El Ford Galaxie de Bachelet, el Mercedes de Pepe Piñera... y la retroexcavadora

 

El panne del automóvil presidencial el día de la última Cuenta Pública de Michelle Bachelet parece ser una metáfora de lo que ha sido su segundo gobierno. De hecho, ha habido tanto asunto "automotriz" en este período, que la era Bachelet II podría analizarse con igual propiedad en una academia de políticas públicas y en un taller mecánico.

Todo partió con la retroexcavadora, que fue lanzada a la calle con bombos y platillos al comienzo de este mandato. Pero las reformas la hicieron embestir contra los lomos de toro de la realidad, luego se cuneteó y se terminó estrellando con el muro de la indiferencia ciudadana.

Mas o menos por esa época apareció el Mercedes Benz de Pepe Piñera. Para algunos esa imagen era elitista y fifí, pero no se puede negar que era nítida. El sistema de AFP funciona como un automóvil al que es preciso echarle bencina. Si uno lo carga con bastante combustible, puede llegar lejos y otorgar una buena jubilación. Pero si uno le deja caer solo chorritos intermitentes, llegará el momento en que uno se quedará botado. Pero la culpa no será del Mercedes, sino del propietario que no fue previsor y le mezquinó la gasolina al bólido. Mucha gente de buena voluntad entendió de qué se trata todo y dejó de escuchar los cantos de sirena de Luis Mesina.

Pero qué creen, en su última Cuenta Pública, a la Mandataria se le ocurrió ir a buscar la retroexcavadora al cementerio de autos, le dio una enchulada a la máquina y le encendió los motores de nuevo. Así fue como en su discurso al país volvió a presentar una caravana de reformas que incluía, como no, una al sistema de AFP.

La retroexcavadora iba por el Mercedes de Pepe Piñera. Quizás, dada su condición precaria, no sería capaz de desbarrancar al Mercedes. Pero por lo menos le dejaría bien rayada la pintura. Igual que en las películas de terror, en las que cuando uno cree que el villano está finado, reaparece para llevarse a su enemigo al más allá.

Pero la vida siempre es más creativa que la ficción. Ustedes saben el desenlace: la Presidenta terminó su discurso y la siguiente imagen que vimos fue el Ford Galaxie presidencial, malogrado, siendo empujado por carabineros en la vía pública.

"¿No le echaron bencina?", debe haber pensado Pepe Piñera, y quizás sintió que Dios, como el gran guionista que es, hacía todo esto para metafóricamente darle la razón delante de todo el país, humillando de pasada al gobierno que intentó chocarle el Mercedes.

Pero, lamentablemente para Pepe Piñera, las cosas no ocurrieron así. La información que manejo es que el Ford Galaxie se fue a Valparaíso a 150 kilómetros por hora. Y por eso se fundió el motor.

Pero igual eso nos permite otra analogía. A veces la testarudez, eso de querer avanzar sin transar, de ir más rápido de lo prudente, puede hacer que uno no llegue a la meta. No por mucho acelerar se llega más lejos. A veces, todo lo contrario.

A raíz de lo ocurrido, la Presidenta tuvo que salir del Congreso montando un vehículo militar, lo que nos hizo recordar su paseo en Mowag hace más de una década; una imagen que marcó el comienzo de su vertiginosa carrera política y que la llevó dos veces a La Moneda.

Así, Bachelet comenzó y terminó su carrera política arriba de un vehículo castrense. Una coincidencia insólita. Escalofriante.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
No por mucho acelerar se llega más lejos. A veces, todo lo contrario.
No por mucho acelerar se llega más lejos. A veces, todo lo contrario.


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales