Después de que la ONU tomara medidas contra Pyongyang:
Beijing exhorta a Norcorea a acatar sanciones y a frenar pruebas nucleares

El canciller de China pidió a su vecino e histórico aliado que no provoque a "la buena voluntad de la comunidad internacional".  

Alberto Millán 

En una inédita advertencia, el canciller chino, Wang Yi, cuyo país es históricamente cercano a Corea del Norte, exhortó ayer al régimen también comunista de Pyongyang a someterse a las resoluciones de la ONU y terminar las pruebas nucleares, que constituyen "provocaciones" a la comunidad internacional.

"No violen la decisión de la ONU ni provoquen a la buena voluntad de la comunidad internacional mediante la realización de lanzamientos de misiles o pruebas nucleares", dijo Wang, luego de una reunión con su homólogo norcoreano, Ri Yong-ho, en Manila, en una señal más de que China está dispuesta a sumarse a la presión mundial contra su hermético aliado.

Y es que el encuentro se produjo horas después de que el Consejo de Seguridad de la ONU, del cual China es miembro permanente, aprobara unánimemente nuevas sanciones contra Pyongyang, que la privarán de US$ 1.000 millones en exportaciones, tras la prueba de dos misiles balísticos en julio, que según el régimen podrían llegar a Estados Unidos. La cita se efectuó además durante la cumbre de cancilleres de los 10 países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), que se celebra en la capital filipina y en la que participan como invitados diplomáticos de otros 17 países, como EE.UU., China, Rusia y las dos Coreas.

Wang dijo que pidió a Ri mantener la calma, y aprovechó de llamar a EE.UU. y a Seúl, que han incrementado sus ejercicios militares, a "frenar el aumento de las tensiones". "El objetivo es llevar el asunto nuclear en la península de regreso a la mesa de negociaciones -con EE.UU., Rusia, Japón, China y las dos Coreas- y buscar una solución a través del diálogo hasta que se alcance la desnuclearización", dijo Wang, sobre una instancia que Pyongyang dejó en 2009.

En una línea similar, Corea del Sur intentó ayer abrir canales de diálogo, pero sin resultados. Según informó la agencia Yonhap, la canciller surcoreana, Kang Kyung-wha, se entrevistó con su homólogo del Norte en Manila, en un breve encuentro en el que la diplomática urgió aceptar una propuesta de conversaciones a nivel militar. Ri la rechazó con el argumento de que la oferta carecía de "sinceridad". En tanto, el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, planteó al amanecer de hoy en Manila que Norcorea "debe cesar pruebas de misiles si quiere dialogar"; mientras la Casa Blanca informaba que en una conversación telefónica el Presidente surcoreano, Moon Jae-in, y el norteamericano Donald Trump coincidieron en que Pyongyang "representa una amenaza directa y creciente".

"La solución diplomática con Norcorea es fácil de ver, pero casi imposible de lograr. EE.UU. tendría que aceptarla como una potencia nuclear, darle acceso abierto al sistema comercial mundial, y garantías de que no tomará medidas contra el régimen", comentó a "El Mercurio" Andrew Nathan, académico de la Universidad de Columbia. "A cambio, Norcorea congelaría su programa nuclear. Esta solución es casi imposible porque dejaría a Norcorea con armas nucleares y porque ese país viola los derechos humanos. Sería políticamente difícil establecer esas relaciones diplomáticas", añadió.

Mar del Sur

En otro punto abordado en la cumbre, que comenzó el miércoles y terminará mañana, China logró ayer una victoria diplomática al conseguir que las naciones del sudeste asiático aceptaran sus marcos de referencia para próximas negociaciones sobre el disputado Mar del Sur.

"Hoy, los 11 ministros de Exteriores acordamos y adoptamos el marco para el código de conducta, y anunciamos que en algún momento de este año empezaremos las negociaciones", dijo Wang, quien también precisó que entre las precondiciones para las conversaciones está la no interferencia de terceros países.

Beijing reclama casi todo el Mar del Sur de China, por el que pasan billones de dólares de comercio anual y que albergaría reservas de petróleo. Por eso ha aumentado su presencia en la zona, construyendo islas artificiales. Esas acciones chocan con intereses de países miembros de la ASEAN como Vietnam, Filipinas, Malasia y Brunei.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El canciller norcoreano Ri Yong-ho (a la izquierda) y su homólogo chino, Wang Yi, se reunieron en Manila, capital de Filipinas.
El canciller norcoreano Ri Yong-ho (a la izquierda) y su homólogo chino, Wang Yi, se reunieron en Manila, capital de Filipinas.
Foto:The associated press


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales