Rescate A 25 años del fallecimiento de este multifacético creador:
La tristeza de Alfonso Alcalde regresa a las tablas

Francisco Sánchez de Tryo Teatro Banda y Sebastián Vila, fundador de la compañía La trompeta, reestrenan -después de 20 años-, en el Teatro de la Universidad Finis Terrae, "El auriga Tristán Cardenilla", una compilación de relatos del escritor chileno, cruzados por la pobreza y la marginalidad.  

Maureen Lennon Zaninovic 

Apasionado e infatigable, Alfonso Alcalde escribió de manera copiosa.

Más de una treintena de libros, entre los que se reparten la poesía, la novela, el cuento e incluso la biografía y el reportaje periodístico (trabajó en radio, en televisión con Don Francisco, de quien hizo una biografía, y en medios como "Ercilla", "Hoy" y "La Tercera"), revelan esa intensidad creativa. Escribió de todo, desde fútbol, collages hasta de la vida de Raquel Welch. También incursionó en el teatro con la obra "La consagración de la pobreza", que montó el también desaparecido Andrés Pérez.

Alcalde nació el 28 de septiembre de 1921 en Punta Arenas , pero él eligió nacer "en la galaxia de Tomé", como solía decir. Pablo Neruda prologó su primer libro "Balada para la ciudad muerta" (Nascimento, 1947). Entonces tenía 26 años y quizás -por el ímpetu de su juventud- quemó prácticamente todas las copias de esta edición ilustrada por Julio Escámez.

Sumido en la precariedad económica y con una depresión a cuestas, el 5 de mayo de 1992, a los 71 años, se quitó la vida en Tomé, en aquella ciudad sureña por donde deambuló y recogió un lenguaje cargado de tristeza, tan característico de su obra. Mario Valdovinos escribió en Revista de Libros, en 2014, que "el inspirado poeta sin ventura, nacido en Punta Arenas, forma parte de la lista de escritores autoinmolados, víctimas de sí mismos, ejecutados por su propia mano".

Lejos de la "taquilla"

El actor y músico Francisco Sánchez, fundador y líder de la compañía Tryo Teatro Banda, comenta a "Artes y Letras" que la anécdota de Neruda y la quema de sus libros revela el espíritu de este escritor: "No quiso publicitarse. Fue un gigante, pero se mantuvo en el underground , lejos de la 'taquilla'".

Hace dos décadas, con el actor, director y dramaturgo Sebastián Vila -con el que por esos años integraba la compañía La trompeta-, Francisco Sánchez llevó por primera vez a las tablas el libro de cuentos de Alfonso Alcalde: "El auriga Tristán Cardenilla".

"Con Sebastián nos conocemos desdesde niños, en el Colegio Notre Dame. En este plantel tuvimos a profesores de teatro excepcionales, que nos marcaron de manera muy profunda, como Nacho Canales y Rodrigo Barros, con un carisma impresionantes. Desde el colegio bebimos una fuente teatral muy pura", rememora Sánchez.

Sebastián Vila añade a "Artes y Letras" que "cuando montamos esta obra yo estaba muy imbuido del trabajo de Andrés Pérez; de hecho, el director de 'La Negra Ester' estrenó un texto de Alcalde que me tocó protagonizar: 'La consagración de la pobreza'. La literatura de Alfonso es muy atractiva y, en un principio, quise adaptar su relato 'El peregrino del Golfo', pero no me convenció hasta que llegué a 'El auriga Tristán Cardenilla'. Ahí sentí que todos estos cuentos se relacionaban a través de sus personajes y su entorno. Alfonso Alcalde no ha sido lo suficientemente valorado y nos dejó a los lectores un trabajo literario bien particular, un legado que tiene que ver con un Chile que está un poquito perdido, un Chile de ingenuidad y pobreza. Tuvo una obsesión con el sur de Chile, con el circo y la miseria. Hay una sublimación de la pobreza muy enternecedora en sus cuentos".

De esta forma Sebastián Vila, junto a Ximena Carrera, realizó la adaptación teatral de este conjunto de relatos y en 1997 se estrenó la obra en el Canelo de Nos. "El debut fue en una carpa de circo y luego la llevamos a Santiago, a una sala de Bellavista y de ahí participamos en el Festival de Nuevas Tendencias de la Universidad de Chile donde ganamos varios premios", rememora el fundador de la compañía La trompeta.

Sánchez complementa que ganar ese certamen fue "un tremendo salto. Luego seguimos con presentaciones en el Teatro Nacional Chileno y la entonces División de Cultura del Ministerio de Educación nos premió con una itinerancia por Chile. ¡Nos pasó todo eso, con apenas 25 años!".

El líder de Tryo Teatro Banda añade que dos décadas después, y al cumplirse un cuarto de siglo del fallecimiento de Alcalde, uno de sus hijos y albacea de su legado, Hilario Alcalde, junto a la productora Carolina González les propusieron remontar esta producción, esta vez en el Teatro de la Universidad Finis Terrae.

"Tenía los mejores recuerdos de 'El auriga...' esta obra inolvidable y lúdica, tan juguetona como la mismísima 'La Negra Ester'", comenta el dramaturgo Marco Antonio de la Parra y director del Teatro de la Universidad Finis Terrae, quien agrega que "los 25 años de la muerte de Alcalde pusieron lo suyo y mi admiración por Francisco Sánchez y Sebastián Vila (con los cuales se montó alguna vez mi 'King Kong Palace'), el resto".

El montaje llegará desde el 19 de mayo al 2 de julio a esta sala emplazada en Pedro de Valdivia, esquina Pocuro, con parte del elenco original: Sebastián Vila y Francisco Sánchez; además de nuevos actores, entre otros Alfredo Becerra, Eduardo Irrazábal y Javier Bolívar.

"No es un reencuentro de dos compañías", explica Francisco Sánchez, y agrega que con Sebastián Vila siempre se ha mantenido un vínculo. "De hecho, él ha dirigido varias obras de Tryo Teatro Banda, como 'Pedro de Valdivia' y 'Jemmy Button'. Cuando se dio esta oportunidad de reestrenar 'El auriga...', me encantó porque Vila es el artista con quien mejor me entiendo ".

Melancolía y circo

En "El auriga Tristán Cardenilla" Alfonso Alcalde reúne a personajes y situaciones que se ubican en la precariedad, emplazados en un circo pobre donde la melancolía, el humor y el alcohol invaden por igual a hombres y animales.

"El protagonista es un ser candoroso y amoroso, pero comete un crimen. Por el trago, la vida se le termina yendo de las manos. Es un poco como 'El chacal de Nahueltoro'. Es un bonachón, pero el alcohol lo convierte en un endemoniado. Los cuentos de Alcalde tienen algo de la dramaturgia de Juan Radrigán, aunque son menos terribles", advierte Francisco Sánchez, y añade que esta "es una de las obras que me fueron encaminando hacia una manera de hacer un teatro que me interesa, hacia un teatro muy musical. De hecho, acá interpreto a un acordeonista ciego y toco el acordeón. Sebastián Vila, en tanto, tiene a su cargo las percusiones. La viuda de Alfonso Alcalde, además, me pasó un cancionero inédito con 18 temas del escritor y el día del estreno vamos a tocar tres canciones".

Sebastián Vila comenta que en "El auriga Tristán Cardenilla" la relación con el mundo animal es clave y en este caso hay "un caballo que simboliza la amistad, una amistad traicionada por el trago y la pobreza".

Sobre la puesta en escena advierte que se trata de una "mezcla entre lo circense y lo popular. Lo mismo ocurre con el lenguaje que sin ser puramente clown , presenta elementos medio payasescos. Además, todo el elenco de 'El auriga...' ha pasado por el clown , por las técnicas del juglar y el bufón, muy en la línea de otra pieza que me tocó actuar: 'Las siete vidas del Tony Caluga' dirigida por Andrés del Bosque. Son todos lenguajes artísticos que conocemos bien. En los 90, por lo demás, los universos del teatro y del circo se fusionaron en una sola forma de hacer".

Sánchez remata que ha sido impactante reencontrarse con esta obra dos décadas después de su estreno. "Nos ha significado volver a emocionarnos con la literatura de Alcalde y entender mejor su mundo de pobreza, tan inocente y descarnado", dice.

 "El auriga Tristán Cardenilla"

Lugar: Teatro Universidad Finis Terrae

Fechas: Desde el 19 de mayo al 2 de julio

Funciones: viernes y sábado, a las 21:00 horas. Domingo, a las 19:30 horas

Entradas: General $8.000; Estudiantes y Tercera edad: $4.000

Las obras que llegarán a la Finis Terrae

Además de "El auriga Tristán Cardenilla", la temporada teatral 2017 de la Universidad Finis Terrae incluye "El amo": un unipersonal escrito por Marco Antonio de la Parra, dirigido por Sebastián Vila y protagonizado por Álex Zisis (desde el 6 de junio). El ciclo continúa a partir del 27 de julio con "Dioses suicidas", pieza escrita por Antonio Zisis y dirigida por Cristián Plana. En septiembre le seguirá "Crimen", una singular adaptación de "Crimen y castigo", de Dostoievski y que además promete sumar "guiños" a la serie policial "True Detective". El montaje es original de Marco Antonio de la Parra y será dirigido por Francisco Krebs. La temporada cerrará con otro regreso: "Tarascones", la obra argentina de Gonzalo Demaría y que sacó aplausos en el último Festival Santiago a Mil (del 8 al 12 de noviembre).



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p>Francisco Sánchez toca el acordeón y Sebastián Vila tiene a su cargo las percusiones.</p>

Francisco Sánchez toca el acordeón y Sebastián Vila tiene a su cargo las percusiones.


Foto:Juan Eduardo López

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales