Política regional:
Los escritores como marca país en América Latina

Los centenarios de Roa Bastos y Juan Rulfo, o los 90 años de García Márquez recuerdan a las figuras que han ayudado a que la imagen de sus naciones y de la región se proyecte al mundo.  

GASPAR RAMÍREZ 

Augusto Roa Bastos novelista y cuentista. Roa Bastos exiliado y repatriado. Roa Bastos nacional y mundial. Roa Bastos centenario. Paraguay festeja en 2017 los cien años del nacimiento de su ciudadano más universal. Algo que todos los países de América Latina hacen con sus artistas más admirados. Como México y Chile, que conmemoran los cien años de Juan Rulfo y de Violeta Parra, o Colombia y los 90 años de Gabriel García Márquez. Los escritores como elemento de cohesión interna, como patrimonio colectivo, como marca país. Como Roa Bastos en Paraguay.

El Congreso paraguayo decretó por ley que este año todas las organizaciones culturales, educativas, embajadas, consulados y oficinas del gobierno del Presidente Horacio Cartes "deben conmemorar" el centenario del autor que investigó la vida de un dictador perpetuo, que después escribió y escribió, y tomando la voz de José Gaspar Rodríguez de Francia, que gobernó entre 1816 y 1840, tituló su novela, su gran novela, "Yo el Supremo".

Mirta Roa, hija del escritor e integrante de la comisión por el centenario, dice que la idea es que los paraguayos "se apropien de este bien cultural y patrimonial". "Su imagen constituye una figura positiva del Paraguay y un alto exponente de la literatura latinoamericana, no solo por el valor de su escritura, sino por su instigación a despertar conciencias en la búsqueda de libertad, democracia y justicia social", dice Roa a "El Mercurio".

La biografía de Roa recorre los hitos y traumas de su país y del mundo: en 1932 participó como enfermero en la Guerra del Chaco, entre Paraguay y Bolivia; en 1945 estuvo en Inglaterra y Francia y vio los juicios de Nuremberg; en 1947 partió al exilio, primero en Argentina, luego en Francia; en 1974 publicó "Yo el Supremo"; en 1982, la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989) le quitó la ciudadanía, y en 1996 volvió a Paraguay. Murió nueve años después.

Mirta Roa recuerda a su padre como "un paraguayo que tuvo, durante toda su vida, al Paraguay en su corazón y en su obra, y que por ello trascendió al mundo colocando al país en un lugar de privilegio en el concierto de naciones". Mirta Roa habla de su padre, pero lo que dice se aplica a su país y a la región: "Honrar a sus hijos ilustres hace que la población sienta crecer su autoestima, lo incite hacia los altos valores, se convierta en un ejemplo positivo de que se pueden lograr metas. Resaltar el valor de la educación como pilar indispensable para lograr esa libertad, esa democracia y esa justicia social".

Cuando Roa Bastos recibió el Premio Cervantes en 1989, dio un discurso en el que habló de las batallas que ganan la literatura, la imaginación, el espíritu y el lenguaje, y en un bolsillo llevaba un telegrama que decía: "Tú el supremo". Se lo había mandado su amigo Gabriel García Márquez.

Realismo mágico

Después de décadas de narcotráfico, atentados, Pablo Escobar, guerrilleros, paramilitares, Colombia cambió su imagen con campañas como la que decía: "El riesgo es que te quieras quedar". En 2013, el órgano turístico del gobierno, ProColombia, lanzó su nuevo eslogan: "Colombia, realismo mágico".

La corriente relacionada al boom latinoamericano de mediados del siglo XX remite al caribe colombiano, a la familia Buendía, a las mariposas amarillas, a García Márquez. Pero no solo a él. "En Colombia lo que se hizo fue adoptar el concepto de realismo mágico para una estrategia de promoción del país especialmente orientada al turismo. El tema de realismo mágico está relacionado con García Márquez, pero no es exclusivo de él. De todas maneras la resonancia a lo de García Márquez es ineludible, porque, bueno, de eso se trata", dice Jaime Abello, director de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI).

El 6 de marzo García Márquez habría celebrado sus 90 años -murió en 2014-, y "Cien años de soledad" cumple este año medio siglo desde que salió de imprenta y cambió la literatura latinoamericana. El gobierno, la editorial Random House Mondadori y la FNPI lanzaron ediciones conmemorativas, audiolibros y lecturas colectivas para festejar al primer Nobel colombiano, y para fin de año se espera el estreno de la primera serie sobre la vida del escritor.

Eso por el lado de los homenajes. Abello dice que el uso de "referencias generadas" por García Márquez como parte de la estrategia de marca país "se ha hecho por decisiones unilaterales del gobierno colombiano, que no han sido concertadas ni con la familia, ni con la fundación, ni con ninguna parte de la obra de García Márquez. No existe ningún convenio, ni acuerdo, ni regalía, ni siquiera permisos formales para usar conceptos o elementos asociados a García Márquez".

Abello, amigo del escritor, dice que el gobierno ha tenido "gestos de cortesía" y que el argumento ha sido el "homenaje a García Márquez y un uso de tipo relativamente cuidadoso y discreto".

El Congreso promulgó en 2014 una ley para organizar el aspecto turístico relacionado con García Márquez, principalmente en la zona de Cartagena, Barranquilla o Aracataca, la versión real de Macondo, el pueblo de "Cien años de soledad". Para Abello, "de alguna manera se ha valorado también el hecho de que 'Gabo' se ha vuelto una especie de patrimonio cultural colectivo. Por la cultura popular, me parece una política sana no estar en plan de estar como monetizando todo lo de García Márquez".

Un "patrimonio colectivo", como es la vida y obra de Juan Rulfo para México, que este año conmemora cien años de su nacimiento; o Mario Vargas Llosa en Perú; Borges, Sábato o Cortázar en Argentina; Miguel Ángel Asturias en Guatemala. Escritores recordados y festejados en sus países, que usan sus imágenes para proyectarse al mundo. Como pasa también en Chile.

Trabajo conjunto

La Facultad de Comunicación de la Universidad de los Andes publicó en febrero el "Análisis de la reputación de Chile en la prensa extranjera 2016", un estudio a 1.005 artículos publicados sobre el país en 10 diarios y un semanario de "relevancia mundial". Resultado: la cultura chilena y la selección de fútbol "son los dos principales embajadores de nuestro país".

Según el informe, las noticias culturales sobre Chile superaron por primera vez en número a otras informaciones sobre política, desastres naturales, economía y negocios, y deportes. Destacan el Premio Pritzker del arquitecto Alejandro Aravena, las películas de Pablo Larraín y "la frecuente mención de Roberto Bolaño y Pablo Neruda".

Resultados que no son casuales. Este año se cumplen 100 años del nacimiento de Violeta Parra, en 2016 fue el centenario de Gonzalo Rojas y en 2015 fue el aniversario 70 del Nobel de Gabriela Mistral. El Gobierno participa en varias instancias para destacar estas figuras y asociarlas a la imagen del país.

Con uno o dos años de anticipación, el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes busca "grandes hitos" en torno a nacimientos, fallecimientos o entrega de premios de escritores y artistas, y, junto a ProChile, la Dirección de Asuntos Culturales de la Cancillería (Dirac) y en algunos casos con la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), define los "mercados", ferias culturales donde destacar a las figuras de la cultura. "Se trabaja en torno a difundir la obra y el legado de estas personas", dice a "El Mercurio" el ministro de Cultura, Ernesto Ottone. En algunos casos también participa la empresa privada.

El Gobierno también aprovecha los acuerdos multinacionales con Unasur, Mercosur y la Alianza del Pacífico para trabajar en conjunto la imagen de los artistas: un país propone una figura intelectual para distinguir y se pone de acuerdo con los demás gobiernos. Ottone pone el ejemplo de Violeta Parra, "una artista transversal" que fue el interés de Chile para proyectar los festejos en otros países de la región, lo mismo que, por ejemplo, dice, hizo México con el centenario de Juan Rulfo.

Ottone dice que no ha sido fácil, que ha sido una "construcción lenta", pero que Chile dio "un paso sustancial": de tener dos figuras reconocidas en el mundo, Pablo Neruda y Gabriela Mistral, a tener varias. "En el imaginario seguían presentes solamente esas dos grandes figuras, y hoy se ha entrado con escritores de la talla de Gonzalo Rojas y Nicanor Parra, de manera un poco más contemporánea con Roberto Bolaño, Isabel Allende o Antonio Skármeta".

Un proceso lento, a largo plazo. Un primer paso, reconoce Ottone: "Nos falta mucho. Estamos aprendiendo cómo exportar imagen".


MÉXICO
Ediciones especiales de libros, conversatorios y exposiciones son algunas de las actividades para la celebración de los 100 años del nacimiento del escritor, editor y guionista mexicano Juan Rulfo.



 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<br/>


Foto:CARLOS RAMOS


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales