Casas de celebridades en venta

GRACIELA ALMENDRAS 

Las celebridades siempre han tenido más de una propiedad. Y parte importante de sus biografías se cuenta a través de ellas. Por eso, no es extraño que cada vez que una de estas casas sale a la venta sea noticia y su valor considere este antecedente como su mejor plusvalía. Para algunos compradores, sin embargo, adquirir una de estas viviendas se transforma en un verdadero problema, puesto que a veces son los propios seguidores de los famosos quienes se niegan a que la casa de sus ídolos sea modificada. Aquí, algunas de las que están en venta y parte de las historias que esconden.

 Penthouse de Sting en NYEn uno de los edificios más exclusivos de Manhattan, el 15 Central Park West, está ubicado el penthouse dúplex que el cantante británico Sting y su señora, Trudie Styler, pusieron recientemente a la venta. En 2008 se convirtieron en uno de los primeros en comprar departamentos en este edificio, adquiriéndolo por US$ 27 millones. Hoy piden el doble de su precio original. Cuenta con cuatro dormitorios, escaleras caracol, baños con sauna y una terraza de 13 metros de largo con una impresionante vista al Central Park; una vista que también aprovechan desde uno de los dormitorios y desde el jacuzzi.La ex casa de "Big" y "Little Edie"Ubicada en el barrio East Hampton, en Long Island -una exclusiva zona de veraneo en Nueva York-, la casa conocida como Grey Gardens, que perteneció a familiares de Jackie Kennedy e inspiró un documental, una película y un musical de Broadway, está a la venta desde febrero pasado, por primera vez en 40 años. La propiedad, construida en 1897, fue adquirida a principios de los años 20 por la tía de la ex Primera Dama Edith Bouvier y su marido, Phelan Beale. El matrimonio se divorció y en la casa quedaron viviendo ella y su hija, Edith Beale. En 1975, un documental mostró la excéntrica vida de ambas, conocidas como "Big Edie" y "Little Edie", y la miseria en la que vivían: la casa lucía prácticamente abandonada, el jardín estaba convertido en selva y lleno de basura, y gatos y mapaches habían roto muebles, alfombras y cortinas. En 1971, el fuerte olor que salía de la casa hizo que los vecinos las denunciaran al Departamento de Salud Pública, caso que llegó a la prensa, descubriéndose que se trataba de la tía y la prima de Jackie. Para tapar el escándalo, el entonces marido de esta última, Aristóteles Onassis, pagó para que se hiciera una limpieza y se restablecieran los servicios básicos, además de depositarles dinero para sus gastos. Al morir "Big Edie" en 1977, su hija vendió la casa dos años después por US$ 220 mil al ex editor ejecutivo del The Washington Post Ben Bradlee y su esposa, la periodista Sally Quinn. Ellos, quienes eran amigos de John y Jackie Kennedy, restauraron la casa y pasaron sus veranos (principalmente los meses de agosto) ahí hasta la muerte de Ben, en octubre de 2014. Hoy es su viuda quien la tiene a la venta por US$ 18 millones. La casa, de tres pisos, cuenta con dormitorios con vistas al océano Atlántico, cancha de tenis, hermosos jardines y piscina.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<br/>


Foto:BROWN HARRIS STEVENS.JPG

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales