ELMERCURIO.COM Volver

Cambio de mando en Estados Unidos:
Senado inicia audiencias para aprobar gabinete de Trump

Lunes 9 de enero de 2017

Rex Tillerson , nominado por Trump como secretario de Estado, se reunió la semana pasada con el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, y otros congresistas. Su confirmación sería el miércoles.Foto:The associated press

La oposición demócrata ha acusado a los republicanos de apresurar el proceso de manera interesada, sin esperar los chequeos de antecedentes de los nominados.
 


Alfonso Fernández EFE 

Los elegidos para integrar el equipo de gobierno del Presidente electo de EE.UU., Donald Trump, empiezan a someterse esta semana a audiencias de ratificación en el Congreso, entre ellos algunos de los más polémicos, como el nominado a fiscal general, Jeff Sessions. El proceso no está exento de críticas, ya que la oposición demócrata ha acusado que la ronda de confirmaciones se realizará pese a que aún no se han completado los chequeos de antecedentes exigidos a las futuras autoridades.

Sessions será el primero en comparecer el martes ante el comité judicial del Senado. El ex senador por Alabama se someterá a las preguntas de sus colegas hasta hace apenas unos meses, de cara a convertirse en una de las principales puntas de lanza del gobierno de Trump, que ha insistido en su promesa electoral de construir un muro fronterizo con México para detener el flujo migratorio.

La elección de Sessions, conocido opositor a la reforma integral del sistema migratorio, ha sido criticada de manera frontal por parte de los grupos de defensa de los derechos de los inmigrantes indocumentados y se espera una dura sesión por parte de los legisladores demócratas.

También el martes estará en el Senado el general retirado John Kelly, seleccionado por Trump para dirigir el Departamento de Seguridad Nacional.

A continuación, el miércoles será el turno de una de las designaciones que más polémica han generado, la del ex consejero delegado de la petrolera ExxonMobil, Rex Tillerson, como secretario de Estado de EE.UU.

El nominado por Trump para dirigir la diplomacia estadounidense cuenta con buenas relaciones con el Presidente ruso, Vladimir Putin, algo especialmente sensible en un momento de tensiones entre Washington y Moscú por el informe de la inteligencia estadounidense que apunta a la injerencia rusa en las elecciones presidenciales mediante ataques informáticos.

También el miércoles, otros miembros del gabinete ministerial del Presidente electo acudirán ante los comités respectivos a la Cámara alta del Congreso de EE.UU., como es el caso de las designadas para dirigir el Departamento de Educación, Betsy DeVos, y el Departamento de Transporte, Elaine Chao. En este último caso se da la peculiar circunstancia de que Chao es la esposa del líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell.

Asimismo, el neurocirujano y ex aspirante a la candidatura presidencial Ben Carson se desplazará al Congreso esta semana, aunque sin fecha definida, de cara a su nominación como secretario de Vivienda.

Todas estas designaciones deberán ser ratificadas por el Senado para confirmar su posición y pasar a formar parte oficialmente de la nueva administración.

Cuestionamiento

Estas audiencias preliminares se producen apenas dos semanas antes de que Trump sea investido Presidente y han generado cuestionamientos por parte de los demócratas, que señalan que los republicanos apresuran el proceso de manera interesada.

Los demócratas se han referido a la "preocupación" expresada en una carta divulgada por Walter M. Shaub Jr., director de la Oficina de Ética del Gobierno (OGE, en inglés). "Este calendario ha creado una presión indebida sobre la OGE y los funcionarios de la agencia para apresurarse en estas revisiones importantes", señaló Shaub, quien remarcó que este apuro ha dejado "a algunos de los nominados con temas potencialmente desconocidos o no resueltos poco antes de sus audiencias".

La OGE se encarga de analizar posibles conflictos de interés de los miembros del gabinete antes de que estos sean sometidos a ratificación por parte del Senado.

"Nuestro foco es obtener las declaraciones de impuestos y los formularios de ética", dijo a The New York Times el senador demócrata Amy Klobuchar. "Deberíamos dejar todo congelado hasta que los chequeos de antecedentes del FBI y los reportes de la oficina de ética estén completos", señaló por su parte el senador Richard Blumenthal.

Sin embargo, los republicanos, que cuentan con mayoría en ambas cámaras del Congreso, han adelantado su intención de avanzar con rapidez para tener confirmado a un grupo de nominados para el día de la toma de posesión oficial de Trump, el 20 de enero. "Creo que todos los nombramientos del Presidente electo serán confirmados", afirmó Mitch McConnell.

La Oficina de Ética del Gobierno se encarga de analizar posibles conflictos de interés por parte de los nominados al gabinete.