ELMERCURIO.COM Volver

Proyecto de ley sobre zonas costeras extiende la opción a todo el territorio nacional:
Municipios de todo el país podrán prohibir bolsas plásticas en el comercio

Viernes 27 de octubre de 2017

Distribución El alcalde Joaquín Lavín llegó ayer a la calle Tezcuco, en el sector de Fleming, para entregar los primeros sacos de residuos reciclables a los vecinos.Foto:Cristián Carvallo

Iniciativa fija multas de hasta $233 mil por cada bolsa entregada. Alcaldes valoran su contenido, pero aconsejan gradualidad.
 


Pamela Gutiérrez 

El jueves, la Presidenta Bachelet firmó el proyecto de ley que prohíbe al comercio de las 102 comunas costeras del país entregar bolsas no biodegradables a sus clientes. Las 244 restantes, en tanto, "podrán regular, restringir o prohibir a establecimientos de comercio la entrega, a cualquier título, de bolsas plásticas no biodegradables", añade el texto.

La fiscalización de esta norma fue encargada a los propios municipios, que podrán aplicar multas de hasta cinco Unidades Tributarias Mensuales ($233.930) por cada bolsa no biodegradable entregada. Los criterios para sancionar al infractor son el número de bolsas entregadas; su conducta anterior y su capacidad económica.

El ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena, confirma el proyecto: "les da atribuciones a los municipios para prohibir las bolsas plásticas", con lo cual se zanja la objeción planteada por la Contraloría en 2015, cuando surgieron las primeras ordenanzas municipales de ese tipo. Según la entidad fiscalizadora, sin una ley que la respalde, una ordenanza municipal no puede prohibir "el derecho a desarrollar una actividad económica".

Mena enfatizó que "nuestra intención es tener (esta ley) como un complemento de la Ley de Reciclaje".

Un cambio cultural

Para la alcaldesa de María Pinto y presidenta de la Comisión de Residuos y Medio Ambiente de la Asociación Chilena de Municipalidades, Jessica Mualim, el proyecto "es una buena noticia".

Sin embargo, plantea que solo las comunas costeras tendrán la obligación de implementar esta ley, mientras que para los municipios del interior será voluntario. "Creo que un ciudadano debe moverse de norte a sur y de cordillera a costa con la misma cultura y no comportarse de una forma en la playa y de otra en la cordillera", añade Mualim.

Otro punto difícil, anticipa, será la fiscalización, pues no todos los municipios cuentan con recursos para contratar funcionarios con este fin.

El alcalde de Padre Hurtado y presidente de la Asociación de Municipalidades de Chile, José Miguel Arellano, va más allá y apunta al cambio cultural que habrá que impulsar en el país, si se considera que la gente perdió la antigua costumbre de ir al comercio con bolsas reutilizables. "Muchos municipios vamos a tomar esta iniciativa de forma paulatina. Lo primero es educar a la personas y luego coordinar con los establecimientos comerciales. No puede ser de golpe y porrazo", advierte.

"Nos parece que es menos beneficiosa (una prohibición) que una buena regulación", responde Nicolás Bär, director ejecutivo de la Asociación Gremial de Industriales del Plástico (Asipla). El gremio agrupa, entre otras, a empresas que fabrican bolsas para supermercados, "que tienen un segundo uso, que es el más eficiente, que es contener la basura domiciliaria".

Respecto del problema sanitario que ese factor podría generar en los hogares, el ministro Mena aseguró que "el Ministerio de Salud no ha manifestado reparo alguno a esta normativa, que ya está vigente en 60 municipios en Chile. Una forma de abordar este tema es utilizar bolsas biodegradables".

 Las Condes entregará sacos para reciclaje en 60 mil casas

Apoyados por dirigentes vecinales, funcionarios de la Municipalidad de Las Condes comenzaron a distribuir sacos de reciclaje a 60 mil casas de la comuna, para que las personas depositen papeles, cartones, latas y botellas plásticas de agua o de gaseosas y de vidrio. Quedan excluidos ampolletas, cristales, aerosoles y envases tetrapack.

Las bolsas serán recogidas por camiones municipales en días diferentes a los de los residuos domiciliarios. Los desechos serán separados en el punto limpio de Cerro Colorado y vendidos a empresas de reciclaje, mientras el vidrio será entregado a Coaniquem. El plan -que tiene un costo municipal de $400 millones- apuesta a reciclar 4.500 toneladas en lo que resta del año y el doble en todo 2018.

En promedio, los 246 mil habitantes de la comuna producen 116 mil toneladas de residuos al año. El nuevo reciclaje ahorrará unos $80 millones que hoy se gastan para llevar la basura a Tiltil. En 23 días más, el 17 de noviembre, las grandes cadenas de supermercados ubicadas en Las Condes comenzarán a entregar un máximo de tres bolsas por cliente, según acordaron con el municipio.