Los graves problemas que atraviesa el país caribeño se han extendido progresivamente a los zoológicos:
Animales muertos y desnutridos son las nuevas víctimas de la crisis en Venezuela

Ante la falta de comida y medicamentos, los animales bajan considerablemente de peso o mueren a causa de enfermedades. También se investigan los robos de mamíferos que, según los trabajadores, son sustraídos por los habitantes para comérselos, debido la escasez de alimentos.  

JANINA MARCANO FERMÍN 

Caroní, un jaguar que vive en el Parque del Este, ubicado en Caracas, fue noticia este año cuando ambientalistas venezolanos denunciaron en redes sociales que el felino estaba tan flaco que los huesos se le marcaban a través de la piel.

"Si nosotros no alzamos la voz, se muere de hambre", dice Marlene Sifontes, líder sindical del Instituto Nacional de Parques (Inparques), organización estatal que supervisa los zoológicos en Venezuela. La situación de Caroní muestra que los animales también están padeciendo por la crisis, dice la trabajadora, refiriéndose a la escasez de alimentos que atraviesa este país. "Los siete kilos de carne que debía comer Caroní día por medio, los compartía desde hacía meses con dos felinos más", cuenta.

Aunque no existen cifras oficiales, Sifontes asegura que entre el año pasado y este han muerto decenas de animales en distintos zoológicos del país. Solo en el parque Las Delicias, al centro norte de Venezuela, el 90% de ellos, dice, falleció por falta de alimentos y cuidados.

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la inflación de Venezuela marca 720,5%. Esto ha hecho que los trabajadores tengan que modificar las dietas de los animales y reducirlas a las verduras más económicas. En algunos casos, ellos mismos se juntan para subirse a los árboles y recoger mangos para los animales.

Esto es parte de lo que cuenta Leonel Ovalle, veterinario del Zoológico de Bararida, del estado Lara. "La situación es un desafío constante", expresa. "Tratamos de mantener el aporte nutricional en lo que podemos. A los chimpancés, que normalmente comen manzanas, les damos uvas porque el precio de una manzana está por las nubes".

Maribel García, coordinadora de la red de Ambientalistas de Caricuao, una zona caraqueña, explica que precisamente los cambios de dieta fueron los que complicaron la salud de Ruperta, elefanta icónica del zoológico de esa zona cuyas imágenes de su delgadez se difundieron este año en la prensa internacional. Actualmente, el mamífero tiene heridas en su cuerpo a causa de las caídas que ha sufrido por debilitamiento, según explica García. "Le dieron solamente zapallo durante tres meses y es lo mismo que come el resto de los animales".

Sin medicamentos

La escasez de remedios se suma a los problemas, comenta Ovalle. "Para revisar a un animal hay que tranquilizarlo y como no siempre están disponibles los anestésicos, las rutinas de revisión que se hacían una o dos veces al año se han cambiado solo por monitoreos de heces", cuenta.

Tampoco hay antibióticos, ni desparasitantes, ni ningún tipo de repelente para alejar insectos. "Hemos hecho campañas de recolección y las autoridades no las aceptan porque eso es decirle al mundo que la situación está mal", agrega la ambientalista García.

El caos ha provocado que decenas de animales se contagien de enfermedades que no son tratadas. Los casos más recientes son los de dos búhos, dos guacamayas y cinco iguanas, quienes murieron a causa de distintos virus en el zoológico de Caricuao.

"No hay herramientas para hacer radiografías ni ningún otro tipo de estudio", dice Sifontes, de Inparques. Si un animal grande se cae, explica, no hay equipos para levantarlo. La trabajadora cuenta que algo parecido fue lo que le sucedió a Lucky, una elefanta que murió en 2012 y como ya en ese entonces no había máquinas para moverla, fue cortada en pedazos.

Animales robados

Recientemente, las autoridades de zonas como Caracas y Maracaibo han abierto investigaciones por robo de animales al interior de los zoológicos. Los casos más recientes corresponden a un tapir (o danta), dos báquiros y un búfalo que fueron sustraídos del Parque Zoológico Metropolitano del Zulia. "Se han robado más de cincuenta animales. Nosotros creemos que es para comérselos porque se llevan solo la carne. De la danta solo dejaron las vísceras en la jaula", dice al teléfono un trabajador de ese recinto, quien pidió no ser identificado debido a las constantes amenazas que, según explica, funcionarios del gobierno ejercen sobre el personal con el fin de evitar que entreguen información. Pese a ser contactados por "El Mercurio" en varias ocasiones, las autoridades de Instituto Nacional de Parques no ofrecieron declaraciones.

 Emigración de especialistas

"En los últimos dos años ha habido una emigración de personal técnico y cuidadores de animales. Muchos abandonan el país en busca de un mejor sueldo. Hay personas que estamos con ánimo, intentando seguir, pero no juzgamos a quienes se han ido", dice Leonel Ovalle, veterinario del Parque Zoológico Bararida de Barquisimeto.

Según explica Marlene Sifontes, trabajadora del Instituto Nacional de Parques, este tipo de empleados percibe el salario mínimo, cuyo monto oficial es 325.544 bolívares mensuales, unos 6.250 pesos chilenos. Por eso, muchos deciden probar suerte en otros países de la región.

"Tú le dices a alguien que venga a trabajar con fauna y obviamente no quiere", expresa el veterinario.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Pese a que la dieta de los felinos incluye decenas de kilos de carne a la semana, actualmente muchos son alimentados solo con frutas y verduras como mangos y zapallos. En la imagen, un león duerme en el zoológico de Caricuao de Caracas.
Pese a que la dieta de los felinos incluye decenas de kilos de carne a la semana, actualmente muchos son alimentados solo con frutas y verduras como mangos y zapallos. En la imagen, un león duerme en el zoológico de Caricuao de Caracas.
Foto:REUTERS

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales