Diego Riedemann y Nicolás Reyes
Jazz para el lado opuesto: Zurdos que lanzan discos

Editados por el sello Vértigo, ambos guitarristas estrenan repertorios en sus álbumes "Sinke" y "Naturaleza abismal".  

IÑIGO DÍAZ 

"El mundo está hecho para los derechos. Un zurdo es zurdo solo para adentro, porque para afuera sigue siendo derecho", dice el guitarrista de jazz Diego Riedemann (1981), uno de estos escasos exponentes en la música. "Una vez le hice clases de guitarra a un alumno zurdo y fue todo un problema. Teníamos que parar todo el tiempo", recuerda.

Diestro o siniestro, la canción es la misma, y en el jazz esta variación es apenas visual en un guitarrista como Riedemann, quien el año pasado ganó el premio Pulsar en la categoría Jazz y Fusión por su fino y aplaudido disco "Shah mat". El músico se enteró de la noticia estando en Europa, donde había viajado solo con su guitarra para zurdos para mostrar ese repertorio allá.

"Conseguí fechas para tocar en Berlín, Múnich, Viena y París. Hice contacto con músicos a quienes no conocía para ver si querían tocar con un chileno de paso, casi como un mochilero. Llevé las partituras y lo hicimos. Para mí fue como el cierre del ciclo de 'Shah mat'. El Pulsar me motivó a iniciar un segundo proceso de composición y arreglos", dice Riedemann, ahora con ese nuevo disco en la mano.

Se trata de "Sinke", álbum editado por el nuevo sello Vértigo, donde Riedemann se reorganiza como líder para convertir el trío de jazz en un instrumento por sí mismo. Secundado por el contrabajista Rodrigo Espinoza y el baterista radicado en México Gabriel Puentes, realizó arreglos en cifras irregulares para distintos temas y standards y compuso una serie de piezas propias. Su sonido es siempre límpido. "No sé casi nada de efectos. Me gusta este formato porque es amplio en espacios y se gana silencio en la música. Es como una dosificación sonora en todo sentido", dice.

Otro zurdo aparece en la nueva oleada de jazzista chilenos. El guitarrista viñamarino Nicolás Reyes (1991) es uno de los más jóvenes del actual circuito, pero ya tiene un disco propio, también editado por Vértigo. En "Naturaleza abismal", da cuenta de su recorrido como compositor, con estudios académicos, y como guitarrista de jazz, con piezas de una estética más compleja en su narrativa.

"Empecé con este repertorio como a los 17 años. Lo hice para trío, pero más tarde reordenamos la música para un cuarteto, donde en lugar de un viento solista tenemos un violonchelo. Ahí la música tuvo un giro", dice Reyes, quien toca con Juan Villarroel (contrabajo) y Cristóbal Massis (batería), además de Diego Pan (violonchelo). Con su guitarra especial -"siempre es un problema conseguir buenos instrumentos para zurdos"- presentará "Naturaleza abismal" mañana en Casa de Salud de Concepción y el 27 en Thelonious de Santiago.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Riedemann ganó el Pulsar de 2015 con el disco Shah mat.
Riedemann ganó el Pulsar de 2015 con el disco "Shah mat".
Foto:ARCHIVO RIEDEMANN

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales