Los generalísimos que marcaron las elecciones presidenciales de los últimos 27 años

 

Esta semana, el senador Alejandro Guillier, después de rehusarse a hacerlo, nombró como generalísimo al secretario general del Partido Radical, Osvaldo Correa. Puesto clave que en pasadas campañas ha sido ostentado por algunos de los políticos más influyentes de cada época.

Mientras en 1989 se decidía si Patricio Aylwin sería el candidato de la Concertación, su correligionario DC Enrique Krauss se desempeñó como su jefe de campaña. Luego, al momento de ser proclamado el abanderado del bloque, Aylwin designó a un nuevo generalísimo, el radical Enrique Silva Cimma , quien tras las elecciones asumiría como canciller, al tiempo que Krauss lo haría en Interior.

Ese mismo año, el futuro Presidente Sebastián Piñera (RN) alcanzó a ser un poco más de dos meses generalísimo del entonces abanderado de la derecha, Hernán Büchi, hasta que este declinó su candidatura. Pocos meses después, decidió retomarla y, para liderar la campaña, eligió a su amigo Pablo Baraona (PN), quien se había desempeñado como ministro de Economía cuando él estaba en Hacienda.

Cuatro años después, Eduardo Frei Ruiz-Tagle fue el candidato de la DC para las elecciones de 1993 y se enfrentó en primarias semiabiertas a Ricardo Lagos Escobar, donde salió vencedor. La figura clave en el triunfo fue su amigo y asesor Genaro Arriagada (DC). Luego, en la campaña definitiva se desempeñaría como generalísimo, apoyado por otras figuras históricas del partido, como Edmundo Pérez Yoma y Carlos Figueroa. Tras ganar en primera vuelta, Arriagada se convirtió en ministro de Frei y seis años después, debido a su experiencia, asumió como jefe de campaña, esta vez de Ricardo Lagos.

En esa campaña, otro que cumplió un rol clave fue el senador y ex ministro de Economía de Aylwin Carlos Ominami (PS), quien se encargaba de la estrategia comunicacional. Tras el estrecho triunfo en primera vuelta, el comando de Lagos se reestructuró, asumiendo como jefa de campaña la ex directora del Sernam y ex ministra de Justicia Soledad Alvear (DC). Tras la victoria concertacionista, fue nombrada Canciller.

En la otra cara de la moneda, en la campaña de Joaquín Lavín (UDI) el generalísimo era el constructor civil del mismo partido Francisco de la Maza . Su rol era posicionar en la opinión pública las propuestas del candidato. Él volvió a acompañar a Lavín en su siguiente incursión presidencial y luego sería su sucesor como edil de Las Condes.

Para la campaña presidencial de 2005, la abanderada socialista, Michelle Bachelet, optó por no tener un generalísimo, pero sí un jefe de comunicaciones, rol que cumplió el ex ministro del Trabajo Ricardo Solari (PS).

Tras obtener un 46% de los votos en primera vuelta, Bachelet decidió reestructurar su comando, reemplazando a Solari por los ex congresistas y ministros de trayectoria Sergio Bitar (PPD) y Andrés Zaldívar (DC), quienes luego serían sus ministros de OO.PP. e Interior, respectivamente.

En esas mismas elecciones, la economista y asesora política Cristina Bitar (Ind.) renunció a una reconocida empresa de comunicación estratégica para asumir como jefa de campaña de la segunda aventura presidencial de Joaquín Lavín. Tras la derrota en primera vuelta, volvió a trabajar al sector privado.

Otro candidato en esa campaña fue Sebastián Piñera, que tanto en esta ocasión como en su triunfo posterior fue acompañado por un generalísimo indiscutido, el ex secretario general de Renovación Nacional Rodrigo Hinzpeter . Él, en 2010, asumiría, primero, el Ministerio del Interior y, posteriormente, Defensa.

En esa carrera hacia La Moneda, la opuesta de Hinzpeter en la candidatura de Eduardo Frei fue Carolina Tohá (PPD), quien había renunciado al Ministerio Secretaria General de Gobierno de la Presidenta Bachelet para asumir en segunda vuelta el cargo de jefa de campaña. Después de su derrota, la ex diputada fue elegida alcaldesa de Santiago.

Cuatro años después, en su segundo intento hacia La Moneda, Michelle Bachelet no quiso tener un jefe de campaña y dividió los roles. El liderazgo político y estratégico estuvo a cargo de su ex jefe de gabinete y hombre de confianza, Rodrigo Peñailillo (PPD), quien luego sería ministro de Interior.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Genaro Arriagada (DC).
Genaro Arriagada (DC).

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales