Reacciones de autoridades de salud, educación, políticos y expertos ante nuevo Estudio Nacional de Drogas:
Debate y consternación genera alza récord en el consumo de marihuana entre escolares

Ante el fuerte aumento del uso de esta droga en adolescentes, los especialistas llaman a la prevención y a la implementación de políticas, advirtiendo sobre el alto nivel de adicción que genera esta sustancia.  

C. Acuña, C. Iturriaga y C. Said 

Para algunos fueron "preocupantes"; para otros, "dramáticas". Hubo quienes incluso las calificaron de "horrorosas".

Estas fueron algunas de las reacciones de políticos, autoridades de la salud y fundaciones -tanto las que están a favor como en contra del uso de marihuana- tras conocer las cifras del último Estudio Nacional de Drogas en Población Escolar que detectó que el consumo de esta sustancia en escolares llegó a nivel record, elevándose a un 34,2%. Así lo confirmó ayer el director (s) del Senda, Antonio Leiva a "El Mercurio".

Del total de 54 mil estudiantes entre 8° básico a 4° medio encuestados de colegios municipales, subvencionados y particulares -en 121 comunas del país-18 mil admitieron haber consumido esta sustancia al menos una vez durante 2015.

Si bien en esta medición no se registró un aumento considerable respecto de la anterior de 2013 (30,6%), el número intensificó el debate acerca de las políticas públicas anti drogas.

Uno de los temas que más preocupan es que una de las mayores alzas se detecta en los alumnos encuestados de menor edad. El consumo de esta droga en 8° básico pasó de 15,7% en 2013 a 18,9.

Ante este resultado, el subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows, señaló que la revisión de la Ley 20.000 (de drogas) ha sido clave porque "desmitifica ciertas sustancias, como que la marihuana tenga un efecto medicinal (...) si bien puede tener algunos componentes que producen efectos que podríamos calificar de favorables, cuando es consumida como droga tiene efectos negativos que sobrepasan largamente los beneficiosos".

El subsecretario detalla cuál sería una de las propuestas para combatir estas cifras: "Hay que relevar más las acciones de salud pública, como las 'aulas de bienestar', que fortalecen las habilidades de los niños para rechazar las drogas", advirtió.

En esa línea, la ministra de Educación, Adriana Delpiano, explicó una de las iniciativas que manejan para enfrentar esta problemática en establecimientos educacionales: "El tema lo podemos abordar con el plan de formación ciudadana y convivencia, y vamos a implementar los 'recreos entretenidos', que favorecen la integración social".

"Uno de los problemas que más preocupan es la adicción"

La pediatra especialista en adolescencia Verónica Gaete califica los resultados como "horrorosos".

"Ya éramos campeones en el consumo de marihuana en adolescencia y ahora aumenta más aún", dijo. Para ella, el problema más importante que hay que enfrentar es la adicción. "Si eres adulto y comienzas a consumir marihuana en la adultez, la posibilidad de que seas adicto es uno de cada nueve entre los que consumen; en cambio, cuando comienzas a consumir en la adolescencia, eso aumenta a uno de cada seis", advirtió.

Parlamentarios a favor y en contra del autocultivo

El diputado DC Víctor Torres, presidente de la comisión de Salud, y el senador Fulvio Rossi (ex PS) -quienes han presentado iniciativas a favor de liberalizar el consumo de marihuana- rechazaron la idea de que el autocultivo pueda acrecentar esta alza.

El parlamentario DC dijo que "seguir criminalizando a consumidores en nada ayuda y en nada ha colaborado; muy por el contrario (...) El autocultivo no estimula, sino que rompe el vínculo consumidor-traficante, que es la verdadera puerta de entrada a drogas más duras".

El senador Fulvio Rossi aseguró que "la literatura y la experiencia internacional nos muestran que la lógica prohibicionista ha aumentado el consumo. Una regulación permite poner el foco en la protección de los menores junto con la libertad de los adultos", comentó.

Una visión totalmente opuesta es la del diputado UDI Javier Macaya, quien ante las iniciativas como el autocultivo o despenalización advierte que "es una pésima señal legislativa para quienes piensan que es algo inofensivo". A su juicio, el problema es que los adolescentes "ven en la marihuana algo inocuo, lo que es gravísimo", concluyó.

 Ex director del Senda: "Hay que dejar de decir que la marihuana es inocua"

El ex director del Senda, Mariano Montenegro, aseguró a "El Mercurio" que la labor preventiva es clave para poder combatir el consumo de drogas en menores de edad. Y tras conocerse el Undécimo Estudio Nacional de Drogas en Población Escolar del Senda emitió críticas a la administración anterior.

-¿Qué le parecen estas cifras?

-Es una cifra preocupante; volvió a subir, cosa que lamentamos. Aunque faltó mostrar la incidencia (...) ese quiebre de la curva se da principalmente porque empezó a haber menos casos nuevos al año. Esa es una cifra de terminología muy importante que nos puede ir dando cierta esperanza. La otra cosa que nunca hay que dejar de decir es que la gran mayoría de los escolares no consume marihuana, siguen siendo el 67%, y queremos que esa mayoría crezca.

-¿Dónde se concentra el consumo de droga?

-Cuando uno habla de consumo de marihuana en los escolares, es más o menos parecido en los tres niveles de colegios: subvencionados, municipales y privados. Pero cuando uno evalúa después el consumo problemático -es decir, alto riesgo de ser consumo problemático-, eso es tres veces mayor en cifras dentro de los colegios municipales que en los pagados.

-El consumo de droga generalmente se concentra más en los sectores populares, por eso cuando nosotros hablamos de estos temas hay que hacerlo con mucha sensibilidad social, porque en Chile existe mucha gente con alta vulnerabilidad social, y el ABC1 es solo el 10 o 12%.

-Hay que dejar de decir que la marihuana es inocua. Esta droga es muy dañina; produce adicción. La marihuana hoy es siete veces más concentrada que la de los años 70.

-¿Fallaron las políticas públicas?

-Desde la administración anterior sacaron los programas preventivos del mundo educacional con la razón de que había que evaluarlos, pero antes de hacerlo los sacaron. Esto generó una enorme vulnerabilidad.

Tampoco hubo un relato serio y potente de prevención y de decir que esta sustancia es muy dañina para la salud; por lo tanto, aquí también se debilitó el relato preventivo. Eso falló, malas decisiones de la época.

-¿Cuál es su autocrítica?

-La crítica es a que la institución falló en la administración anterior, y yo diría que le costó tomar decisiones rápidas al entrar. Creo que esa fue una determinación que yo tomé rápido al entrar. Un año y medio después de ingresar al Gobierno tomé una resolución muy apresurada. Pudimos hacerlo un poquito antes. Francamente, el impacto más negativo fueron las malas decisiones de la administración anterior, que todavía tienen impacto en nuestra población. Sí, tienen que fortalecer más el relato preventivo responsable, decir que son dañinas para la salud.

-Se han corregido las malas decisiones, pero los resultados de eso ahora lograron que se quebrara la curva. Esperemos que en el siguiente estudio se estabilice el consumo, no crezca, y en los estudios posteriores empiece a disminuir como lo están haciendo los países escandinavos.

Presidente del Colegio Médico: "Estas son cifras escandalosas"

-¿Cuál fue su primera impresión al conocer los resultados de este estudio?

- Que las cifras son dramáticas. Me parecen gravísimos los números. Sobre todo porque nosotros hemos hecho todos los esfuerzos, en conjunto con las sociedades científicas, para evitar que se aprueben iniciativas actualmente en el Congreso como el autocultivo de marihuana, porque eso va a aumentar aún más el consumo de esta sustancia y con estas cifras escandalosas, obviamente la preocupación crece.

-¿Cómo se debiera enfrentar esta aumento en los escolares?

-Simplemente con mayor educación y mecanismos de prevención. De estos resultados, gran culpa la tienen aquellos que propiciaron justamente estas iniciativas en el Parlamento, pensando que eso iba a hacer útil para los pacientes, cuando no es así. Esto fue lo que generó una imagen de una falsa seguridad al consumir estas sustancias.

-Una persona con cáncer, con esclerosis o epilepsia no va a mejorarse con un té de marihuana. Hemos dicho hasta el cansancio que eso debe ser fabricado por un laboratorio, pero que se envíe una ley para que se autocultive esta droga dio una señal de que era algo inocuo y no es así. Son proyectos populistas.

-¿Qué es lo que más influyó en este crecimiento?

-Lo que más influye en estas cifras es la pérdida de la posibilidad de riesgo que tiene el consumo entre adolescentes. Es igual que el tabaco y el alcohol: entre más precoz se induce el consumo el daño es mayor y la dependencia se hace mayor. La marihuana produce dependencia.

-Una de las conclusiones detectadas en el estudio es que en los estudiantes de octavo básico es donde se produce el mayor incremento en el consumo de marihuana, ¿qué efectos ve en este escenario?

- Sabemos que cuando los escolares comienzan a consumir marihuana, eso va a comenzar a afectar el desarrollo intelectual, la capacidad de aprendizaje, la capacidad de concentración, incluso puede gatillar aparición de ciertas psicopatías, entre otros. Es una sustancia peligrosa.

El niño cuando pierde el concepto de que esto es algo peligroso, lo usa. Y eso es un factor que se mide también en la encuesta: se les pregunta a los niños cuál es la percepción de gravedad respecto a estas sustancias y eso es lo que ha bajado. Como todo el mundo dice que se puede cultivar hasta en la casa, piensan que no hay daño. Si las mismas autoridades están promoviendo, los escolares piensan que es hasta una entretención. Es por eso que la educación debe apuntar a aumentar la percepción de riesgo de esta droga.

-¿Puede existir una convivencia entre el autocultivo de la marihuana con campañas intensivas para frenar el consumo en adolescentes?

-No, el autocultivo es imposible de controlar. El autocultivo va a permitir que todos los niños y adolescentes quieren probar si la van a tener al alcance de la mano. Lo que sí hay que hacer es buscar mecanismos para obtener medicamentos que sean probados científicamente que permitan el uso medicinal de los derivados de la cannabis. La gente se confunde, no es lo mismo usar marihuana para tratar enfermedades que tener una droga con sustancias químicas preparada por un laboratorio.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p> ''Con el mismo énfasis que lograron sacar el Superocho y meter la manzana en los quioscos, hoy los desafiamos a que saquen las drogas.<br/>ANA LUISA JOUANNE<br/>Directora Corporación La Esperanza</p>

 ''Con el mismo énfasis que lograron sacar el Superocho y meter la manzana en los quioscos, hoy los desafiamos a que saquen las drogas".
ANA LUISA JOUANNE
Directora Corporación La Esperanza


Foto:PAULA FRÍAS

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales