Atacantes de Niza, Orlando y Alemania han actuado solos:
En la era del Estado Islámico, ¿quién es terrorista y quién solo está loco?

Cualquier hecho de violencia a manos de un atacante mentalmente perturbado es de inmediato juzgado como terrorismo, aunque haya escasa evidencia del vínculo.  

Eric Schmitt y Mark Mazzetti The New York Times 

La era del Estado Islámico (EI), en la que las herramientas del terrorismo parecen cada vez más crudas y aleatorias, lleva a reconsiderar la idea comúnmente aceptada de quién es un terrorista y quién no.

Cualquier hecho de violencia a manos de un atacante mentalmente perturbado es rápidamente visto como obra de terroristas, incluso cuando hay poca evidencia inmediata de que los atacantes tengan vínculos con estos grupos. Fue el caso de Mohamed Lahouaiej Bouhle, quien masacró a decenas de personas al atropellarlas con un camión la semana pasada en Niza.

"Muchos de esos casos están en los márgenes de lo que históricamente se ha considerado como terrorismo", dice Daniel Benjamin, ex coordinador de antiterrorismo del Departamento de Estado de EE.UU. y profesor en Dartmouth College. Pero sostiene que el EI y el yihadismo se han convertido en una suerte de refugio para algunas personas inestables que creen que pueden redimir sus vidas inmolándose por una causa. Eso también, dice, ha llevado a los medios y a los funcionarios a tratar estos casos de violencia de una manera diferente a otros atentados masivos, como tiroteos. "Si hay una matanza y alguno de los implicados es musulmán, de inmediato es sinónimo de terrorismo", plantea.

El sábado, el canal de noticias del EI, Amaq, describió a Lahouaiej Bouhle como "soldado del EI". Pero no precisó el grado de vinculación del atacante con la red terrorista. También está el ejemplo del ataque en el tren de Alemania esta semana, donde el agresor -un refugiado afgano de 17 años- usó un hacha y gritó "Alá es grande". Luego, los investigadores dijeron que encontraron una bandera del EI en su casa y un video donde él juraba lealtad al grupo terrorista.

Por un lado, hay buenas razones para que las autoridades hagan suposiciones de que el EI jugó un rol en cualquier masacre, aunque sea indirectamente. La ideología del grupo, divulgada ampliamente a través de las redes sociales, aparentemente ha inspirado la escalada de violencia que sacude al mundo desde hace más de un año.

En septiembre de 2014, un portavoz del EI lanzó un llamado a los seguidores del grupo para que atacaran a occidentales por cualquier medio posible: "Golpeen sus cabezas con una roca o asesínenlos con un cuchillo, o atropéllenlos con su auto".

Al mismo tiempo, los gobiernos también ven un beneficio en vincular al EI a hechos de violencia aparentemente aleatorios y desconectados. Es una forma de proyectar ordenar en medio del caos y de tratar de asegurar a una ciudadanía sobresaltada de que hay una estrategia. Por ejemplo, tras el atentado de Niza, los funcionarios franceses han prometido aumentar los recursos que el país destina a la campaña de bombardeos contra el EI en Siria e Irak.

"Aunque el Daesh no lo organice, inspira este espíritu terrorista contra el que estamos luchando", dijo el ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, refiriéndose a EI por su acrónimo árabe, como se lo conoce en Francia.

Como una forma de impedir que se masifiquen este tipo de ataques, el Parlamento francés decidió prorrogar por seis meses el estado de emergencia vigente en el país desde los atentados del 13 de noviembre pasado y otorgará nuevas medidas coercitivas como los registros administrativos sin necesidad de orden judicial y la inspección de información almacenada en celulares y computadores incautados. Sin embargo, nada parece ser suficiente: "Aunque estas palabras son difíciles de pronunciar debo hacerlo: habrá más atentados y más inocentes muertos", admitió ayer el Primer Ministro francés, Manuel Valls.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El Parlamento francés entregó más herramientas al Ejecutivo para garantizar la seguridad de la población.
El Parlamento francés entregó más herramientas al Ejecutivo para garantizar la seguridad de la población.
Foto:FRANCE PRESSE


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales