Avances en la investigación:
Instan a desarrollar formas seguras de anticoncepción masculina

Combinaciones de hormonas administradas mediante inyecciones son las que prometen mejores resultados.  

C. González 

Mientras las mujeres pueden elegir entre una serie de métodos anticonceptivos, los hombres tienen contadas opciones para controlar su propia fertilidad: usar condones, someterse a una vasectomía o practicar la abstinencia. Cambiar esta desigualdad es un llamado al que apunta un nuevo estudio en EE.UU., que invita a potenciar el desarrollo de formas de contracepción masculina.

Según el informe publicado en el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, una opción es el uso de vacunas.

"El estudio encontró que es posible tener un anticonceptivo hormonal que reduzca el riesgo de embarazos no planificados (en 2012, el 40% de los embarazos a nivel mundial fueron involuntarios)", explica a "El Mercurio" el doctor Mario Philip Reyes, de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y uno de los autores del trabajo.

Uno de los estudios fue realizado en 320 hombres sanos de diferentes países, de 18 a 45 años, y con parejas estables. Los participantes -entre ellos varios chilenos- recibieron inyecciones de 200 miligramos de progestágenos y mil miligramos de andrógenos, de acción prolongada, durante un máximo de 56 semanas.

El esquema consistía en dos inyecciones cada ocho semanas. Así se logró reducir su conteo de espermatozoides a niveles muy bajos. "El método anticonceptivo fue eficaz en casi el 96% de los usuarios. Solo cuatro embarazos ocurrieron durante el estudio".

Una vez que los participantes dejaron de recibir las inyecciones, fueron monitoreados para ver la rapidez con que recuperaron sus recuentos de espermios.

Sin embargo, el estudio se detuvo en 2011 debido a los efectos adversos, particularmente depresión y otros trastornos del ánimo. Además, los hombres reportaron efectos secundarios como dolor en el sitio de la inyección, molestias musculares, aumento de la libido y acné. Del total de eventos adversos, "casi el 39% se encontró que no estaban relacionados con las inyecciones", aclara Reyes.

Pese a todo ello, más del 75% de los participantes dijo estar dispuesto a usar este método de anticoncepción.

"Se necesita más investigación para avanzar en este tema, hasta el punto en que pueda ser ampliamente disponible para los hombres", precisa el investigador. "Aunque las inyecciones fueron eficaces en la reducción de la tasa de embarazo, la combinación de hormonas necesita ser más estudiada para considerar un buen equilibrio entre la eficacia y la seguridad".

En lo que no hay dudas es que la combinación de hormonas es el camino para buscar un anticonceptivo reversible: los compuestos por vía oral no han mostrado utilidad, pero sí los inyectables y aquellos que se aplican mediante gel en la piel.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Las pruebas con una vacuna que combina dos hormonas dieron buenos resultados, pero los efectos secundarios detuvieron el estudio.
Las pruebas con una vacuna que combina dos hormonas dieron buenos resultados, pero los efectos secundarios detuvieron el estudio.
Foto:AP


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales