gasta en función de lo que se recauda. Como las reformas no estaban coordinadas con los momentos en que se recauda, se gastó en lo que era necesario el año en que se empezó a recaudar. Además se fueron dando menores flujos de ingresos por parámetros estructurales (PIB tendencial y precio del cobre de largo plazo), con demandas múltiples por expectativas desbordadas, eso se fue cerrando y los recursos empezaron a utilizarse. Buena parte del mayor costo va a tener que asumirse cuando no exista más esa reforma tributaria y ya esté en régimen".

"Las reformas son más caras y los plazos y expectativas se tendrán que adecuar. Eso, sin hablar de la calidad de las mismas y de la rentabilidad que pueden tener. Dada la magnitud y la calidad de las reformas educacionales, uno debería pensar si valen la pena porque no es para nada evidente que tengan rentabilidad social y que valga la pena una inversión de esa naturaleza".

-Creciendo a las tasas actuales, ¿es posible financiarlas?

"No. Cuando se hacen cálculos simples se llega a la conclusión de que hay que pasar muchos años para que se vayan cumpliendo esas instancias. Es cosa de mirar las propias proyecciones oficiales de mediano plazo. El ministro de Hacienda, para la Ley de Presupuestos del año pasado, antes de ese proyecto de educación superior, nos dijo que los gastos comprometidos a esa altura excedían la posibilidad de gastar en el período de gobierno casi completo. Había una pequeña holgura en el último año y en la medida en que se ajustan los parámetros estructurales, esa pequeña holgura desapareció absolutamente. No hay espacio para comprometer esa cantidad de recursos por ahora".

-La ministra de Educación habló de la relación con China y el cobre. ¿Eso depende solo del alza del commodity ?

"La ministra entiende perfectamente que eso no es posible, que los ingresos permanentes no lo permiten y por lo tanto tienen que cambiar las circunstancias en forma muy significativa para poder avanzar en la reforma. No tenemos que quedarnos sentamos esperando lo que hace China, sino que como país tenemos que pensar qué vamos a hacer para crecer más, generar riqueza y tener crecimiento más acelerado".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Larga sesión Durante dos horas y media, los ministros Valdés (Hacienda) y Eyzaguirre (Segpres) y la subsecretaria Quiroga (Educación) expusieron la reforma ante la comisión de Educación de la Cámara de Diputados.
Larga sesión Durante dos horas y media, los ministros Valdés (Hacienda) y Eyzaguirre (Segpres) y la subsecretaria Quiroga (Educación) expusieron la reforma ante la comisión de Educación de la Cámara de Diputados.
Foto:Jonathan Mancilla

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales