Huechuraba, Pudahuel y Lampa:
Zonas de Santiago podrían sufrir daños en caso de un terremoto como el ocurrido en México

Es la conclusión a la que llegaron ingenieros estructurales de la U. de Chile que visitaron ese país para recoger enseñanzas. Les preocupan los suelos blandos.  

Richard García 

Santiago tiene lugares, especialmente en la zona poniente y norte, en que los suelos presentan menor competencia sísmica respecto del resto de la ciudad, y en caso de un terremoto intraplaca (no generado bajo el océano), como el que afectó a Ciudad de México el 19 de septiembre, las estructuras sobre ellos podrían sufrir efectos similares a las del país azteca, sobre todo las que están en altura.

Así lo reconocieron ayer ingenieros estructurales de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la U. de Chile (FCFM) que hace un mes visitaron Ciudad de México para aprender de su experiencia tras el sismo.

Las comunas santiaguinas en riesgo son Huechuraba, Pudahuel y Lampa. "En la cuenca de Santiago estos son los suelos que tienen las competencias geotécnicas más bajas", advierte César Pastén, académico del Departamento de Ingeniería Civil. Se trata de suelos blandos combinados con depósitos de suelo fino más profundos, tal como ocurre en algunos sectores de Ciudad de México.

Para el terremoto del 27-F, en 2010, que fue del tipo de subducción (oceánico), esas zonas ya sufrieron problemas, como la caída de un viaducto de la autopista Américo Vespucio Norte y daños en algunos edificios de Ciudad Empresarial. "Ahí se combinó la vulnerabilidad estructural con efectos de amplificación de los suelos de esos sectores".

Reconoce que hay que hacer estudios para poder confirmar o descartar esta primera impresión. "Son zonas un poco más susceptibles a un efecto de amplificación del sismo. En otros sectores, como el centro oriente, la demanda sísmica es menor porque los suelos son mejores".

A juicio de los especialistas, que presentaron ayer sus resultados durante un seminario en la FCFM, es necesaria una microzonificación sísmica de la ciudad para establecer normas más precisas para este tipo de suelos. Esto toma particular importancia -dicen-, por el crecimiento de la ciudad hacia esas zonas y la construcción de edificaciones más altas, sobre todo en Huechuraba.

Si bien comparado con México aquí los edificios se construyen más rígidos, hay estructuras más pequeñas, como galpones y otras instalaciones, que podrían no responder muy bien a un sismo intraplaca.

 Evidencia

El terremoto de México demostró que los sismos intraplaca pueden generar importantes movimientos superficiales en los suelos blandos.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Uno de los edificios de Ciudad Empresarial que resultaron con daños estructurales tras el terremoto del 27-F.
Uno de los edificios de Ciudad Empresarial que resultaron con daños estructurales tras el terremoto del 27-F.
Foto:CRISTIAN TORREJON


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales