Informe publicado en The Intercept:
Filtración de analista sugiere mayor intrusión rusa en EE.UU.

Autoridades anunciaron el arresto de la contratista Reality L. Winner, quien podría enfrentar hasta 10 años de cárcel.  

 

El gobierno del Presidente estadounidense, Donald Trump, lanzó su primer ataque directo en la guerra contra quienes filtran información confidencial.

El Departamento de Justicia anunció que detuvo e imputó a Reality L. Winner, una analista de la consultora de inteligencia privada Pluribus International, por un delito de filtración de información clasificada a un medio de comunicación.

Al anunciar el arresto, las autoridades dijeron que Winner, de 25 años, está acusada de copiar documentos secretos y enviarlos por correo a un periodista de un medio que no fue mencionado y podría enfrentar hasta 10 años de prisión.

Tampoco se informó oficialmente a qué datos tuvo acceso la analista, pero se presume que sería el informe sobre la interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016 publicado por The Intercept.

Este medio online difundió copias digitalizadas de los documentos en las que se notaban marcas de dobleces, algo que, aparentemente, permitió dar con un reducido grupo de personas que podrían haber impreso la información, entre las que se encontraba la joven.

Según detalles del proceso, iniciado por un tribunal federal de Georgia, estado en el que residía Winner, la contratista se había llevado de su lugar de trabajo una copia del documento clasificado como "alto secreto," algo que incumple las normas.

La joven había obtenido autorización para manejar información secreta en enero de 2013 cuando era miembro de la Fuerza Aérea y en febrero de este año comenzó a trabajar Pluribus International.

En el documento filtrado se describen dos ciberataques realizados por la unidad de inteligencia militar de Rusia: uno en agosto contra una compañía que vende programas computacionales utilizados en las votaciones, y otro, unos días antes de las presidenciales, que tenía como objetivo robar las contraseñas y datos confidenciales de 122 funcionarios electorales.

Si bien el documento no determina si el ataque cibernético tuvo consecuencias en el resultado de los comicios, no duda de que fue el servicio de inteligencia militar ruso el responsable, y muestra que el alcance pudo ser mayor al que se creía hasta ahora.

El vocero del Presidente ruso Vladimir Putin, Dmitri Peskov, negó ayer las acusaciones, asegurando que no ve "ninguna evidencia de que la información sea real".

"Pagarán caro"

Este arresto marca el primer caso criminal de filtraciones de la era Trump.

Así, el Presidente está cumpliendo su promesa de encontrar a los filtradores, a quienes ha descrito como "malvivientes" que "pagarán caro".

Incluso llegó, presuntamente, a pedirle al despedido director del FBI James Comey que considerara encarcelar a periodistas que filtren información.

Esta política le ha traído algunas críticas al Mandatario de quienes defienden a los "informantes" (" whistleblowers " en inglés) que entregan información sobre actividades del gobierno.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Reality Winner podría enfrentar hasta 10 años de cárcel.
Reality Winner podría enfrentar hasta 10 años de cárcel.
Foto:REUTERS


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales