Medida surgió luego del crimen cometido por un limpiador de vidrios que impactó en la ciudad:
Antofagasta se divide por ordenanza que sanciona las actividades informales

Las principales críticas apuntan a incluir como posibles infractores a personas en situación de calle, así como por la eventual estigmatización de los afectados.  

Claudio Cerda Santander 

Una fuerte polémica se ha instalado en la última semana en Antofagasta debido a la ordenanza que aprobó hace unos días el Concejo Municipal, que entrará en vigencia el 1 de noviembre, y que considera multas desde 1 a 5 UTM (de $46 mil a $230 mil) para erradicar actividades informales, como comercio ambulante, lavado de vehículos, malabarismo, pernoctación ilegal y de limpiavidrios.

Esta última ocupación informal resultó clave para adoptar la medida, luego del crimen cometido en agosto pasado por un limpiador de vidrios, quien mató con un golpe de madera en la cabeza a un conductor que se negó a que le limpiara el parabrisas del vehículo.

Como resultado de este crimen, cometido a plena luz del día y frente al mall de la ciudad, la alcaldesa Karen Rojo ya había optado por intensificar las fiscalizaciones de comercio ambulante y erradicación de los lugares de pernoctación en la vía pública. La ordenanza municipal, sin embargo, endureció las sanciones contra una serie de actividades informales ejercidas principalmente en el centro de la ciudad, considerado entre los principales barrios críticos del país por el Ministerio Público el año pasado.

Entre los reproches a la iniciativa se cuenta el haber incluido a personas en situación de calle como eventuales infractores. Otros cuestionan la falta de alternativas para el comercio ambulante, en una región donde la tasa de cesantía es la más alta del país, con un 9,3%.

Rojo afirmó que la medida busca actuar en sectores "sin ley" para aportar un mayor control. "Lo que hicimos fue hacer una ordenanza de los espacios públicos, a raíz de una serie de denuncias y preocupaciones. Uno escucha o lee los medios de comunicación, y da la sensación de que en Antofagasta cada uno hace lo que quiere", afirmó la alcaldesa.

Explicó que a las personas en situación de calle que trabajan en el cuidado de autos se les otorgará una credencial para cumplir este oficio y se buscará actuar con criterio ante eventuales multas a estas personas.

Para hacer cumplir la medida, el municipio aumentará la actual dotación de 20 fiscalizadores. "En el primer trimestre de 2018 vamos a contratar a cinco ex uniformados. Este año vamos a sumar otros dos (...) Nuestra intención es tener unas 100 personas dedicadas solo a esto", adelantó.

La medida está inspirada en el plan de seguridad implementado por la Municipalidad de Las Condes, donde desde marzo pasado rige una ordenanza que impide la labor de limpiavidrios, los que prácticamente han desaparecido de la comuna, según reconoce el alcalde Joaquín Lavín.

Otros no piensan igual. "La gente está más temerosa. Además, nos persiguen y corretean de todos lados. Muchos tenemos problemas de drogadicción o alcoholismo, pero no hacemos daño. Lo que nos diferencia del resto es no tener plata", afirmó el indigente Sebastián Pizarro (30) mientras transita por el sector céntrico de la capital minera.

Incluso entre los propios concejales que aprobaron la iniciativa han surgido voces que hoy discrepan de haber considerado multas a personas que no tienen hogar. "Yo aprobé la ordenanza, pero no estoy de acuerdo con el tema de las personas en situación de calle (...) encuentro absurdo el que se les sancione", sostuvo el concejal independiente Jonathan Velásquez.

Por su parte, Víctor Rodríguez (56), presidente de la comunidad de un edificio céntrico, reconoce que la medida puede brindarle mayor seguridad a un sector saturado de actividades informales: "estoy de acuerdo en lo que respecta a la regulación del comercio callejero, porque atrae delincuencia".

REFUERZO El municipio busca también implementar un Centro Operativo de Seguridad Ciudadana, que tendrá tecnología de punta.

39,8%

de las 651 personas en situación de calle de la región viven en Antofagasta.

32

cámaras de vigilancia posee la ciudad. El municipio planea aumentarlas.

102

órdenes de detención tenía el limpiavidrios homicida.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
ALTERNATIVA LABORAL Las ocupaciones informales en Antofagasta han aumentado ante la alta tasa de cesantía de la región. Resulta común ver en la ciudad a artistas callejeros, limpiadores de vidrios, vendedores ambulantes y personas en situación de calle pidiendo dinero.
ALTERNATIVA LABORAL Las ocupaciones informales en Antofagasta han aumentado ante la alta tasa de cesantía de la región. Resulta común ver en la ciudad a artistas callejeros, limpiadores de vidrios, vendedores ambulantes y personas en situación de calle pidiendo dinero.
Foto:Glenn Arcos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales