ELMERCURIO.COM Volver

 
Los fiordos patagónicos revelan un colorido tesoro

Viernes 14 de abril de 2017

La estrella canasta chilena ( Gorgonocephalus chilensis ) es un ofiuroideo que habita en zonas expuestas a corrientes entre los 4 y 900 m de profundidad. Sus brazos rosáceos o anaranjados pueden medir unos 40 cm.Foto:FEDERICO BETTI



 

"Tesoros sumergidos de Aysén" se llama la muestra fotográfica que se exhibe hasta el próximo martes en la nueva universidad estatal de esa región. La colección de 18 coloridos y llamativos animales que habitan en los canales Puyuhuapi, Jacaf y Moraleda fue fotografiada en los últimos tres años por los biólogos marinos y buzos científicos Federico Betti, de la U. de Génova (Italia), y Eduardo Palma, de la U. de Concepción, como parte de investigaciones dirigidas por el Centro de Investigación Oceanográfica en el Pacífico Sur-Oriental, COPAS, y el Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP).

Estos fiordos tienen áreas de alta intervención humana, asociada con centros de cultivo de salmones, y áreas protegidas como el Parque Nacional Isla Magdalena, que posee una amplia faja de protección marina, describe Paula Ortiz, bióloga marina e investigadora del CIEP.

"Su fauna bentónica habita principalmente en sustratos rocosos. Allí se concentra una gran diversidad de especies móviles, como estrellas de mar, ofiuroideos y peces de roca, y otras sésiles, como corales, que crecen adheridos a la superficie", añade.

Entre los tesoros sumergidos que Betti y Palma exhiben en la U. de Aysén, en Coyhaique, hay corales de aguas frías, como la pluma de mar y el coral copa; moluscos como las coloridas babosas marinas; peces de roca, como el cachudito y el trombollito; anémonas anaranjadas y un cangrejo ermitaño, que se refugia en conchas abandonadas de caracoles.