ELMERCURIO.COM Volver

Influyó caída de nieve:
Coquimbo tiene los caudales más altos en 9 años

Domingo 10 de septiembre de 2017

LA PALOMA.- El tranque más grande de la provincia de Limarí puede almacenar 750 millones de m {+3} .

Hasta marzo se mantendrán los ríos y embalses sobre sus promedios históricos.
 


Juan Castellón San Martín 

Si hace dos años, los ríos, acuíferos y embalses de la Región de Coquimbo estaban prácticamente vacíos, efecto de una dura sequía que se prolongó durante una década, hoy el panorama es absolutamente distinto. Esto, luego que el último boletín del Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (Ceaza) diera a conocer que los caudales de la zona son los más altos desde fines del año 2008.

La positiva condición obedece a la gran cantidad de nieve en las altas cumbres -sobre los 3.000 msnm en las provincias Elqui, Limarí y Choapa-, las que presentan valores de cobertura equivalente a unos 6.900 km², que a su vez corresponden al 16% de la superficie total de la IV Región.

"En lo que va de la temporada (abril-agosto) se presentan todos los caudales cerca o sobre los promedios históricos, efecto de la nieve sobre lo normal que se vivió durante el pasado invierno y las abundantes precipitaciones registradas durante mayo y junio", advierte el texto.

Agrega que dicha situación se extenderá en ese nivel en lo que resta del año e incluso abarcará hasta marzo del 2018.

Así, los agricultores piensan que el agua les alcanzará para abastecer unas cuatro temporadas de riego, sin restricciones, principalmente para los cultivos de cítricos, paltos, mandarines, olivos y almendros, entre otras especies.

En total, los ocho tranques dispersos por la zona han logrado acumular unos 1.120 millones de m {+3} del recurso hídrico, esto es un 85% del total disponible para almacenar.

Respecto a las precipitaciones de este año, el Ceaza precisa que ya se superaron los niveles normales, pero los próximos meses podrían llegar lluvias con valores más bajos a lo habitual.

El primer semestre
del 2015, las represas de la Región de Coquimbo no alcanzaron el 6% de su capacidad total, debido a la escasez de precipitaciones.