Una miniserie muestra la compleja relación de Marilyn Monroe con su madre

Laurie Collyer, la directora de la producción, cuenta a "El Mercurio" que buscaron mostrar la mujer real detrás del ícono.  

Romina Raglianti 

"La gente dice 'no puedo creer que Marilyn Monroe haya muerto tan joven', pero lo que realmente deberían decir es lo increíble que es que haya logrado vivir tantos años". Así de categórica es la cineasta Laurie Collyer, quien se sumergió a fondo en la historia de la actriz para dirigir la miniserie "La vida secreta de Marilyn Monroe", que se estrena hoy en Chile.

La producción explora aspectos menos conocidos de la actriz, con especial énfasis en su difícil infancia y adolescencia, su constante lucha con las enfermedades mentales y su relación con dos mujeres fundamentales en su vida: su madre, Gladys Baker, y la mujer que la crió, Grace McKee. Gladys, en particular, fue muy marcadora en la existencia de Monroe. Padecía de esquizofrenia paranoide, lo que le hizo imposible cuidar de su hija, y pasó la mayor parte de su vida en una institución psiquiátrica.

"Cuando piensas en todos los detalles de la infancia de Marilyn, no era obvio que fuera a sobrevivir", se explaya la directora al teléfono. "Su madre la abandonó cuando tenía apenas dos semanas, y la dejó en manos de unos extraños. Sin Grace, que tenía sus defectos pero era muy leal, no estoy segura de que Marilyn hubiera tenido la fuerza para salir adelante".

En "La vida secreta de Marilyn", la actriz, interpretada por Kelli Garner ("El aviador") le cuenta su historia a un psiquiatra. Durante las sesiones muestra su intenso miedo al abandono y a terminar como su madre y su abuela, que también sufría de una enfermedad mental. Se incluye también su relación con sus tres maridos y su ascenso en la industria. Pero -insiste Collyer- el foco está en la persona real, y no en la diva. "Quería representar a Marilyn Monroe no tanto como un ícono, sino como una mujer que vivió durante una época y un contexto muy específicos", dice. "Tratamos de mostrar quién realmente era ella, fuera de la imagen de Hollywood. Explorar cómo Norma Jean se transforma en Marilyn y detalles poco conocidos, como que se casó a los 16 años para evitar que la enviaran a un orfanato".

La miniserie, basada en una biografía escrita por J. Randy Taraborrelli, muestra una vida marcada por la tragedia. "Ella tenía mucha ambición y aspiraciones, se educó bastante, y no estaba contenta con ser solo una cara bonita. De verdad quería mejorarse, pero había demasiadas fuerzas en su camino trabajando contra ella; no solo en su círculo íntimo, sino en la sociedad misma. La ironía es que por el abandono que sufrió, era muy solitaria en su infancia, y quería ser famosa para que todos la amaran. Pero luego se volvió tan famosa, que terminó aislándose".

El drama materno

En la miniserie, Gladys Baker es interpretada por Susan Sarandon, quien destaca sobre el resto del elenco como una mujer que irrumpe constantemente en la vida de su hija. La ficción muestra la relación de ambas mujeres más cercana de lo que fue en realidad, ya que a Monroe no le gustaba visitar a su mamá en el hogar donde residía y se informaba de su estado a través de su asistente.

Sarandon se inspiró en parte en sus propias experiencias de juventud, cuando trabajaba como voluntaria asistiendo a pacientes con esquizofrenia. "Fue muy divertido tener a Susan; es una verdadera profesional y para nada una diva", cuenta Collier, quien se guarda los mayores cumplidos para Garner y su trabajo como Monroe. "Ella y yo trabajamos muy intensamente en crear al personaje, y estoy muy orgullosa de lo que logró. Mantenía a un profesor de actuación en el set, y cuando terminaba el trabajo se iba a casa a ensayar las escenas del día siguiente".

Collier dice que el guión se toma algunas libertades creativas, pero que una de sus grandes preocupaciones fue ser lo más apegada posible a la historia real. "Marilyn tiene tantos fans, y mi principal objetivo era no alienarlos con inexactitudes", agrega.

Después de este trabajo, ¿por qué cree que la actriz sigue siendo la gran diva del cine? "Ella representa la femineidad y el ser oprimida y liberarse de esa opresión", postula. "Representa el romper con las clases sociales y poder reinventarse a sí misma. Es un ícono de una persona que se hizo famosa por sus propios medios, con su encanto e inteligencia, y eso es algo que resuena con la gente. Hay algo muy magnético en ella cuando ves sus películas. Ninguna es muy buena, pero no puedes dejar de mirarla. Era extraordinariamente carismática".

 Para verla

El primer episodio se verá hoy, a las 22:00 horas, por Lifetime. El segundo, mañana en el mismo horario y canal.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Marilyn, cuando tenía apenas 2 años, junto a su madre Gladys Baker. La mujer sufría de esquizofrenia, y solo pudo cuidar corto tiempo de ella: la mayor parte de la infancia de la actriz la pasó en hogares adoptivos.
Marilyn, cuando tenía apenas 2 años, junto a su madre Gladys Baker. La mujer sufría de esquizofrenia, y solo pudo cuidar corto tiempo de ella: la mayor parte de la infancia de la actriz la pasó en hogares adoptivos.
Foto:LIFETIME

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales