La semana en que Van Rysselberghe golpeó la mesa y la crisis puertas adentro que vive la UDI

 

"Saben que más, ¡se van todos a la punta del cerro!". Eran cerca de las 10:00 del lunes y la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, tiraba el mantel. La escena marcaba el inicio de una compleja semana para Chile Vamos debido a los problemas en la negociación para elaborar la plantilla de candidatos al Congreso del sector.

Tras varios intentos de los cuatro partidos de la oposición por construir una lista única de postulantes a la Cámara, la senadora -evidentemente fastidiada- golpeó la mesa para señalar que ella necesitaba 77 cupos para llevar a 31 candidatas, y cumplir así la ley de cuotas.

La "Coca", como le llaman sus cercanos, criticó la aspiración de Evópoli -de recibir un trato equitativo- trayendo a colación las cifras de representación de ese partido. "De dónde acá pueden exigir una igualdad con un diputado y 38 concejales", reclamó Van Rysselberghe, quien sintió que el resto de la colectividades intentaba arrinconar a la UDI y amenazar así su actual condición de partido más grande de Chile en cuanto a número de diputados.

La molestia de la senadora también respondía a la presión que estaban ejerciendo el resto de las colectividades para que Sebastián Piñera actuara de árbitro para destrabar el conflicto. Pues aunque el ex Presidente ha señalado que esta decisión deben adoptarla los presidentes de los partidos de Chile Vamos, en su comando reconocen que en algún momento tendrá que tomar una definición y resolver las trabas que impiden llegar un acuerdo. En parte por ello, el domingo pasado su generalísimo, Andrés Chadwick, puso su casa a disposición para que los líderes de los partidos resolvieran sus diferencias. Tras una serie de reparos de la UDI, y por instrucción del propio Piñera, finalmente la cita se canceló. En el sector coinciden en que es Van Rysselberghe la que se resiste a dar la unanimidad requerida para que el ex Mandatario zanje la plantilla.

¿Por qué la UDI se niega a ese arbitraje del ex Presidente? Existe consenso en que el distrito que agrupa a Las Condes, Vitacura, Lo Barnechea, La Reina y Peñalolén (nudo central del conflicto) tiene particular importancia para ese partido, no solo por las características de su electorado (mayoritariamente de centroderecha), sino además por el terremoto interno que provocaría la eventual bajada de cualquiera de los tres nombres que pretende llevar allí. Uno de efectos casi irreversibles, aseguran algunos.

De partida, Van Rysselberghe se niega a bajar de la carrera a su secretario general y brazo derecho, Pablo Terrazas, que cuenta con apoyos relevantes como el de Pablo Longueira. Tampoco puede desahuciar la postulación de la ex candidata a alcaldesa de Peñalolén, Bárbara Soto, porque es una de las pocas mujeres que están dispuestas a competir y porque ya pagó los costos de la disputa que sostuvo con la diputada María José Hoffmann que pretendía repostular en este distrito. Y respecto de la opción de Guillermo Ramírez, brazo derecho de Joaquín Lavín en la alcaldía de Las Condes, es visto por el sector de Jaime Bellolio como uno de los pocos exponentes de su sector que ha sobrevivido a esta negociación. Es más, varios dirigentes han amenazado con abandonar la UDI si él es bajado, siguiendo el ejemplo de un histórico, Darío Paya. Esto, en momentos en que el partido se encuentra profundamente dividido frente a la gestión de su presidenta, a la que acusan de haber arrinconado a los partidarios de Bellolio (su competidor en la última interna) y hegemonizado todas las decisiones.

En RN, en tanto, plantean que el gesto de generosidad con Evópoli (que pide tener dos cupos en el distrito) debe asumirlo la UDI, como compensación por lo ocurrido en la municipal, cuando los gremialistas instalaron "entre gallos y medianoche" a Joaquín Lavín.

Las tratativas no mejoraron el miércoles, pese a varias reuniones sostenidas en el Congreso en Valparaíso. En medio de los esfuerzos, todo sumaba, y por eso la UDI incluso le pidió a Pablo Longueira intervenir. Fue así como esa noche Longueira llegó hasta la casa de Felipe Kast, con quien ya había sostenido reuniones desde la semana pasada. Allí, el ex senador de la UDI, cuentan quienes supieron de esa cita, le hizo ver los costos políticos que pagaría el partido que impidiera la unidad del sector y le habría señalado que cuando una colectividad nace, hay que crear un núcleo fundacional homogéneo generacionalmente, como lo hizo la UDI en 1989, cuando la eligió 14 diputados contra 33 de RN.

Longueira también sostuvo reuniones con la dirigentes de la directiva de la UDI en su oficina en Nueva Los Leones, involucrado casi al cien por ciento en las negociaciones. Pero no es el único dirigente histórico que ha jugado algún rol: Jovino Novoa se sumó al proceso de selección de posibles candidatos.

El agotamiento propio de este tipo de negociaciones, y la disminución del plazo para la inscripción de los candidatos, contribuyeron a que, de los 13 distritos en conflicto que existían en lunes, la lista disminuyera a solo 5 el jueves: Maipú, Las Condes, San Miguel, Rancagua y Temuco. Las gestiones continuaron el viernes, aunque sin éxito, instalándose con fuerza la idea de que será Sebastián Piñera quien deberá zanjar esos cinco distritos, a pesar de la resistencia de la UDI a dicho arbitraje.

Aunque resulta un misterio cómo Piñera resolvería el distrito más complejo de este negociación (Las Condes) algunos líderes del sector advierten que ni RN ni la UDI aceptarán llevar menos candidatos que el otro, más aún en un lugar donde es probable que de los seis cupos la derecha obtenga cuatro, según las encuestas internas. "En ese escenario, yo prefiero que Piñera se pelee con el partido más chico que con los dos más grandea", dice convencido un dirigente. Pero si el ex Presidente elige ese camino, se enfrentará a una difícil relación con Evópoli, partido que ha advertido que aquí se juega el liderazgo de Piñera y si se dejará o no llevar por los "caprichos" e "imposiciones" de la UDI en un eventual segundo gobierno de la actual oposición.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales