Genaro Arriagada (DC) afirma que la postulación de Goic sufrió un "golpe demoledor":
"Hoy la situación de la DC es patética"

Ex ministro piensa que en la práctica el partido se quedó sin candidatura y asegura que hay un sector que se está quedando "sin domicilio político".  

G.M. 

Ha seguido muy de cerca la candidatura de Carolina Goic y tuvo un rol protagónico en las campañas presidenciales de Radomiro Tomic y Eduardo Frei Ruiz-Tagle, además de la del No en 1988. Sin embargo, el ex ministro de la Segpres, Genaro Arriagada, asegura que lo ocurrido en la Junta de la DC del sábado no lo deja de sorprender por lo inédito.

"Aquí no se ha destruido a Goic, ya que ella ha salido fortalecida. Cuando asumió la presidencia del partido era una parlamentaria regional y hoy es una figura política nacional. Además, una a la que se le reconoce integridad moral, bondad, inteligencia, coherencia. Lo grave es que se destruyó el proyecto que Carolina Goic encarnaba para la DC. Era negarse a aceptar que la DC se transformara en el apéndice de una coalición cada vez más a la izquierda y que la manejaban el PS y el PC y para ello Goic rechazó participar en una primaria, levantó una candidatura presidencial propia y postuló una lista parlamentaria propia", afirma.

-¿Qué cree que pasará ahora con la candidatura?

-Hoy la situación de la DC es patética. De hecho se quedó sin candidatura presidencial, pues con el mayor afecto por Goic, su candidatura, que ya era muy débil, con esto ha sufrido un golpe demoledor. En materia parlamentaria una lista DC con el MAS y la IC es una propuesta insensata. La gente no es tonta. Entiende que es un pacto sin principios, un acuerdo electoral espurio. La política tiene una ética y una estética, y este pacto no tiene ni lo uno ni lo otro.

-¿Quiénes son, cree usted, los responsables de este "golpe demoledor"?

-Yo creía que la defenestración de Ricardo Lagos por los socialistas era entre lo más sórdido que había visto; pero la trampa que la DC le hizo a Goic con el caso Rincón lo es igual o la supera. En la trampa contra Goic participaron varios miembros de su mesa y, torcidamente, la jefatura de la corriente interna de que ella formaba parte. No es decente haber criticado tan duramente al PS y guardar silencio cuando algo similar pasa en nuestra casa. Pero al igual que sucedió con Lagos, cuya figura no fue afectada sino realzada, ocurrirá con Carolina Goic, que aumentará su consideración en tanto que la DC resultará desprestigiada y muy herida.

-Usted milita hace más de 50 años en la DC. ¿Cómo contextualiza el actual momento del partido en la Historia?

-Los partidos viven períodos de auge y de decadencia; nacen y mueren. La DC más importante de todos los tiempos, la DC italiana, literalmente desapareció. Los comunistas ortodoxos que fueron la más grande internacional que conoció la historia se derrumbaron sin pena ni gloria. Europa entera hoy, es, a ratos, un cementerio y en el mejor de los casos, una UTI a donde entran los más variados partidos. En Chile hace rato que es evidente que el actual sistema de partidos está listo para una crisis mayor. La crisis se inició en la izquierda la que por primera vez en medio siglo vio surgir, a su izquierda, una alternativa electoral, orgánica, no personalista, el Frente Amplio, que va a crecer en los territorios del PS y el PC. La crisis ha seguido en el centro, que tambalea víctima de dos explosiones sucesivas: la defenestración de Ricardo Lagos y, ahora, esta casi anulación de la DC que es la trampa contra Carolina Goic. Y cuando el centro desaparece o se hace irrelevante, es todo el sistema político el que se deteriora, pues el centro es el principal domicilio de la moderación y la tolerancia, el lugar que más contribuye a lograr los acuerdos sin los cuales una sociedad no puede funcionar. Donde el centro se debilita mucho lo que queda es la polarización, la confrontación del todo o nada.

-Usted fue fundador de la Concertación. ¿Qué sensación percibe en su entorno político?

-He conversado con muchas personas a las que tengo un mayor aprecio político, de la DC pero también de izquierda, y la inquietud es la misma: nos estamos quedando sin domicilio político, no nos gusta para nada la derecha, rechazamos la izquierda refundacional, detestamos el populismo y, exactamente, en este momento en que más lo necesitamos, las expresiones políticas del centro se diluyen en manos de una política de patotas.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Genaro Arriagada , ex ministro secretario general de la Presidencia.
Genaro Arriagada , ex ministro secretario general de la Presidencia.
Foto:CLAUDIO CORTÉS


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales