Jeanne Moreau: El cine europeo pierde a una de sus mayores musas

Rostro clave de la Nueva Ola francesa y colaboradora de los más importantes cineastas del continente, la actriz falleció ayer a los 89 años dejando un legado de interpretaciones inolvidables en filmes como "Jules y Jim", "Los amantes" y "La noche".  

Fernando Zavala 

"Cuando me muera quiero que escriban en mi tumba que fui amante de Jules y Jim", dijo alguna vez -medio en broma, medio en serio- Jeanne Moreau, quien sin duda tenía muy claro cuál de todas sus películas era la más importante. Y es que el clásico filme de Francois Truffaut de 1962 no solo fue la más exitosa de su carrera y la que la consolidó como estrella internacional. También resume todo lo que la hizo brillar como actriz y convertirse en una de las figuras más importantes de Europa.

Su Catherine de "Jules y Jim", tal como "La Moreau" fuera de cámara, era una mujer sensual, libre, vibrante, pícara, inteligente e incansable. Entre su círculo de amigos estuvieron autores como Jean Cocteau, Jean Genet, Henry Miller y Marguerite Duras; el cineasta Orson Welles se refirió a ella como "la mejor actriz del mundo"; y el paso de los años no deterioró su status de diva o su popularidad. Por todo lo anterior y mucho más, la noticia de su fallecimiento -ayer, en París, a los 89 años- fue un duro golpe para la comunidad cinematográfica mundial. El anuncio vino de la mismísima oficina del Presidente de Francia, Emmanuel Macron, y no reveló la causa del deceso.

En todo caso, aunque "Jules y Jim" bien puede ser su título más importante, la carrera de Moreau fue mucho más allá y traspasó prontamente las fronteras de su Francia natal. Fue figura clave de aquel influyente movimiento cinematográfico de su país que fue la Nueva Ola -de la que Truffaut es uno de sus principales exponentes-, pero también trabajó para los más destacados cineastas europeos como Michelangelo Antonioni ("La noche", 1961), Luis Buñuel ("Diario de una camarera", 1964), Rainer Werner Fassbinder ("Querelle", 1982), Joseph Losey ("Eva", 1962) y Peter Brook ("Moderato cantabile", por la que en 1960 ganó el premio a la Mejor Actriz del Festival de Cannes).

Con Welles hizo tres películas -"El proceso" (1962), "Campanadas a medianoche" (1965) y "Una historia inmortal" (1968)- y Hollywood también la convocó en filmes de cineastas como Elia Kazan ("El último magnate", 1976), John Frankenheimer ("El tren", 1964) y Anthony Asquith ("El Rolls-Royce amarillo", 1964).

Su última película la hizo en 2015 ("Le talent de mes amis") y en los últimos años destacó en cintas como "Nikita" (1990), "Mapa del corazón humano" (1993) y "Por siempre Cenicienta" (1998).

Moreau nació en París, hija de la bailarina británica y del dueño de un restaurante de Montmartre. A los 16 años, luego de ver una función de "Antígona", de Jean Anouilh, sintió que la actuación era lo suyo y a eso se dedicó con empeño. Estudió en el Conservatorio de aquella ciudad, debutó como actriz en 1947 en el Festival de Avignon y siendo apenas una veinteañera ya era una de las primeras actrices de la compañía Comédie-Française.

En 1953, montando la obra "L'Heure eblouissante", una de las compañeras de elenco cayó enferma y entonces ella interpretó el doble papel de la esposa y la amante del protagonista. La obra le valió aplausos de la crítica y la hizo saltar a la fama en su país. Cuatro años antes ella ya había comenzado su carrera en cine, la que no alcanzaría real popularidad hasta que comenzó a trabajar con una emergente nueva generación de cineastas entre los que estaba Louis Malle, quien la convocó para "Ascensor para el cadalso" (1957). Ese filme fue un éxito, pero el fenómeno sería eclipsado por su siguiente colaboración en conjunto: "Los amantes" (1958), en la que ella interpretaba a una mujer infiel, fue vista en todo el mundo, pero también fue un escándalo. En Estados Unidos fue tildada de "obscena" e incluso fue prohibida en varias ciudades. Su carrera, en todo caso, ya había despegado.

Pero la vida de una diva no estaría completa sin un sabroso prontuario amoroso. En 1949 se casó con el actor y director Jean-Louis Richard, con quien tuvo un hijo y de quien se separó en 1964. En 1967, el cineasta Tony Richardson dejó a su mujer, la actriz Vanessa Redgrave, por ella, pero nunca se casaron. También habría tenido romances con Louis Malle, el propio Truffaut, el trompetista Miles Davis e incluso el diseñador Pierre Cardin, entre otros.

Además del premio a Mejor Actriz en Cannes, en el mismo festival se le dio una Palma de Oro honorífica en 2003. También reconocieron su trayectoria los festivales de Berlín, Venecia y San Sebastián.

''Jeanne Moreau era una artista comprometida en el torbellino de la vida con una absoluta libertad"
Emmanuel Macron
Presidente de Francia.

''Siento mucha tristeza, Jeanne era ante todo una mujer bella, inteligente, seductora, con una voz y una personalidad fuera de lo común".
Brigitte Bardot
Actriz.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
En Estados Unidos, Los amantes (1958) fue catalogada de obscena.
En Estados Unidos, "Los amantes" (1958) fue catalogada de "obscena".
Foto:NOUVELLES ÉDITIONS DE FILMS NOUVELLES ÉDITIONS DE FILMS

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales