Tras la participación de 40 mil votantes en la consulta popular del domingo pasado:
"Pequeña Caracas" en Chile : el origen, las historias y la estructura de quienes conforman la cada vez más masiva oposición venezolana en el país

Dirigentes políticos y sociales venidos del país caribeño relatan los comienzos de sus organizaciones, sus nexos con Chile y los desencuentros que han tenido con la Presidenta Michelle Bachelet. Además, cuentan el paso a paso del proceso de consulta popular cuyo resultado los sorprendió incluso a ellos.  

Matías Bakit, Carlos Saldivia y Ale Fernández. 

"Mi esposo y yo trabajábamos en la Empresa de Petróleos de Venezuela, PDVSA, en uno de los centros de refinación más grandes del mundo. Él como ingeniero y yo como periodista. Pero en 2002, cuando todos los trabajadores petroleros se sumaron al paro nacional para defender los recursos del país que el Gobierno estaba regalando, nos despidieron. A mi esposo, a mí y a 22 mil trabajadores. Nos echaron a la calle. Lo anunciaba en 'Aló Presidente' y al día siguiente salían nuestros nombres en el periódico local. No nos dieron nada. Tiempo después mi esposo consiguió empleo acá en una empresa española y nos vinimos a Chile".

Así cuenta su historia la periodista Carolina Lindorf, Coordinadora de Comunicaciones del capítulo chileno de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), la coalición de partidos y movimientos que se han opuesto, primero al gobierno de Hugo Chávez, y luego al de Nicolás Maduro.

Ella y otros venezolanos lideran, desde hace casi siete años, la oposición al "régimen" entre los residentes en Chile. Para eso han establecido nexos con casi todos los sectores políticos, realizado actividades sociales, comunicacionales y varios actos públicos. El más importante de todos, la consulta simbólica del domingo pasado en la que, inéditamente, más de 40 mil venezolanos residentes en Chile votaron en contra de la polémica Asamblea Constituyente en su país y a favor de llamar a elecciones. Participación tan sorprendente, que muchos recordaron, por ejemplo, que para las recientes elecciones primarias, votaron solo 6.555 chilenos residentes en el extranjero.

Para los opositores venezolanos en el país, lo del domingo pasado fue "un punto de inflexión en la lucha". Sobre todo, porque hasta entonces el acto opositor más concurrido no había logrado convocar a más de 800 personas.

Creen que su objetivo está cada vez más cerca, en parte por el apoyo internacional a su causa cada vez más grande, y también por las más de 700 mil personas que, en todo el mundo, y tal como ellos, votaron simbólicamente en las urnas.

La difícil tarea de conquistar a la izquierda

Hoy la oposición venezolana, tanto la política -representada por la MUD- como la social, compuesta por varias organizaciones no gubernamentales, goza de buena influencia y salud en Chile. Tienen amigos y contactos en todo el espectro político y han organizado visitas de casi todos los líderes de su sector, como Henrique Capriles, Leopoldo López, Lilian Tintori y María Corina Machado.

La Mesa está liderada actualmente por 12 personas: seis representantes de partidos políticos -Voluntad Popular, Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo, Acción Democrática, Vente Venezuela y Gente Emergente- y seis representantes de la sociedad civil venezolana en Santiago.

Su estructura se divide en siete comisiones: Política, Derechos Humanos, Enlace con la Comunidad, Electoral, Eventos y logística, Comunicaciones, Finanzas y la Secretaría Ejecutiva.

Pero el comienzo fue muy distinto.

En 2011, tres políticos, Mary Montesinos, Alicia Saavedra y Juan Nagel, más algunos representantes de los inmigrantes, tuvieron la idea de organizar un grupo opositor al gobierno de Hugo Chávez, en Santiago. Querían ser el brazo formal de la Mesa de Unidad, fundada dos años antes en Caracas. Para ello, pidieron formalmente ser apadrinados. La respuesta positiva llegó el 13 de septiembre de ese año.

Cuenta Lindorf que al principio, el reto más difícil fue darse a conocer. "En Chile no se conocía mucho de la Mesa de Unidad Democrática y por eso fue difícil posicionar el capítulo como organización de una comunidad que, por esos años, era pequeña".

Se decidió que la solución era realizar un intenso lobby , hacerse conocidos, posicionar el nombre y lograr visitas destacadas.

Pero había un problema, que saltó a la vista de inmediato. En Venezuela, el perfil de los opositores es, en su mayoría "socialdemócratas", admiradores del proceso de transición chileno. Por eso, grande fue su sorpresa cuando notaron que los apoyos que lograban estaban en la derecha y la Democracia Cristiana.

"Todo parte por el discurso de Chávez, que entró muy fuerte en la izquierda chilena. Se sintieron completamente identificados. Yo creo que en eso influyó la relación cercana de la izquierda chilena con Cuba", explica María Angélica Miranda, hija de chilenos, militante del partido Primero Justicia, de Henrique Capriles.

Alexander Alcalá, representante en Chile de la ONG Súmate, tiene otra tesis. "Antes estaba la percepción de que la oposición era un número pequeño. Además, si tienes una propaganda de publicidad tan bien montada como la del chavismo, que te plantea que la oposición es golpista y terrorista, es entendible que el avance haya sido difícil".

Dificultad que se notó, en algunos episodios, incluso en la relación con la Presidenta -por ese entonces candidata- Michelle Bachelet.

En el grupo recuerdan que en julio de 2013 visitaron Chile Henrique Capriles y Leopoldo López, que quisieron organizar una reunión con los candidatos presidenciales de la época. Pero no hubo forma de conseguirlo con la abanderada del PS, quien era considerada la casi segura Mandataria.

"Uno de los días de la visita, Capriles estaba en el ex Congreso y al mismo tiempo, en el salón de al lado, estaba Bachelet en la presentación de un libro. Aun así no hubo instancia", recuerda Enairo Urdaneta, encargado en Chile de la organización Venezolanos en el Mundo.

Pero, según cuentan, la Presidenta sí se encontró con Leopoldo López en esos días, cita de la que incluso hubo una foto que causó la ira del oficialismo venezolano, que acusó a la candidata de reunirse con "golpistas". Tiempo después, ya estando en La Moneda, el Gobierno diría que ella no sabía quién era la persona con quien se había encontrado. Algo que aún resienten en la MUD Chile.

Nunca han podido juntarse con la Presidenta

Con el tiempo, sin embargo, aseguran que la situación ha cambiado. "Si ustedes ven la última votación parlamentaria en el tema, van a ver que muchos diputados del PS votaron a favor de condenar al régimen. Y el resto no votaron en contra sino que se abstuvieron. Se están dando cuenta de que el cuento no es lo que les dicen. Además la gran mayoría del Senado nos apoya", relata, optimista, Mary Montesinos, militante del partido Voluntad Popular, de Leopoldo López, que destaca la cercana relación que tienen con el senador Juan Pablo Letelier (PS) y los diputados del PPD Jorge Tarud y Daniel Farcas, así como con el ex Presidente Ricardo Lagos.

"Tenemos relaciones bastante transversales con buena parte de los sectores políticos que muestran interés y preocupación por el caso venezolano, y a medida que el régimen ha ido perdiendo legitimidad, nuevos sectores chilenos se han mostrado solidarios con la causa democrática", resume Lindorf, quien celebra los resultados de las últimas asambleas de la OEA.

Sin embargo, pese a que el grupo se ha acercado a la izquierda chilena, persiste la lejanía con la Presidenta Bachelet, con la cual no se han podido reunir. "Tenemos una amiga que, cuando ganó Michelle Bachelet, trató de gestionar una reunión. Tras intentos infructuosos, la respuesta que nos llegó es que ella se mantenía fiel a la gran amistad que tenía con Hugo Chávez", dice Montesinos.

Jornadas informativas, peleas en las afueras del consulado y el "Día de la arepa"

La MUD, en conjunto con diversas organizaciones de venezolanos, ha organizado varias movilizaciones en la Plaza Baquedano y al frente del consulado de su país, lugar donde, dicen, a veces han sido agredidos por "agrupaciones locales afines al chavismo", que, según cuentan, "nos han golpeado y robado la indumentaria".

Asimismo, desde hace tres años organizan una actividad llamada "el ropero solidario", en la que se junta ropa de invierno para los venezolanos recién llegados.

El año pasado, el grupo de Periodistas Venezolanos en Chile, instituyó una "jornada informativa" en los vagones del metro, donde se entregaron marcadores de libros con las cifras de la crisis en Venezuela. "La actividad fue tan exitosa que se replicó en varias ciudades del mundo", cuenta Lindorf.

Claro que la actividad más importante de los venezolanos en Chile es el Día Mundial de la Arepa, que se realiza desde hace 5 años el segundo sábado de septiembre.

Es un intento, según dicen, de seguir conectados con su cultura, "rescatar la unión y la convivencia". Entretanto, siguen esperando el final de la crisis para que lo que ellos llaman su "diáspora", termine.

"La esperanza es lo último que se pierde", dice María Angélica Miranda, mientras que Urdaneta confía en que "estamos en la recta final".

Todos, sin excepción, creen que el proceso ya no tiene vuelta atrás. Y quieren retornar a su país apenas vuelva a ser seguro, para ayudar a liderar "la recuperación Venezolana".

 Dirigentes anticipan masiva ola migratoria en verano

En 2007, el Ministerio del Interior entregó 97 visados de permanencia definitiva a ciudadanos venezolanos. El año pasado esa cifra aumentó a 3.704. Según explican, pese a esa diferencia, la mayoría encuentra trabajo en Chile en menos de un mes y tienden a regularizar su situación legal con prontitud.

De acuerdo con los análisis que han hecho los dirigentes que viven en Chile y pertenecen a la Mesa de Unidad Democrática de oposición a Maduro, existen tres oleadas de inmigrantes del país caribeño, y la caída de los precios del petróleo del último año generaría un cuarto éxodo masivo en diciembre.

Según explican, los primeros llegados a Chile al iniciarse el Socialismo del Siglo XXI en la nación caribeña lo hicieron "visionariamente" a principios de este siglo. Bajo el segundo mandato de Hugo Chávez, pudieron venir con parte importante de patrimonio, algunos incluso con un puesto laboral esperándolos. Todos hoy son mayores de 45 años y con una situación económica holgada. Sus hijos han crecido o nacido en Chile y están bastante arraigados en el país.

La segunda oleada -explican- arribó entre 2007 y 2012, con pocos dólares para poder empezar, y necesitaron ayuda de amigos o familiares que ya estaban radicados. Eran profesionales jóvenes solos o con hijos pequeños, que hoy ya son adolescentes.

En los últimos tres años, los que han migrado tienen entre 20 y 29 años, es un grupo muy numeroso, con título profesional casi completo, que llegan con lo indispensable o "con lo puesto", dispuestos a atender y limpiar mesas o levantar cajas, mientras esperan el estatus legal migratorio para aspirar a trabajos mejores.

La MUD y ONGs advierten que en los últimos 90 días la descomposición social y la violencia en el país caribeño ha sido tal, que se espera una cuarta oleada de inmigrantes antes de Navidad y durante todo el verano.

Según los dirigentes, habría más de 60 mil venezolanos en el país.

Las cifras de la consulta

40.454 venezolanos votaron en el proceso.

29.018 participaron en Santiago.

11.436 sufragaron en regiones.

1.958 personas votaron en Viña del Mar.

1.338 participaron en Rancagua.

Rostros de "la diáspora"

María Angélica Miranda

Hija de padres chilenos, tiene doble nacionalidad. Estudió publicidad en la Uniacc y es militante del partido venezolano Primero Justicia. "Mis papás se fueron de Chile hacia Venezuela el 76 debido a persecución laboral. Eran funcionarios del SAG. Nos vinimos en 2015 cuando ya trabajar y sustentarse era muy complejo. A mi papá le dio un infarto estando en Chile y decidió quedarse, pues estar enfermo en Venezuela no es negocio".

Alexander Alcalá

Ingeniero en Sistemas. Representante en Chile de la ONG Súmate. "Formé parte de un grupo que creó la ONG para defender los políticos de los venezolanos. Llegué a Chile hace cinco años porque trabajo en una empresa transnacional de consultoría y estaba en un proyecto por el que viajaba seguido a Chile. Cuando Lan dejó de volar a Venezuela pedí quedarme en Santiago".

Enairo Urdaneta

Ingeniero civil. Representante de la ONG Venmundo (Venezolanos en el mundo) Chile. "Llevo ocho años y medio en Chile. Casi 25 años fuera de Venezuela. En Estados Unidos conocí a un chileno, que trabajaba en Falabella, y se presentó una oportunidad de venir a Chile a trabajar. Estando acá me contactaron de la ONG para participar como coordinador".

Mary Montesinos

Administradora de Sistemas Logísticos. Militante del partido venezolano Voluntad Popular. "Llegué a Chile en 2003, porque Venezuela ya no era seguro. Cuando empezaron los asesinatos en Venezuela. Desde acá le pregunté a Leopoldo López como podía ayudar. Y él nos hizo una propuesta para levantar el movimiento internacional de Voluntad Popular".

Carolina Lindorf

Periodista. Coordinadora de Prensa y Comunicaciones de la Mud Chile. "A mí y a mi esposo nos despidieron de nuestro trabajo en PDVSA. No nos dieron nada. Llevo 12 años acá en Chile. Mi hijo llegó de 5 y ya está en la universidad. Mi papá murió de pena porque yo me vine con mis hijos".

La iglesia de los migrantes

Todos los domingos la misa de las 13 hrs. en Nuestra Señora de Pompeya termina con el mismo ritual. El sacerdote, padre Marcio Toniazzo, antes de dar la bendición final, repasa un listado con todos los países latinoamericanos. Al ser nombrados, los fieles de la comunidad levantan sus manos, aplauden y se presentan. "Lo que se pretende es ser un símbolo de fraternidad", dice el párroco.

La iglesia ha estado vinculada a los migrantes desde sus inicios. La congregación de los Scalabrinianos, misioneros de San Carlos Borromeo, nacieron en respuesta a la migración desde Italia hacia América Latina. Según cuentan en General Bustamante 180, se establecieron ahí en 1968, porque en ese sector vivían muchas familias italianas.

A fines de los 90, durante el boom de la llegada de peruanos al país, trabajaron con migrantes vulnerables. Abrieron una casa de acogida para mujeres, comenzaron a hacer asesorías sobre cómo regularizar documentos y capacitaciones laborales. Con los años, fueron llegando fieles de distintos países. Pasó de ser la Parroquia Italiana a la Latinoamericana.

El apoyo integral a los migrantes ha llevado a esta iglesia a vincularse de manera especial con consulados y embajadas. Es por esto que en varias ocasiones ha sido recinto electoral de votaciones de Bolivia, Ecuador y República Dominicana. Además de ser centro neurálgico de fiestas patrias de los distintos países.

A pesar de esto el vínculo con Italia no ha desaparecido. Todos los domingos a las 10 de la mañana la misa se hace en italiano y tienen un sacerdote con dedicación exclusiva al trabajo pastoral de esa comunidad.

La parroquia posee el templo, multicanchas, cuatro pisos de oficinas, salas, el hogar de los sacerdotes y una capilla pequeña para velorios. En el subterráneo hay un gran salón donde todos los domingos, al terminar la misa de las 13 hrs. y el saludo a las nacionalidades presentes, el país anfitrión de la ceremonia prepara un almuerzo con comida tradicional para compartir.

Impresión de votos, comida, estufas, sillas y publicidad fueron obtenidas con donaciones

A las 18 horas del pasado domingo, cuando aún quedaban sin votar unos 15 mil venezolanos, uno de los organizadores de la consulta en Chile, Enairo Urdaneta, pidió a Carabineros que lo llevaran hasta avenida Salvador con calle Rancagua, para comenzar a avisar con un megáfono que "lamentablemente el proceso debía cerrarse". El límite que había puesto la Intendencia eran las 18 horas, pero, debido al buen comportamiento de la gente, Carabineros permitió que se extendiera hasta las 19:30.

La logística del proceso electoral de los venezolanos había comenzado 10 días antes, cuando la MUD de Caracas se comunicó con su par en Chile explicando la idea. "Necesitábamos expresar que en números teníamos el respaldo suficiente para obtener la salida de Maduro", relata Mary Montesinos, del partido Voluntad Popular.

La primera tarea era conseguir el permiso en la Intendencia, lo que resultó sencillo, debido a que era un proceso que habían realizado varias veces antes.

El paso siguiente fue conseguir dónde imprimir 17 mil papeletas. Era el cálculo más positivo de los electores que estimaban podrían llegar hasta la Parroquia Nuestra Señora de Pompeya para sufragar. Tras realizar algunas cotizaciones, una imprenta que solicitó permanecer en el anonimato ofreció hacer los votos de forma gratuita.

La difusión fue a través de redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram de la MUD Chile, tanto en Santiago como en regiones, y por diversos grupos de WhatsApp de venezolanos residentes.

Asimismo, se colocaron imágenes impresas con el logo de la consulta o afiches promocionales, principalmente en restaurantes y comercios destinados a público venezolano, como panaderías o minimarkets. Un diseñador venezolano hizo esos trabajos voluntariamente.

El grupo organizador afirma que dinero no había. Solo se aceptaron donaciones materiales, lápices, comida, café, sillas, explican. Tampoco se les pagó a los 500 voluntarios que participaron, ya fuera como encargados de mesa u ordenando las filas.

El frío no fue un factor

A las 16 horas del domingo, la fila para votar daba una vuelta y media al parque Bustamante -desde Providencia hasta Marín-. En algunos sectores la gente no cabía en la vereda y ocupaban la primera pista de la calle, despertando la curiosidad de los vecinos. Las colas eran ordenadas por voluntarios que portaban una credencial. Intentaban explicar por qué la hilera era tan extensa. Adentro, en la iglesia, había 29 mesas. En el país, un total de 58.

En la calle se instaló espontáneamente el comercio venezolano. Se vendían casi al costo banderas y jockeys con los tonos patrios amarillo, azul y rojo, y camisetas con mensajes o con un mapa del país caribeño. Incluso hasta la camiseta "vino tinto" de la selección de fútbol de ese país. Mientras, al ver esto, los vecinos del sector espontáneamente facilitaban el baño de sus casas a los asistentes mientras hacían la fila.

Los encargados reconocen que fueron sorprendidos por la cantidad de personas que asistieron. Pensaban que, por el frío, los electores serían menos. Además, recuerdan que en las últimas elecciones oficiales solo 1.200 personas asistieron a votar a la embajada. Pero, según dicen, habían organizado un proceso "escalonado", en el que pudieron contar con un centro de copiado cercano que imprimió las papeletas faltantes.

Otro punto que se destaca es la asistencia de observadores para dar "transparencia" al proceso. Así, estuvieron congresistas como Rojo Edwards (ex RN), Marco Antonio Núñez (PPD), Ricardo Rincón (DC) y Jaime Bellolio (UDI). También, el ex embajador Nelson Hadad y el presidente de la ODCA, Juan Carlos Latorre.

Grossman agasaja a Comisión de Derecho internacional

El martes, la Embajada de Chile en Ginebra y el agente del país ante La Haya, Claudio Grossman, ofrecieron una recepción para la Comisión de Derecho Internacional de la ONU, de la que el abogado forma parte. En la foto, el agente junto algunos de los juristas invitados.

Universidad Miguel de Cervantes lanza nuevo libro de Guillermo Le Fort

El jueves, en el Salón Bernardo Leighton de la Universidad Miguel de Cervantes, se lanzará el libro "Chile: desde la miseria a la trampa de los ingresos medios", de Guillermo Le Fort Varela.

En la ocasión, el libro -publicado por la misma casa de estudios- será comentado por el ex ministro de Hacienda Manuel Marfán y por el ex presidente del Banco Central Rodrigo Vergara.

Guillermo Le Fort es doctor en Economía de La Universidad de California e ingeniero comercial de la Universidad de Chile. Actualmente es profesor titular de la Facultad de Economía y Negocios de la Casa de Bello. Fue también director ejecutivo en el Fondo Monetario Internacional y gerente de Estudios del Banco Central.

El libro contó con la cooperación del Centro de Estudios y Gestión Ambiental para el Desarrollo (Cegades) y tiene una introducción del ex ministro Carlos Massad.

Frente Amplio aplaza plebiscito para integrar a grupos sociales

La consulta ciudadana para culminar el proceso participativo de construcción del programa de gobierno del Frente Amplio se reagendó para la semana del 14 al 20 de agosto. Esto, debido a que no se contemplaba en un inicio su participación en las primarias legales y a que considerarán más tiempo para simplificar y evaluar las más de tres mil propuestas que, según cifras del conglomerado, se recogieron en más de 100 comunas del país.

Desde la coalición de izquierda hacen un mea culpa sobre el proceso de levantamiento de temas, ya que, si bien incluyó a militantes y a independientes, no lograron incorporar a las organizaciones sociales, lo que era uno de sus objetivos centrales.

Es por esto que determinaron con cuáles organizaciones les interesa involucrarse -como No+AFP, Confech, Colegio de Profesores y otras más pequeñeas- y las contactarán para tener encuentros directos con ellos y su candidata, Beatriz Sánchez.

La votación se realizará de forma virtual y presencial a lo largo de todo Chile solo para las personas que estén inscritas en el proceso y que, según el Servel, sean independientes o miembros de los partidos y movimientos del Frente Amplio.

Los encargados del proceso aseguran que hasta el momento hay 25 mil personas habilitadas para participar. Sin embargo, esperan llegar a las 50 mil. Un sexto de los más de 300 mil votos que obtuvieron en las primarias.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<br/>


Foto:Christian Zuñiga

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales