ELMERCURIO.COM Volver

Mariana Aylwin analiza discurso de Bachelet:
"Lo que más me llamó la atención es que la Presidenta omitiera su primer gobierno"

Domingo 4 de junio de 2017


Foto:CLAUDIO CORTÉS

La ex diputada y ex ministra de Educación acude a su formación en la disciplina histórica para interpretar la Cuenta Pública del jueves. Y al tiempo que se admira por la convicción de la Mandataria respecto del valor y la trascendencia de sus reformas, marca distancia con ese camino.
 


Margaret Valenzuela 

"Ella es bien notable porque ha llevado a cabo estas convicciones sin importarle la popularidad y tampoco los costos de las reformas y, en ese sentido, le da una gran importancia al futuro y a la historia", dice Mariana Aylwin al analizar el discurso del 1 de junio de la Presidenta Michelle Bachelet ante el Congreso Pleno. No lo hace desde la mirada política, como ex ministra o militante de la DC, sino desde la historia, la disciplina que estudio en la UC y que la llevó a ser uno de los autores del conocido volumen "Chile en el siglo XX".

Con esa perspectiva -aunque sin renunciar a su ojo político- Aylwin interpreta un discurso que fue pródigo en alusiones al legado que pretende dejar la administración Bachelet.

"Ella ha recogido de alguna manera anhelos de cambio que están en la sociedad y ha tenido mucha fuerza para impulsarlos, pero, por otra parte, no se ha hecho cargo de los costos. Por ejemplo, el atraso en temas como salud o el estancamiento económico... Pareciera que para ella el fin es tan importante, que estos costos no tienen el peso que tiene realizar los cambios".

-¿En qué medida cree usted que el paso del tiempo le dará la razón a la Presidenta y se hablará de este proceso histórico que ella asegura?

-Yo creo que las percepciones históricas hay que dejárselas a la historia porque, por ejemplo, en el gobierno de Allende había una gran crítica a su gestión y, en cambio, cuando se cumplieron los 40 años de su gobierno había una gran valoración.

"También todo dependerá de qué va a pasar en la próxima elección, porque -si ganara Sebastián Piñera- uno no sabe qué va a pasar con las reformas que se han implementado. A mi modo de ver, los gobiernos tienen que asumir la continuidad de las políticas. El que un gobierno llegue y piense que tiene que echar todo atrás es un error porque al final eso termina polarizando a las sociedades y dividiéndolas y así nos vamos de fundación en fundación".

"Es importante que exista una línea de continuidad"

-Bachelet también dijo que, en este desafío de enfrentar la desigualdad, tomó las banderas de Aguirre Cerda, Frei Montalva y de Allende. ¿Qué opina de esa definición? Se lo pregunto porque no mencionó a los gobiernos de la Concertación, incluido el del Presidente Patricio Aylwin.

-A mí lo que más me llamó la atención es que omitiera su primer gobierno, porque ella fue Presidenta y en cuatro años los países no cambian tanto, y ella volvió después de cuatro años al gobierno. Estos son procesos de larga duración y efectivamente hay una posta, ha habido aportes y errores en todos los gobierno y por eso es importante que exista una línea de continuidad. Yo tengo la impresión de que los 20 años de la Concertación fueron muy exitosos porque hubo esa continuidad que permitió que hubiera gobernabilidad.

-¿Y por qué habrá omitido ese periodo?

-Me cuesta entenderlo, pero creo que es justamente por esta convicción de la Presidenta de que ha hecho un gobierno fundacional, iniciando una nueva etapa en la historia de Chile. Ella ha sentido que esa es su misión y ha tenido aciertos y desaciertos, pero lo que no le ha fallado es la convicción.

-¿Y eso es malo o bueno?

-Es importante actuar conforme a las convicciones, pero también es necesario que los países avancen con cierta flexibilidad. Creo mucho más posible sacar varios de los proyectos de ley que están en el Congreso si se produce un diálogo que permita identificar dónde hay acuerdos y sacarlos adelante y no esperar a que pase el tiempo, que se vote y que se imponga una mayoría, porque se corre el riesgo de que venga otro gobierno que sienta que tiene que hacer lo mismo.

DC y Goic: "Hay que tener más identidad; si no tenemos esa identidad propia no tiene sentido tener candidatura propia"

- Poniéndose ahora el sombrero de política, ¿cómo recibió los resultados de la encuesta CEP y, en especial, el 2,1% obtenido por la candidata de su partido, Carolina Goic?

-Como un desafío. Esta es una candidatura que tiene un mes, que tiene que desplegarse y que tiene que tener una identidad bien definida. Eso es lo que hay que construir en los meses que vienen. Los chilenos quieren cambios sensatos y eso es lo que Carolina tiene que representar.

-¿No le ve difícil la posibilidad de remontar?

-Entiendo lo difícil que es, pero optamos por un camino cuyo sentido es hacer un aporte distinto a la construcción del país.

-¿Y para cultivar esa identidad no sería mejor escoger definitivamente el camino propio?

-Definitivamente hay que tener más identidad, porque si no tenemos esa identidad propia no tiene sentido tener candidatura propia.

-¿Qué sentido tiene entonces seguir en la Nueva Mayoría?

-Muchos creen que nosotros tenemos más posibilidades de tener un buen resultado -y un buen acuerdo para gobernar- si cada sector desarrolla una propuesta clara, porque para construir una alianza política con proyección hay que ponerse de acuerdo en temas y no en cupos parlamentarios.

-¿Se puede entonces continuar en una alianza común?

-(Piensa) El escenario ideal sería construir una alianza, pero después de que contemos los votos, así se hace en otros países. La CDU y la Socialdemocracia Alemana han gobernado juntas, y han tenido buenos gobiernos haciendo pactos después de las elecciones.

-Con el 2,1% algunos ya empiezan a comentar que Carolina Goic debe bajar su candidatura. ¿Usted cree que hay espacio para levantar otra figura en la DC?

-Ningún espacio, ella es la figura y creo que es un error pensar en eso respecto de una candidatura que lleva formalmente un mes. Carolina Goic debe hablarle más a los independientes, desligarse de los temas del partido y de las negociaciones, y, en ese sentido, tiene que actuar con más libertad. Uno de los valores que ella tiene es que ha tenido bastante apoyo dentro del partido y ojalá que lo siga teniendo y que la Demcoracia Cristiana no empiece a dudar porque las dudas son las que más daño hacen.

-Usted obtuvo un aumento del 6% en su evaluación positiva. ¿Cómo lo recibió?

-No lo recibo como nada especial porque a veces uno sube y a veces baja. Yo no estoy en ninguna carrera especial, entonces le digo con toda sinceridad que no me causa ni satisfacción ni euforia, sino que lo veo como un dato que hoy es así y que mañana podría no serlo.

-¿No la compromete a involucrarse más?

- Ese es parte de los problemas de aparecer... Tampoco es que esté marcando tan bien, pero es algo que claro que compromete.

-¿A ser candidata?

-No, no, pero que compromete con las cosas en las que uno se juega, y en este momento a mí me interesa que Carolina Goic pueda ser un aporte en esta campaña.