Avance del separatismo provocó la renuncia del consejero de Empresa:
La indecisión de Puigdemont deja abierta la vía para la intervención de Cataluña

Presionado desde las calles, el president dejó la decisión sobre la independencia en manos del Parlament, que podría declararla hoy.  

Nicolás García de Val 

Mientras el Parlamento español alistaba la intervención de Cataluña, en la región autónoma los líderes separatistas se debatían ayer entre solucionar las tensiones internas y soportar la presión de las calles. El resultado fue una caótica jornada en la que el president Carles Puigdemont pareció ceder ante los sectores más radicales del independentismo y no convocó a elecciones anticipadas en la comunidad, lo único que tenía posibilidades de poner freno a la crisis.

Durante gran parte del día, fuentes del gobierno local aseguraron a los medios que el President convocaría a comicios para salir del problema en el que está desde la celebración del referéndum independentista del 1 de octubre, que fue declarado ilegal por la justicia española. Puigdemont incluso organizó una rueda de prensa, que fue pospuesta dos veces, para hacer el anuncio.

"¡Traidor!", le gritaban los cientos de catalanes que salieron a las calles, luego de que los medios filtraran los planes del Govern. Paralelamente, la Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) amenazaba con salirse del gobierno si se llamaba a elecciones y dos diputados del Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT, en el que milita Puigdemont) anunciabn que dejaban sus escaños en señal de protesta cuando creyeron que el líder regional iba a tomar esa decisión. Desde la Candidatura d'Unitat Popular (CUP) lo acusaron de "desleal" y recordaron que no apoyan "ningún pacto" que aleje la independencia.

Puigdemont dio marcha atrás. "No hay ninguna garantía que justifique hoy la convocatoria de elecciones", dijo en una breve conferencia de prensa en el palacio de gobierno.

Con la ERC y la CUP fortalecidas, los moderados empezaron a marginarse del llamado procés . El consejero de Empresa y Conocimiento, Santi Vila, dimitió luego del anuncio de Puigdemont. "Mis intentos de diálogo nuevamente han fracasado", afirmó en Twitter.

El president había pedido al gobierno central que no aplicara el artículo 155 de la Constitución española, que permite la intervención de una comunidad autónoma que se niegue a cumplir con la ley y que nunca ha sido usado desde la reinstauración de la democracia en España. Pero el Ejecutivo de Mariano Rajoy le recordó que unas elecciones por sí solas no valen y que tiene que haber una "vuelta a la legalidad".

"Convocar elecciones era sin duda la mejor opción para Puigdemont. Al principio todo indicaba que lo iba a hacer, pero parece que prefirió el martirio. La proclamación de independencia, que es un disparate monumental, parece inevitable", dijo a "El Mercurio" Cesáreo Rodríguez-Aguilera, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Barcelona.

Al final, con sus idas y vueltas el president evadió una determinación y le dejó al parlamento regional la tarea de decidir la independencia de la región.

En un acalorado debate, el legislativo local discutió las posibles salidas para la crisis. Y pese a los discursos de los representantes del oficialista Partido Popular (PP, centroderecha), de Ciudadanos (C's, centro) y del Partido Socialista (PSOE), que le pidieron hacer lo posible para evitar que se aplique el 155, la mayoría de los diputados defendieron la idea de declarar la independencia.

"Tenemos dignidad y no fallaremos a la gente que nos ha llevado hasta aquí", dijo Lluís Corominas, jefe de la coalición del gobierno local, Junts Pel Sí (JxSí), en referencia al referéndum del 1 de octubre, ganado ampliamente por los separatistas, según las cifras del Govern, pero con una participación del 43% y celebrado sin garantías de transparencia.

Todo parece indicar que el Parlament declarará la independencia cuando se reanude la sesión hoy. Y aunque los independentistas podrían comenzar el día celebrando en las calles el nacimiento de la "república catalana"-las entidades soberanistas ya convocaron concentraciones-, podrían terminarlo viendo cómo Puigdemont y su Govern son destituidos.

Ayer, una comisión conjunta del Senado español aprobó por 22 votos a favor y cinco en contra las medidas planteadas por el Ejecutivo de Rajoy para aplicar el 155, con una modificación propuesta por el PSOE y aceptada por el PP para que se haga de forma "proporcionada".

El texto añade que las medidas podrían modificarse o eliminarse si cambian "las causas que las motivan".

Hoy el pleno del Senado votará la intervención y las principales fuerzas políticas del país están de acuerdo en que debe hacerse.

"Queremos abrir una nueva etapa en la que la ley se respete. Tenemos que rescatar a Cataluña", afirmó ayer la Vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ante los senadores que hoy votarán las medidas.

El pleno del Senado votará hoy la aplicación del artículo 155 que permite al gobierno central intervenir Cataluña.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p><br/></p>



Foto:EFE

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales