Bernardo Larraín, presidente de la Sofofa:
"Debemos establecer un diálogo con la opinión pública; en esa cancha se juega el partido"

Este martes parte el ciclo de diálogos con candidatos presidenciales convocado por el gremio empresarial y la Universidad Diego Portales. Seis postulantes serán sometidos al riguroso examen de especialistas en un asunto crucial: la modernización del Estado, en momentos en que el caso Dominga ha puesto el tema en primer plano. Aquí, sus impulsores explican la iniciativa. M. Soledad Vial.  

 

En el consejo general de la Sofofa, en julio, Bernardo Larraín Matte recibió el mandato de explorar alternativas que permitieran conocer la visión de los candidatos presidenciales, más allá de lo puramente coyuntural: una idea que logra concreción con la serie de diálogos que parten el martes (ver recuadro).

"Queríamos diferenciarnos del foro tradicional; finalmente eso termina dominado por la contingencia. Esta será una conversación individual con cada candidato, donde este pueda profundizar sobre un tema importante y que necesita de análisis".

-¿Por qué un gremio quiere jugar un rol convocando a estos diálogos?

-Temas trascendentes, como la modernización del Estado, la simplificación regulatoria, el proceso para formular buenas políticas públicas, los veíamos muy ausentes del debate electoral. Y desde que asumimos ha sido nuestro propósito ser proactivos y poner temas que no se han debatido.

-¿Por qué puede ser importante centrarse en la modernización del Estado, un tema del que se habla mucho, pero que no mueve masas ni acarrea votos?

-Es cierto que es un tema muy recurrente, pero si revisamos los últimos años, ha habido muy pocos planteamientos, muy pocas políticas públicas que lo aborden. Los países sajones tienen en su cultura la agenda de impacto regulatorio, de calidad de políticas públicas, con informes de productividad. En nuestro caso, el mejor ejemplo es el debate de pensiones: debuta el informe de productividad, que fue una buena iniciativa de la Presidenta Bachelet, y lo primero que se hace es invalidar su metodología porque señala que podrían verse afectados hasta 394 mil empleos.

-¿Hay un aprendizaje luego de la última campaña presidencial? Los empresarios critican hoy propuestas que estaban en letras de molde en el programa de la Nueva Mayoría.

-Hay mayor interés y conciencia de que el empresariado y sus organizaciones representativas deben entrar más temprano al debate de las políticas públicas, que legítimamente podemos hacer propuestas. Antes existía la impresión de que era mejor no hacer propuestas, porque nacían estigmatizadas; esa era la lógica de que el diálogo es entre la empresa, o gremio, y el mundo político. Yo pienso que debemos establecer un diálogo con la opinión pública; es en esa cancha donde se juega el partido.

"Un proceso electoral debe tener un mayor grado de discernimiento"

-En iniciativas como estos encuentros con los presidenciables, organizados por una entidad gremial y una universidad, parece subyacer la convicción de que en esta campaña la discusión de ideas tendrá una relevancia nueva. ¿Es así? ¿En qué puede sostenerse tal convicción?

-Aunque sea una ambición que alguien podrá interpretar de ingenua, creemos que un proceso electoral debe tener un mayor grado de discernimiento, de reflexión sobre temas de fondo. Que convoque a la racionalidad de los ciudadanos, no a sus pulsaciones, como diría Carlos Peña.

"Tengo la convicción de que los chilenos son receptivos a un debate de ideas, donde se contrasten proyectos políticos y se analice en profundidad el Estado. Este no es un debate elitista, de interés empresarial, porque es el ciudadano el que recibe servicios públicos todos los días y no tiene una buena impresión de ellos".

-¿Avizora una revancha de los técnicos después de un período en que se desvalorizó la "tecnocracia"?

-Los dos extremos son malos. Tiendo a estar de acuerdo con quienes dicen que en los últimos 30 años la tecnocracia pretendió inhibir ciertos debates políticos, pero ese extremo es tan negativo como el que pretende soslayar el análisis técnico.

-Cuando se piensa en modernización del Estado, ¿cuál debiera ser un modelo razonable al que aspirar?

-Fuimos muy selectivos en los temas y preguntas muy concretas que les planteamos a los candidatos. Les pusimos dos: cómo estamos haciendo políticas públicas y cómo enfrentar la modernización institucional. En el primero, creo honestamente que países como Australia y Nueva Zelandia son extremadamente buenas referencias; desde que nace una idea hasta que ingresa al Parlamento y se aprueba, hay un proceso técnico que todo servicio público debe seguir y me parece sumamente importante.

"Respecto del segundo, hay cosas bien contingentes: parece evidente a la luz del caso Dominga que el sistema de impacto ambiental debe ser mucho más independiente del ciclo político. ¿Qué otra institución también debe serlo? Es una de las preguntas que les haremos a los candidatos.

"Me preocupa lo que ha pasado"

-A propósito del caso Dominga, ¿qué lectura ha hecho usted del proceso que culminó en la salida de todo el equipo económico del Gobierno?

-Las razones tras la salida del equipo económico le dan contingencia a un debate fundamental que proponemos en el ciclo de diálogos con los candidatos: ¿Cómo estamos haciendo políticas públicas en Chile? ¿Cómo en este proceso hacemos converger la política con la técnica? ¿Cómo está el Estado resolviendo la tensión entre cuidado del medio ambiente y crecimiento? ¿O entre participación y Estado de Derecho? Por eso me preocupa lo que ha pasado. Los que ven un divorcio irreconciliable entre política y técnica, o entre cuidado del medio ambiente y desarrollo industrial o minero, representan visiones obsoletas disfrazadas de progresismo. Debemos promover una mirada moderna, donde los divorcios irreconciliables son reemplazados por potenciaciones recíprocas.

"Las miradas obsoletas disfrazadas de progresismo ven como excluyentes la conservación de una reserva marina y el desarrollo minero a 30 km de distancia. Una mirada moderna los ve como complementarios, y como una oportunidad de subir el estándar e institucionalizar la conservación de la reserva marina y el desarrollo social de la comuna de La Higuera, ambos abandonadas por el Estado. Y la salida del equipo económico completo -algo que no había ocurrido en democracia- es el triunfo de esa mirada obsoleta y simplista disfrazada de progresismo y muy condicionada por grupos de interés con redes de apoyo internacional... los que, dicho sea de paso, son un aporte al debate; lo que se debe criticar es la resignación de la política a ellos sin mediar reflexión.

-¿Cree que si todas las reformas de este gobierno hubieran incorporado una evaluación de productividad, habrían cambiado su rumbo?

-Más que eso, si hubiera existido la cultura en el Estado de Chile de que una legítima orientación política no debe inhibir el proceso técnico, y se hubiera incorporado debate al proyecto, hubiera sido distinto. Se decía con total certeza que el FUT era la fuente de todos los males y que eliminar la diferencia de tasas entre utilidades invertidas y retiradas no iba a tener ningún impacto en la inversión. Se ahogó el debate y ese supuesto no se cumplió.

-A posteriori tampoco se ha reconocido ese impacto. Más bien se ha insistido en que las reformas tienen costos, pero dan frutos en el largo plazo.

-Alguien puede sostener efectivamente que la reforma educacional y la tributaria generarán mayores niveles de cohesión social que compensarán en el largo plazo el efecto de corto plazo en el crecimiento. Está por verse, pero lo que no se puede permitir es que el debate técnico se inhiba.

"Me preocupa el origen de la partida del ministro Valdés, esta divergencia entre el proceso político y técnico, donde el ministro Valdés siempre ha estado porque el mundo político tome conciencia de los efectos que tienen sus decisiones, mientras un sector del Gobierno considera que la orientación política justifica inhibir el incómodo análisis técnico, que obliga a priorizar, medir impactos".

-¿Qué impacto tiene la salida del equipo económico completo cuando se está terminando el Gobierno?

-Es la gota que rebasó el vaso en esta impresión que se ha ido consolidando de que hay proyectos de ley muy influidos por consignas. ¿Qué prevaleció en la reforma tributaria? ¿Aumentar la recaudación o la consigna de "no más el FUT"? ¿Qué prevaleció en la reforma educacional? ¿Mejorar el acceso y la calidad de educación para los sectores más vulnerables, o la consigna "no al lucro"? ¿Qué va a terminar prevaleciendo en la reforma de las pensiones? ¿La consigna "ni un peso más a las AFP" o mejorar las pensiones de los chilenos?

"Estamos dispuestos e interesados en trabajar con el nuevo equipo"

-¿Le da tranquilidad que llegue la dupla Eyzaguirre-Rodríguez Grossi, que ya estuvo en el gobierno de Lagos, con quien los empresarios tuvieron tanta sintonía?

-El ministro Eyzaguirre fue un buen ministro de Hacienda en un muy buen gobierno: hizo reformas estructurales, actuó dentro de la institucionalidad, consolidó las concesiones. Y cuando hay un buen gobierno, las personas tienen más posibilidades de hacer bien la pega.

-¿Me está diciendo que esta dupla no necesariamente será ahora tan exitosa, porque este gobierno es distinto al de Lagos?

-La forma como se ejerce el Ministerio de Hacienda por supuesto que es distinta hoy que hace 17 años. Hoy es más difícil ser ministro de Hacienda, contener demandas sociales y a los grupos que se organizan en torno a ellas. Ojalá sea protagonista el Eyzaguirre que promete el centro en el crecimiento, y no el que dijo que había que bajar a algunos de los patines, que había solamente un sector político que aseguraba gobernabilidad a Chile o que este gobierno ha tenido mala pata.

-Ustedes tuvieron diferencias con el ministro Valdés. ¿Por qué es tan grave su salida?

-Tengo diferencias profundas con el proyecto de pensiones que el lideró, pero concuerdo con sus dos pilares de responsabilidad e institucionalidad. Estoy muy consciente de que finalmente, dentro de un gobierno con miles de complejidades y restricciones políticas, hay actores como el ex ministro Valdés que intentan promover una discusión racional, introducir la responsabilidad, la conciencia de que hay que priorizar, de que no se puede tener un frenesí legislativo.

"Los ministros Valdés, Céspedes y el subsecretario Micco marcaron una posición pro responsabilidad, pro institucionalidad. El que se les haya quitado el piso por supuesto que despierta una cierta duda de si van a poder seguir ese camino los nuevos ministros. Espero que así sea; como Sofofa, estamos dispuestos e interesados en trabajar con el nuevo equipo económico".

"La salida del equipo económico completo es el triunfo de una mirada obsoleta y simplista disfrazada de progresismo".

"Ojalá sea protagonista el Eyzaguirre que promete el centro en el crecimiento, y no el que dijo que había que bajar a algunos de los patines".

 Seis jornadas para seis candidatosLos diálogos:

Con el ex Presidente Sebastián Piñera (Chile Vamos) como invitado partirán el martes, a las 08:30 horas, los "Diálogos Sofofa-UDP con candidatos presidenciales", donde "El Mercurio" actúa como media partner.

Al día siguiente será el turno de Beatriz Sánchez (Frente Amplio) y el jueves, de Carolina Goic (DC). El ciclo lo retomará el lunes 11 el senador independiente Alejandro Guillier, y lo continuará el martes 12 Marco Enríquez-Ominami (PRO). Cerrará el jueves 14 José Antonio Kast (ind.).

Moderado por el secretario de redacción de "El Mercurio", Carlos Schaerer, y con la intervención de especialistas, cada diálogo tendrá una duración de 60 minutos. Antes, Bernardo Larraín ofrecerá la bienvenida, en tanto Carlos Peña hará una breve exposición sobre los desafíos para la modernización del Estado en Chile.

Los encuentros se transmitirán por streaming a través de Emol.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<br/>


Foto:FELIPE VARGAS FIGUEROA

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales