Tras masiva movilización de ayer, convocada por la Confederación General del Trabajo:
Sindicatos redoblan la presión contra Macri y anuncian un paro nacional

Exigen que el gobierno eleve el techo del reajuste salarial en las negociaciones, en medio de la alta inflación.  

Alicia Tagle Crichton 

En la mayor pulseada que ha enfrentado hasta ahora en las calles el Presidente argentino, Mauricio Macri, la principal central sindical del país anunció una huelga nacional de 24 horas, tras una jornada en la que unos 300 mil trabajadores, según los organizadores, se manifestaron ayer en el centro de Buenos Aires.

"Vamos a ir a un paro nacional para hacerle ver al gobierno el reclamo social de la mayoría", dijo el dirigente gremial Juan Carlos Schmid, de la central Confederación General del Trabajo (CGT), ligada al peronismo.

El líder sindical no dio una fecha para la primera huelga general contra Macri (que asumió en diciembre de 2015), lo que provocó indignación entre los manifestantes. "Poné la fecha", gritaban, luego de que solo se aclarara que el paro sería a fines de marzo o principios de abril. Al final del acto se produjo una riña entre los escoltas de los dirigentes y quienes les gritaban "traidores", evidenciando las divisiones en el movimiento sindical respecto de la posición ante el gobierno.

La protesta de ayer exige que el gobierno no ponga techo a los ajustes de sueldos que negocian los sindicatos, en medio de una alta inflación que corroe el poder de compra de los argentinos.

Julio Piumato, otro dirigente de la CGT, dijo que los ajustes salariales de 2016 fueron muy inferiores a la inflación cercana al 40% y rechazó el tope de 18% que propuso el gobierno para los aumentos de este año, cuando prevé una inflación del 17%.

La manifestación, que llegó al Ministerio de la Producción, repudió además el cierre de fábricas, la caída del consumo interno y los despidos que le atribuyen a la reapertura de la economía impulsada por el gobierno conservador, que a su vez argumenta que busca un equilibrio entre los ajustes que necesita la economía y las demandas sociales.

La de ayer fue la segunda movilización de la CGT durante el actual gobierno, pero se le sumó todo el arco sindical, como la Central de Trabajadores de Argentina (CTA), y movimientos políticos opositores.

Además, marcó una semana negra para Macri, después de que el viernes los futbolistas prolongaran un paro y de que el lunes los profesores iniciaran una huelga -que fue extendida al menos hasta hoy-, a la que se sumaron los médicos de unos 80 hospitales públicos. Esta jornada estará marcada por una marcha por el Día Internacional de la Mujer.

"El año comenzó con aumento de tarifas, nuevos precios y salarios viejos", dijo a "El Mercurio" Dante Sica, director de la consultora argentina ABECEB, sobre la molestia en las calles. "Es importante destacar que pasaron 15 meses de gobierno, y esta es la movilización más importante que realizan las organizaciones gremiales, pero al mismo tiempo hay que advertir que es un escenario que se prepara ante el inicio de las negociaciones paritarias en las que los gremios intentarán recuperar salarios reales que se perdieron en 2016 y ocupar un espacio de poder en un año de elecciones" legislativas, agregó.

Macri siguió la protesta por TV desde la residencia oficial en Olivos. El jefe de Gabinete, Marcos Peña advirtió que "este año la política electoral se está mezclando con la agenda de trabajo".

Que el malestar en las calles siga creciendo "depende fundamentalmente del ritmo al cual se recupere la economía (cuyo crecimiento se contrajo 2,3% el año pasado) y el impacto de ello sobre los salarios y el nivel de empleo", aseguró a este diario Ignacio Labaqui, analista de Medley Global Advisors. "Hasta ahora lo que se observa es que hay un rebote de la economía que comenzó en el cuarto trimestre del año pasado, pero que aún no es percibido. Si la tendencia que comenzó a fines de 2016 se mantiene, en el segundo y tercer trimestre de 2017 la recuperación debería llegar a la gente de a pie. Dicho esto, siendo año electoral, probablemente, incluso en un contexto de recuperación, probablemente veamos un nivel elevado de conflictividad social", concluyó.



En una aparición ante la justicia, la ex Presidenta Cristina Fernández presentó un escrito negando los delitos de corrupción que se le imputan y dijo ser víctima de una "persecución judicial". 

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Cientos de miles de personas se manifestaron contra la política económica de Macri y para exigir un techo más alto en los ajustes salariales.
Cientos de miles de personas se manifestaron contra la política económica de Macri y para exigir un techo más alto en los ajustes salariales.
Foto:FRANCE PRESSE


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales