Datos de la sonda Rosetta:
Cometa 67P sigue develando sus secretos

 

La sonda europea Rosetta persiguió al cometa 67P en su acercamiento al sol entre 2014 y 2015 para fotografiar su superficie y conocer los cambios que este experimenta en ese viaje. Lo que observó fue una pequeña metamorfosis, con erosión de materiales, derrumbe de colinas o desplazamiento de grandes masas rocosas.

Es lo que revelan dos estudios publicados en Science y Nature Astronomy, que describen los cambios sufridos por el cometa en la superficie durante su camino al perihelio, la región de la órbita más cercana al sol (186 millones de km que alcanzó en agosto de 2015).

Un registro de imágenes de dos años de la superficie del cometa permitió establecer que en dos regiones determinadas hubo derrumbes de cordilleras, y en una tercera, desplazamiento de grandes masas rocosas (el equivalente en la Tierra a una roca de 250 kg se movió unos 140 metros).

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
En la imagen, a una escala de 15,81 m/pixel, la flecha muestra el estallido que provocó el colapso del acantilado de Aswan.
En la imagen, a una escala de 15,81 m/pixel, la flecha muestra el estallido que provocó el colapso del acantilado de Aswan.
Foto:AFP


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales