Shaesta Waiz vuela una avioneta sin acompañantes:
La primera piloto afgana recorre el mundo para motivar a las niñas en las ciencias

En los 19 países que ha visitado ha dado charlas sobre la importancia de estudiar áreas relacionadas con las matemáticas y la tecnología. Su objetivo es que las mujeres se acerquen a estas disciplinas.  

AMALIA TORRES 

Luego de aterrizar en Canadá por problemas técnicos y descender del avión monomotor, Shaesta Waiz (29) escuchó esta pregunta.

-¿Dónde está el piloto?

-El piloto soy yo- respondió la primera mujer afgana en tener licencia para manejar aviones.

Waiz sabe que las alturas siguen siendo un mundo masculino. Según la Administración Federal de Aviación de EE.UU., de las 600 mil licencias activas para pilotear, solo el 6% corresponden a mujeres, una cantidad que es aún menor entre los pilotos de aerolíneas comerciales.

"Cuando estaba sacando mi licencia de piloto privado, decidí contactarme con el gobierno de Afganistán y pedirle una lista de las mujeres pilotos de mi país -Waiz vive desde niña en Estados Unidos, donde llegó junto a su familia escapando de la guerra entre Afganistán y la Unión Soviética-. Luego de un par de meses, mi papá finalmente recibió una carta que decía que no había mujeres con licencia de piloto y que sería reconocida como la primera mujer piloto civil de Afganistán", dice Waiz a "El Mercurio".

Motivada por que haya más mujeres como ella, hoy Waiz ha recorrido 19 países en una avioneta Bonanza A36, en la que viaja sola.

Cuando llega a cada destino, da charlas para motivar a niñas y mujeres a acercarse a las ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés). Y también, por supuesto, a la aviación.

"Tuve la oportunidad de volar en un vuelo comercial a los 18 años. Estaba muy nerviosa, pensaba que el avión iba a despegar al cielo como un cohete. Pero cuando finalmente despegó y graciosamente se elevó a través del cielo sentí una sensación poderosa . (...) Con mucha frecuencia les digo a los niños que tu mayor miedo en la vida puede convertirse en tu mayor pasión".

Cuando Waiz estudiaba para convertirse en piloto civil, tenía 250 compañeros, pero solo una veintena de ellos eran mujeres. Fueron cuatro las que completaron el entrenamiento. Por eso, dice, le alegra tanto cuando sabe de nuevas mujeres aviadoras.

Canadá, Portugal, España e Inglaterra son algunos de los países que ya ha visitado. Al aterrizar en cada nuevo destino, Waiz conversa con niños y jóvenes y se sorprende de que en general tengan una vaga idea de las carreras relacionadas con STEM.

Por eso en cada evento, Dreams Soar -como se llama el proyecto- muestra un video que explica "las apasionantes carreras en STEM. El video ayuda a definir esta área y compartir ejemplos de la vida real de cómo STEM es necesario para avanzar cada día para un futuro más próspero. Con estos eventos queremos que la audiencia abra sus ojos y sus mentes a la posibilidad de seguir una carrera en estos campos".

Sudamérica no fue incluida en este viaje, que finalizará en septiembre, pero Waiz dice que lo tienen considerado para el futuro. "Está en nuestro radar debido a la necesidad de aumentar el STEM y apoyar a la próxima generación".

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
En Montreal, Shaesta Waiz participó con niñas en simulaciones de vuelo.
En Montreal, Shaesta Waiz participó con niñas en simulaciones de vuelo.
Foto:DREAMS SOAR

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales