La ficción de una obra

 

Bajo la denominación de "ciencia ficción" caben textos muy variopintos, ya que la anticipación de futuros posibles abre un campo a la imaginación tan abierto como la amplitud casi metafísica del futuro mismo. En lo que a la literatura se refiere, un futuro preñado de posibilidades contrapuestas es el que se refiere al destino de la obra de un autor una vez muerto. Como el autor fallecido pierde el control jurídico y de cualquier tipo sobre su creación, la cual pasa, en principio, a herederos de incierta cultura y disposición, su literatura puede verse afectada por lo que ellos decidan respecto de lo que estaba sin publicar al momento de su muerte: los escritos póstumos. Roberto Bolaño murió cuando estaba en vías de editar 2666 y, además de esta última, se han publicado El Tercer Reich , Los sinsabores de un verdadero policía (estos tres en Anagrama) y ahora El espíritu de la ciencia ficción (Alfaguara). La publicación de este último texto ha sido precedida de un ruido contextual, más mezquino que sustantivo, que solo perturba la consideración de la obra de este autor en una dimensión de su futuro que, sin duda, él habría lamentado. Con todo, este barullo se establece sobre un fondo de reconocimiento del talento, originalidad e impacto de la obra literaria de Roberto Bolaño a nivel hispanoamericano e, incluso, universal. Ese es un hecho indiscutido. Sin esa relevancia no se entiende ni el atractivo de publicar la mayor cantidad de obras póstumas posible ni la prevención de otros por el deterioro de la consideración literaria del autor ante la publicación indiscriminada de textos.

Cuando un autor alcanza una consideración de esa envergadura esa avalancha es incontenible y solo cabe esperar un trabajo crítico responsable, que distinga entre proyectos y esbozos y las obras acabadas, entre intentos que el autor dejó en el camino, papeles preparatorios que desechó o refundió en otras obras y aquellos en que es clara su plena autoría. Los primeros son valiosos más bien para el estudio académico que para la lectura dirigida a un público general. Así, a nadie se le ocurriría respecto, por ejemplo, de Marcel Proust, colocar en una misma categoría Jean Santeuil o Contra Saint Beuve que En busca del tiempo perdido , el cual, a su vez, en más de la mitad, es póstumo.

El espíritu de la ciencia ficción es, en este esquema, un conjunto de textos preparatorios escritos en torno a 1984 y que un editor, y no el autor, reunió de la manera en que se hace público ahora. En este sentido se agradece, de sobremanera, a ese editor haber incluido al final del libro un apéndice con algunos facsímiles de los originales manuscritos de Bolaño, en los cuales se puede advertir que hay varias estructuras opcionales al libro publicado, en alguna de las cuales partes de su desarrollo no existe en la versión actual. La percepción de una obra inconclusa es patente, así, de la lectura del texto y de esos documentos. Estamos aquí, pues, sobre un límite peligroso: el que separa la publicación póstuma de una obra inédita de la publicación de una construcción editorial de una obra ficticia, porque el autor, en el sentido de quién se hace responsable de un texto, nunca le dio la forma publicada.

El espíritu de la ciencia ficción reúne capítulos de una obra tentativa, algunos de los cuales contienen pasajes de prosa en el alto nivel que Bolaño alcanza en sus obras maduras y, además, en un estado embrionario, ideas de trama y personajes que después desplegará narrativamente, sin tematizar, en Los detectives salvajes o en 2666 . Es un texto, sin duda, interesante y, como se espera de un gran autor, estos ensayos no descienden de una categoría a la cual otros autores menos dotados aspiran lograr como máxima actualización de sus potencialidades.

El mecanismo creativo de Bolaño consiste en una especie de contrapunto, ya que la historia es expuesta en tres versiones paralelas, desfasadas temporalmente. La génesis de una obra literaria en el ambiente poético del DF en que actúan dos jóvenes chilenos, la obra de uno de ellos cuyo escenario es el pueblo chileno de Santa Bárbara, donde funciona una Academia de Papas, y la entrevista que se lleva a cabo al autor premiado de esa obra. Las tres melodías son barajadas por Bolaño, de tal modo que el nexo entre las mismas se oculta y devela al lector paulatinamente. Por desgracia, tan solo la primera parte de la historia parece hallarse completa, lo cual transforma el texto en un curioso y simpático retrato doble "del artista joven", pero deja en el enigma lo que pretendía Bolaño con el conjunto, de haberlo terminado. Pretender decir algo más de estos textos sería entrar, lo que no es del caso, en una crítica ficción.

"El espíritu de la ciencia ficción" reúne capítulos de una obra tentativa, algunos de los cuales contienen pasajes de prosa en el alto nivel que Bolaño alcanza en sus obras maduras y, además, en un estado embrionario.

 Roberto Bolaño Santiago, 1953-Barcelona, 2003

Narrador y poeta. Autor de 14 novelas, cuatro de ellas póstumas. Entre las publicadas en vida destaca Los detectives salvajes , con la cual obtuvo los premios Herralde (1998) y Rómulo Gallegos (1999). A ella se suman Amuleto , La pista de hielo , La literatura nazi en América y Amberes , entre otras. También es autor de volúmenes de cuentos como Llamadas telefónicas , Putas asesinas y El gaucho insufrible (también póstumo).



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El espíritu de la ciencia ficción <br/>Roberto Bolaño <br/>Editorial Alfaguara, 2016, 256 páginas, $14.000. <br/>Novela
El espíritu de la ciencia ficción
Roberto Bolaño
Editorial Alfaguara, 2016, 256 páginas, $14.000.
Novela

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales