Visita de Benjamin Netanyahu a Estados Unidos:
Trump se aleja de la solución de los dos Estados para la paz en Medio Oriente

El Presidente aseguró que está abierto a todas las posibilidades y reiteró que podría mover la embajada a Jerusalén.  

 

En su primer gesto como Presidente hacia el estancado proceso de paz en Medio Oriente, Donald Trump puso en duda el firme respaldo que hace décadas Washington da a la solución de los dos Estados, que impulsa la comunidad internacional. Hablando en la Casa Blanca junto a su invitado, el Primer Ministro israelí, Benjamin Netanyahu, el republicano dijo a la prensa que Estados Unidos ya no insistirá en la existencia de un Estado palestino, al lado de Israel, como parte de un eventual acuerdo de paz.

"Por mucho tiempo pensé que la solución de dos Estados era la más fácil. Pero, honestamente, si Israel y los palestinos están felices, yo estoy feliz con lo que ellos prefieran", agregó el Mandatario.

Washington ha respaldado formalmente la solución de los dos Estados como una política oficial desde 2002, cuando el entonces Presidente George W. Bush dijo que su visión era "dos Estados, viviendo lado a lado en paz y con seguridad". En la práctica, EE.UU. ya apoyaba informalmente esa política: antes de dejar la Presidencia, Bill Clinton -quien medió en los acuerdos de Oslo de 1993- dijo que resolver el conflicto en Medio Oriente requería un Estado palestino viable.

Así, la declaración de Trump -quien recalcó que está más interesado en tener un acuerdo que en una forma particular de lograrlo- traza un rumbo distinto para Medio Oriente. Por una parte, abre una nueva y más cordial era para la relación entre Israel y Estados Unidos, después de que los lazos se deterioraran bajo la administración de Barack Obama. Por otra, está rompiendo no solo con la política que sostuvieron sus tres últimos antecesores, sino que también con la posición que prevalece en la mayoría del mundo, comentó The Associated Press. El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, aseguró ayer que "no hay un plan B" para resolver el conflicto. Mientras que el embajador francés ante Naciones Unidas, François Delattre, dijo que el compromiso de su país con la solución de dos Estados "es más fuerte que nunca". Decenas de países, entre ellos Estados Unidos, reafirmaron su apoyo a un acuerdo de dos Estados en una conferencia internacional en París el mes pasado, antes de la investidura de Trump.

Por su parte, la Organización para la Liberación de Palestina mostró su desacuerdo con la nueva posición de EE.UU. La dirigente Hanan Ashraui dijo que "carece de sentido" y que Washington "está tratando de satisfacer a la coalición extremista de Netanyahu".

La derecha nacionalista israelí está presionando a Netanyahu para que desestime oficialmente la solución de los dos Estados y avance hacia la anexión de territorios palestinos.

Al ser consultado al respecto, Netanyahu sostuvo que prefiere enfocarse en la "sustancia" y no en las "etiquetas". "Hay dos prerrequisitos para la paz. Primero, los palestinos deben reconocer el Estado de Israel (...) Segundo, en cualquier acuerdo de paz, Israel debe mantener el control de seguridad sobre toda la zona al oeste del río Jordán", agregó el líder israelí, alegando que es la negativa de los palestinos a respetar estos dos requisitos lo que hace imposible llegar a la paz.

"Creo que los palestinos tienen que deshacerse de algo de ese odio que les enseñan desde muy temprana edad. Les enseñan un odio tremendo. He visto lo que les enseñan... empieza en las aulas del colegio, y tienen que reconocer a Israel", dijo por su parte el Presidente estadounidense.

Trump sí presionó a Netanyahu respecto a la expansión de los asentamientos judíos en territorios palestinos, pidiéndole frenar "un poco" las nuevas construcciones que fueron recientemente aprobadas, también le pidió "más flexibilidad" en las discusiones. El Primer Ministro israelí replicó que esas colonias "no son el problema central del conflicto".

Fue en lo único que el Presidente estadounidense contrarió públicamente a su invitado. Cuando le preguntaron si mantendría su promesa de campaña de trasladar la embajada estadounidense en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, Trump aseguró que le "encantaría ver que eso suceda", pero que debe ser estudiado. David Friedman, nombrado por el Presidente como nuevo embajador en Israel, también ha defendido la idea.

Si se hace efectivo ese traslado, significaría un reconocimiento práctico de Jerusalén como la capital de Israel, una decisión que podría enfurecer a los palestinos que también reclaman esa ciudad como la capital de su Estado.

''Por mucho tiempo pensé que la solución de dos Estados era la más fácil. Pero si Israel y los palestinos están felices, yo estoy feliz con lo que ellos prefieran".
Donald Trump

''Hay dos prerrequisitos para la paz: los palestinos deben reconocer el Estado de Israel (...) e Israel debe mantener el control de seguridad sobre la zona al oeste del río Jordán".
Benjamin Netanyahu

 El plan de la comunidad internacional

Gestado en el marco de los Acuerdos de Paz de Oslo en 1993, el plan que respalda la comunidad internacional para poner fin al conflicto en Medio Oriente propone la convivencia separada e independiente de un Estado palestino, junto al Estado de Israel.

Aunque es una solución ampliamente respaldada en la región y en todo el mundo -Chile reconoce a Palestina como Estado desde 2011-, existen varios obstáculos que han hecho que las negociaciones se estanquen.

Los palestinos -que hoy controlan la Franja de Gaza y Cisjordania- reclaman Jerusalén Este como capital de su eventual Estado y volver a las fronteras de 1967, antes de la Guerra de los Seis Días, algo a lo que Israel no está dispuesto.

La existencia de Hamas -una facción palestina armada que plantea que Israel no debería existir- también ha dificultado llegar a un acuerdo en las negociaciones y ha sido uno de los principales argumentos que ha esgrimido Netanyahu para oponerse.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Netanyahu y Trump intentaron estrechar lazos y la alianza estratégica de sus gobiernos durante la visita del Primer Ministro israelí a Estados Unidos.
Netanyahu y Trump intentaron estrechar lazos y la alianza estratégica de sus gobiernos durante la visita del Primer Ministro israelí a Estados Unidos.
Foto:France Presse


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales