Mañana se conocerá veredicto en el juicio contra 11 comuneros mapuches acusados del crimen:
Jorge Luchsinger dice esperar justicia para sus padres, pero advierte de presiones a jueces

Hijo mayor de las víctimas sostiene que son más los autores del atentado incendiario ocurrido el 4 de enero del 2013 y asegura que la familia insistirá para que se siga investigando.  

Rocío Godoy 

El 4 de enero próximo se van a cumplir cuatro años del atentado incendiario perpetrado en el fundo Granja Lumahue de Vilcún, en La Araucanía, en el que murió el matrimonio formado por Werner Luchsinger (74) y Vivian Mackay (69).

Hoy, ad portas de conocerse el veredicto de la justicia, en el juicio iniciado el 21 de agosto contra 11 comuneros mapuches acusados de cometer el brutal crimen -calificado con carácter de terrorista- el hijo mayor de la pareja, Jorge Luchsinger, narra cómo la familia ha vivido el proceso y lo que espera de la justicia.

"Uno espera que haya condena" -dice tajante-, pero añade que "vamos a ver qué es lo que dice el tribunal. Mañana ya se conocerá el fallo. Solo queda esperar los resultados del proceso que se hizo. Nosotros estuvimos paso a paso con la causa".

- En caso de una absolución, ¿ustedes apelarán ?

"No lo hemos analizado con nuestros hermanos. Yo creo que no tiene sentido. Decirlo a priori también. Hay que esperar los fundamentos del fallo para poder tomar una decisión más meditada".

- ¿Le parecen consistentes las pruebas presentadas por los acusadores?

"Considero que las pruebas son importantes. Nosotros, como querellantes, tuvimos que apoyar la tesis de la Fiscalía ya que el Juzgado de Garantía no nos dejó incorporar pruebas como querellantes. El sistema procesal penal establecía que teníamos que ajustarnos a la acusación del Ministerio Público. No pudimos hacer nada más que someternos".

- ¿Y las pruebas de la defensa?

"Yo pensaba que la defensa iba a entregar mayores antecedentes para lograr probar la presunta inocencia de las personas acusadas pero, al final, a mi juicio, utilizaron una estrategia de crear una duda razonable sin demostrar nada tangible".

- ¿Creen en el relato de Peralino?

"Cuando fueron detenidos pudimos tener los antecedentes del testimonio de José Peralino. Eso lo estudiamos y lo encontramos muy creíble. Vimos la narrativa de cómo se habían movido y pensamos que la única forma de que alguien describiera algo así es porque estuvo ahí, en el lugar de los hechos".

- Ustedes conocían a la machi Francisca desde hace años ¿cómo fue enterarse de que ella podría estar involucrada en la muerte de sus padres?

"Hubo sentimientos encontrados. Lo conversamos con mis hermanos. Ahí uno coincide con lo que dice la defensa cuando señalan que es una persona de edad y nosotros pensamos lo mismo. Pero a la luz de los hechos, uno acepta la tesis de la Fiscalía y estamos convencidos de que ocurrió todo lo que se está diciendo".

- ¿Cómo fue el trabajo con la Fiscalía?

"Desde el principio nosotros tuvimos contacto con la Fiscalía. Aportamos antecedentes para llegar a la verdad para procesar a los autores de la muerte de nuestros padres. Gracias a eso se pudo condenar a Celestino Córdova".

- Según el relato de Peralino, fueron alrededor de 20 las personas que participaron en el ataque, ¿insistirán en que se siga investigando?

"Es nuestra obligación. Tenemos que llegar a todos los responsables. Aquí hubo personas que ayudaron a la coordinación y logística para cometer este ataque. Yo estoy seguro de que hay organizaciones detrás de esto que financian estos movimientos. Es más, los hemos visto durante el proceso del juicio.

- ¿Qué han visto?

"Nos extrañó que llegara un séquito de personajes de derechos humanos, organizaciones nacionales e internacionales que apoyan estas causas y que, más que una amenaza, fue como una presión a los jueces".

- ¿Crees que haya presión a los jueces?

"Yo creo que sí existen presiones a los jueces. La presión existe en todos lados. Me imagino que como persona, algunos deben responder y otros no. Además, hay amenazas comunicacionales. Hubo previas a través de atentados en otros lugares. Siempre hay presiones en los ataques donde se dejan consignas asociadas a nuestro apellido".

- ¿Ustedes recibieron amenazas durante este proceso?

"A diferencia del primer juicio, donde fue condenado Celestino Córdova, esta vez no hubo tanto activista y dirigente mapuche presente en el juicio. En esa ocasión nos agredieron verbalmente y recibimos uno que otro empujón. En este caso no fue tan así. Yo creo que es porque solo se dejó ingresar a familiares de los imputados".

- ¿Sienten temor al pensar en una posible absolución?

"Hemos pasado por tanto que ya no hay temor. Eso sí, mucha gente me ha manifestado que sienten temor sobre qué es lo que va a pasar con alguna de estas personas si es que quedan en libertad".

- ¿Y represalias ante una condena?

"Yo creo que todo es posible, uno no puede descartar nada. Si se está determinado a vivir acá, solo debemos asumir los riesgos que eso tiene. El mismo hecho de haber seguido en los tribunales hace que uno se vea expuesto".

- ¿Tomarán resguardos si declaran culpable a algún imputado?

"Sí, tomaremos los resguardos razonables y si hay mucho riesgo, el Estado está en la obligación de informarnos para que uno tome las consideraciones y uno puedan prepararse para eso".

- ¿Han pensado en vender los terrenos de la familia?

"Por lo que yo sé, en los terrenos de mis padres no había reivindicación. Es más, en el juicio los imputados han mencionado que no existe demanda en las tierras de nuestros papás. Solo esperamos que nos dejen tranquilos. A veces, uno pasa por altos y bajos. Uno piensa que la única salida es irse para que nos dejen tranquilo".

- Queda un día para que concluya el juicio, ¿cuál es el balance después de todo este tiempo?

"Ha sido una preparación de un año y medio y esto se ve caso a caso. Aquí uno dice que por fin va a terminar. Esto ha sido una dedicación de tiempo que ha afectado en la vida diaria y el trabajo de nosotros. Y volvemos a repetir lo que hemos dicho desde que ocurrió el ataque: nosotros no vamos a descansar hasta que paguen los que participaron en la muerte de nuestros padres".

"Volvemos a repetir lo que hemos dicho desde que ocurrió el ataque: nosotros no vamos a descansar hasta que paguen los que participaron en la muerte de nuestros padres".

"Yo estoy seguro de que hay organizaciones detrás de esto que financian estos movimientos. Es más, los hemos visto durante el proceso del juicio".

"Nos extrañó que llegara un séquito de personajes de derechos humanos, organizaciones nacionales e internacionales que apoyan estas causas y que, más que una amenaza, fue como una presión a los jueces".

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<br/>


Foto:Mario Quilodorán


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales