Desde instituciones con sedes en varias ciudades, hasta sitios web que ayudan a repasar contenidos:
¿Entregan valor agregado los preuniversitarios?

Más allá de lo que cada institución o profesor particular reporta, en Chile no se conocen estudios académicos en torno a su efectividad. Si se toma como referencia la investigación hecha en Estados Unidos a un modelo similar, sí existiría una pequeña ventaja para quienes optan por tomar estos cursos.  

Margherita Cordano F. 

El miércoles por la noche, los jóvenes que postularon a alguna de las universidades del Consejo de Rectores o a las adscritas al Sistema Único de Admisión sabrán si lograron entrar a la carrera que querían. Junto con la noticia, para muchos también llega la confirmación de lo útil -o por el contrario, lo poco rentable- que fue haber cursado un preuniversitario para prepararse para la PSU.

Aunque no existen cifras oficiales, se estima que en 2016 cerca de 60 mil personas se inscribieron en los centros privados más grandes, entre ellos Pedro de Valdivia y Cpech. A ellos se suman quienes participaron en las muchas otras opciones disponibles, que van desde cursos gratuitos en línea, hasta clases personalizadas a domicilio con un tutor.

"Tenemos un sistema holístico de preparación, que incluye desde clases particulares para reforzar la materia que les cuesta, jornadas de maratón de estudios y orientación permanente, hasta yoga, meditación y actividades extraprogramáticas", comenta Mauricio Chiong sobre Preu Gauss, que en 2011 abrió su primera sede en Peñalolén. Desde entonces, su fundador comenta que el preuniversitario ha crecido hasta sumar otras cinco sedes y más de 300 alumnos por generación.

En promedio -continúa- con su ayuda los alumnos suben 148 puntos en cada una de las distintas pruebas de la PSU y siete de cada 10 logran entrar a la carrera que escogen como su primera prioridad.

"Los alumnos con bajos puntajes pueden subir hasta 300 puntos o más, mientras que en niveles de 700 puntos, subir de 50 a 150 puntos es completamente realista", indica José Ramón Valenzuela, gerente general del preuniversitario Pedro de Valdivia, con más de 30 años en el rubro. "Si los alumnos se esfuerzan, vienen a clases con nuestros profesores, hacen nuestras guías, participan en las jornadas de evaluación y si aplican los diferentes elementos del modelo educativo, aprenden y obtienen más respuestas correctas en la PSU", asegura.

En el caso del sitio Puntajenacional.cl -que es en línea y gratuito- "en 2016 los alumnos aumentaron sus puntajes, en promedio, en 42,3 puntos en Matemática; 44,3 en Lenguaje; 40,8 en Historia y 40,3 en Ciencias, considerando ensayos de 80 preguntas", dice su fundador Diego Martínez. Según explica, más de 850 mil estudiantes están inscritos en el sitio, que diariamente recibe unas 10 mil visitas.

"En la medida que exista una prueba de selección universitaria, este mercado va a estar operando. Las familias buscan los mejores resultados para sus hijos y muchos entienden que la educación pública es deficiente, y que la particular subvencionada y la privada no siempre ayudan a cerrar las brechas para alcanzar el conocimiento que exige la prueba. En el último tiempo, esto se ha ido incrementando con el alto número de paros, que han alertado a las familias de la necesidad de compensar no solo las lagunas, sino los océanos de falta de conocimiento que tienen los estudiantes", plantea Sergio Urzúa, académico de la Universidad de Maryland y coordinador de Políticas Sociales del Centro Latinoamericano de Políticas Económicas y Sociales, Clapes UC.

Sin investigaciones

A pesar de ser una oferta latente y que funciona desde hace más de 30 años, Urzúa se lamenta de la falta de investigación que hay en torno a los preuniversitarios: hasta ahora lo que se sabe, es lo que cada institución reporta. "Es un fenómeno súper interesante, pero lamentablemente existe poca información para poder analizar realmente la organización e impacto que tienen".

"No se conocen estudios, al menos no con suficiente calidad metodológica", concuerda Jorge Manzi, director del Centro de Medición MIDE UC. "Si uno mira de una manera ruda qué porcentaje de las personas que van a un preuniversitario terminan con buenos puntajes, probablemente va a sentir que estos son muy efectivos. Pero no hay ningún control de aquello que permite establecer cómo les habría ido a personas equivalentes sin un preuniversitario. A lo mejor les habría ido igual. De eso se trata la ciencia: si vamos a sostener que algo es efectivo, lo tenemos que comparar con la posibilidad de que no sea efectivo", añade.

De cualquier forma -agrega Manzi-, si se toman como puntos de referencia los estudios que se han desarrollado en Estados Unidos a propósito de la preparación para los SAT (el examen estandarizado que se usa para la admisión universitaria de ese país) se podría hablar de una pequeña ventaja comparativa.

"Hay al menos dos revisiones que combinan los estudios llevados a cabo, y concluyen que la diferencia en la prueba de Lenguaje está cerca de los 10 puntos y la de Matemática cerca de los 20, eso en una escala muy parecida a la que usa la PSU", indica Manzi. "O sea, sería esperable un incremento positivo, pero modesto comparado con lo que sugiere el márketing", explica.

"Acá lo que se necesita es entregar la mayor cantidad de información posible a los investigadores, que pueden hacer cosas para demostrar cuáles son las estrategias más efectivas. Hay un espacio abierto para las políticas públicas, para hacer cruces entre una cosa y otra. Sería súper bueno que el Ministerio de Educación avanzara en esa dirección", cree Sergio Urzúa.

 Reinvención

"El objetivo del preuniversitario es que el alumno quede en la carrera y universidad de sus sueños, entonces cuando cambia el escenario, y entre notas y ranking suman hasta el 50% de las exigencias, se tiene que incorporar el tema del promedio de notas. Esto nos obligó a reinventarnos", comenta Alonso Morgado, director general del preuniversitario Pedro de Valdivia, respecto al principal cambio que han vivido estas instituciones en el último tiempo: impartir clases para subir el promedio, a propósito del peso que cobró el ranking de notas en la admisión a la educación superior.

"En estos días estamos actualizando la plataforma para que desde el año 2017 no solo se pueda preparar la PSU, sino que los alumnos puedan estudiar para sus clases del colegio y mejorar su rendimiento académico", comenta Diego Martínez, fundador de Puntajenacional.cl.

En cifras

100.046 jóvenes sacaron menos de 500 puntos en la última PSU, que se rindió a fines de noviembre. Entre los 290.500 que participaron en el test, hubo 163 puntajes nacionales.

2004 fue el primer año en que se rindió la Prueba de Selección Universitaria. Los preuniversitarios le llevaban ventaja: el Pedro de Valdivia, por ejemplo, abrió en 1978.

42 minutos, en promedio, permanecen en la página los usuarios de Puntajenacional.cl. En el sitio hay más de 5 mil 500 videos educativos, que tienen más de 21 millones de reproducciones.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El 50% de nuestros alumnos llega por recomendación, ; ya sea porque un familiar o un amigo tuvo buenos resultados, dice Mauricio Chiong, fundador del preuniversitario Gauss, donde se tomó esta foto.
"El 50% de nuestros alumnos llega por recomendación, ; ya sea porque un familiar o un amigo tuvo buenos resultados", dice Mauricio Chiong, fundador del preuniversitario Gauss, donde se tomó esta foto.
Foto:Preuniversitario Gauss

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales