Enrique Ramírez Capello publica guía para el correcto uso del idioma

Con un lenguaje directo y amable, el periodista y profesor universitario revela en "De tierra soy y con palabras canto" las claves para escribir. Aborda la gramática y la ortografía, y recurre a elocuentes citas de grandes maestros y escritores.  

Maite Armendáriz Azcárate 

Leer, escribir y corregir. A eso ha dedicado la vida este periodista de la Universidad Católica, destacado editor de Las Últimas Noticias durante 33 años y redactor en las secciones de cultura de las revistas Ercilla y Hoy. Enrique Ramírez Capello ha sido presidente del Colegio de Periodistas y profesor de redacción y ética en más de cuatro universidades.

Premiado por la Academia Chilena de la Lengua por su buen uso del lenguaje, el destacado profesional presenta este miércoles (18:00 horas, Casa Central UC) un nuevo libro, "De tierra soy y con palabras canto", cuyo título lo tomó prestado del propio Neruda.

Tocar, sentir, oler la tinta de esas páginas le devuelven la alegría que ya casi sentía perdida, tras sufrir un accidente brutal: hace cinco años, una infiltración en la espalda lo dejó parapléjico. Desde esa fatídica intervención, ya no pudo seguir dando clases; sus manos perdieron la movilidad, dejó de caminar y hasta de hablar. No obstante, ha puesto todo su empeño en recuperarse físicamente y continúa en su particular cruzada por el buen uso del lenguaje.

Con el subtítulo "Guía para el correcto uso del idioma", su libro proviene del manantial de sus lecturas, entrevistas y escritos periodísticos en más de 50 años, como asegura en el prólogo. En estas páginas, el autor despliega sugerencias concretas y prácticas para escribir bien, y lo hace en armonía de citas, recuerdos y entrevistas que él realizó a maestros como Luis Sánchez Latorre, Luis Hernández Parker, Guillermo Blanco, Emilio Filippi, Andrés Sabella, Daniel de la Vega, Joaquín Edwards Bello, Tito Mundt, Hernán Díaz Arrieta (Alone), Lenka Franulic y otros tantos.

Reconoce que esta nueva obra no nace de la noche a la mañana. "Afortunadamente, Rocío Muñoz, mi coinvestigadora, ex alumna y ayudante, conservó durante 12 años mis apuntes de clases", cuenta. "El libro es para todo lector. Quiero que lo lean profesores, estudiantes y los periodistas, desde luego; así como también cualquiera que se sirva de la palabra".

-¿Qué significa para usted escribir?

"Escribir es globalizar. Es mi vida. Yo no he parado jamás de escribir, desde el año 65 lo hago en forma profesional. Y quiero escribir hasta que la muerte me separe".

-¿Cómo lo logra, tras su accidente?

"Ahora puedo usar un solo dedo y así contesto mis correos. Puedo escribir con lápiz con la ayuda de un acondicionador y dicto mis pensamientos a las auxiliares y técnicas que me cuidan. Ya llevo como 249 columnas que se publican en el Sur de Concepción, El Líder de San Antonio y en Puente Alto al Día, que es la tierra de mi infancia y adolescencia".

Libros y periodismo

-¿Qué le aconseja a las nuevas generaciones de periodistas?

"Pido especialmente a los jóvenes que vuelvan a esta trinidad que alentaba Andrés Sabella: leer, leer y leer; escribir, escribir y escribir. Este maestro fue un excelente columnista, dibujante y un gran conversador, lo que me parece fundamental. 'Converso' significa que yo estoy con el verso. Algún día le preguntaron a Azorín: '¿Qué más maestro?' Y él respondió: 'Corregir, corregir y corregir'".

-Usted pide que en los e-mails el mensaje sea conciso, directo y claro. ¿Cómo califica los whatsapp, salpicados de signos y abreviaturas?

"Escribir breve es más difícil que escribir en extenso. Las personas tienen que prepararse y tener la habilidad para escribir las palabras completas, dominar esos vocablos insustituibles, irremplazables para que el dis-curso, el que va por el curso, canal o cauce, sea de excelencia. Pero, en este momento, no lo es".

-¿Coincide con el psiquiatra Otto Dör en que muchos chilenos están enfermos de coprolalia, pues hablan con demasiados garabatos?

"Coprolalia es tener excrementos en el cerebro. Si se cae arriba de tu cabeza esta estatua de Chaplin (dice, mientras señala efectivamente una reproducción en tamaño real de este personaje), seguramente no vas a decir cáspita o recórcholis, pero otra cosa es limitar el lenguaje solo a groserías. Es negarle a la persona su capacidad de comunicar, que es propio del corazón humano. El corazón tiene que ser una caldera hirviente y la mente, un témpano".

 Un libro para abastecerse

"Este libro es como la vega de la palabra, aquí hay de todo para abastecerse: sabores, olores y colores. Venga a esta fuente a nutrirse. Le invito a leer a Neruda, a Cortázar, a García Márquez", afirma con entusiasmo Enrique Ramírez Capello.

En el primer capítulo dedicado a la gramática, este autor se refiere a definiciones idiomáticas y no claudica en rechazar las redundancias como "salió hacia fuera", "subió para arriba". Pide ir al grano, y evitar aquellas oraciones con "más rodeos que en Los Andes". Interpela a usar la imaginación y evitar responder siempre con esto, la cuestión o la cosa.

"Tolero la infiltración de vocablos de otro origen. El imperio del inglés invade las tradiciones del castellano: a ratos lo hace nuevo, ágil, global; en otros, lo deteriora", señala. La ortografía la lleva en la segunda parte de esta obra. Revisa la acentuación de solo y sólo, sión o ción, el uso de mayúsculas y la puntuación: puntos y coma, comillas, paréntesis, si es con Ll o Y, palabras como vaya y valla. También aclara de qué modo se presentan las cifras y los números romanos.

Esta guía incluye ejercicios con sus soluciones.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Yo no he parado jamás de escribir, desde el año 65 lo hago en forma profesional. Y quiero escribir hasta que la muerte me separe, dice Ramírez Capello.
"Yo no he parado jamás de escribir, desde el año 65 lo hago en forma profesional. Y quiero escribir hasta que la muerte me separe", dice Ramírez Capello.
Foto:José Alvújar


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales